La paz en Colombia sólo se logrará...

Si las FARC no caen en la trampa del Gobierno Terrorista Internacional Republicano de los Estados Unidos.
Poniéndome en el lugar de las FARC; duele cuando un familiar, amigo, compañero,… que ha dejado todo e invertido casi toda su vida por luchar por la causa de su País; es asesinado cuando supuestamente había un clima de buena fe en las negociaciones. Ciertamente, eso desanima y uno se preguntaría si fuera miembro de dicha resistencia: “¿Hasta cuándo nosotros mostramos buena voluntad y la contraparte nos responde atacándonos continuamente?”

Precisamente eso es lo que quiere el gobierno terrorista de la casa blanca y el pentágono, sabotear el proceso de paz. Ellos presionan al gobierno de Colombia de que ataquen a las FARC sin importar soberanía alguna de cualquier País hermano con el chantaje de quitarles las ayudas económicas. Estados Unidos necesita que el gobierno de Colombia ataque a las FARC para que estas busquen refugio en las fronteras de los países vecinos como única garantía de protección. Como el imperio terrorista impuso unilateralmente como si fuera Dios, el título de terrorista a las FARC, según la ley de ellos, los países aliados (entre ellos el gobierno de Colombia) deben atacar a los que ellos llaman terroristas, dentro y fuera de las fronteras. Todo el mundo sabe que eso es una política expansionista del imperio terrorista. Eso tiene dos finalidades: Una, trancar el proceso de paz de Colombia; la otra, crear tensión diplomática entre los países latinoamericanos para dividirlos.

Ellos saben que si se logra el proceso de paz en Colombia, los países latinoamericanos se van a unir porque están destinados a eso más temprano que tarde, y eso afectaría aún más, la economía de los Estados Unidos; porque simplemente al haber un mercado unido, los países latinoamericanos se complementarían y se apoyarían y no sería indispensable el mal llamado tratado de libre comercio con los Estados Unidos, que manipulan a los países divididos de venderles materia prima regalada a cambio de productos terminados carísimos vendidos exclusivamente por ellos y no por ningún otro país.

Invito a las FARC a sobreponerse a la pérdida del combatiente Raúl Reyes acompañada de guerra psicológica y a continuar liberando rehenes para que obtengan las garantías del acuerdo de Ginebra. Ver el ejemplo que dio Raúl Reyes en sus últimos momentos, de querer acabar el conflicto como ya casi lo estaba logrando.
El Presidente Hugo Chávez cumplió su palabra y con las muestras de liberación de rehenes hechas por las FARC; Venezuela se atrevió con base, invitar al mundo a reconocer a las FARC como fuerzas beligerantes para que entren en los acuerdos de Ginebra y obtengan garantías internacionales para que así si entre nuestro hermano y querido País Colombia, a un verdadero proceso de paz en condiciones iguales tanto el gobierno de Colombia como las FARC, pero las FARC tienen que seguir con la misma estrategia. Esto, desde mi punto de vista, es el problema en esencia de la guerra en interna de Colombia; y es el último obstáculo a superar para que América Latina, se una y prospere como el continente más fuerte del mundo en todos los aspectos.

Espero contribuir, con este sencillo y humilde razonamiento, lograr la paz en Colombia y la unión de todos nuestros Países Latinoamericanos como lo quizo nuestro Libertador, Simón Bolívar.
pradamiranda2004@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1361 veces.



Alberto Prada Miranda


Visite el perfil de Alberto Prada Miranda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: