Álvaro Uribe Vélez y Luis Carlos Restrepo: "Discreción, coordinación y respeto"

Debemos reconocer la inteligencia con la cual se “mueve” el Gobierno de la hermana República de Colombia. Los asesores del Señor Presidente, Dr. Álvaro Uribe Vélez, nacionales colombianos y los extranjeros, son de “alta calidad”. El Presidente Uribe Vélez le solicitó al Gobierno Bolivariano y al Presidente Hugo Rafael Chávez Frías, la presencia de un representante del Gobierno de la Republica de Cuba, que decidió su participación en la persona de su Embajador ante el Gobierno Bolivariano. Gracias a Dios que había presencia de personal norteamericano vestido de uniforme del Ejército de los Estados Unidos de América en algún punto de territorio colombiano cuando los helicópteros aterrizaron, según la entrevista televisada a la Sra. Senadora Piedad Córdoba. Además precisó, la senadora Córdoba en la entrevista, que había escuchado a un funcionario norteamericano comunicarse, vía celular, hablando en el idioma inglés. Es evidente que el idioma oficial de Colombia es español. Es decir, que en la “misión oficial” organizada por el Gobierno Bolivariano de la República de Venezuela bajo bandera de la Cruz Roja Internacional y con la autorización oficial (nos suponemos escrita en nota diplomática) del Gobierno del Dr. Uribe Vélez para realizar el retiro de territorio colombiano de dos damas políticas retenidas por el ejército regular de las FARC, actuaron los siguientes factores gubernamentales, ejércitos y una organización internacional: Gobierno Bolivariano de la República de Venezuela; Gobierno de la República de Colombia, Gobierno de la República de Cuba; Cruz Roja Internacional; las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia –FARC-; y personal del Ejército de los Estados Unidos de América estacionado en territorio colombiano, suponemos con autorización oficial y bajo acuerdos suscritos por ambos Gobiernos, Mariño y White House. Podríamos agregar que el Congreso Colombiano participó en la figura de la senadora Piedad Córdoba ya que su presencia fue en calidad de senadora y defensora de los Derechos Humanos. (Si estamos equivocados, nos disculpan).

En el discurso del Señor Presidente Uribe Vélez se debe rescatar una frase: “…una negociación sencilla, ágil y de buena fe en la cual serían rodeadas de garantías democráticas…”. Mientras que Luís Carlos Restrepo habló de “…discreción, coordinación y respeto…” para continuar con el proceso sobre los retenidos por el ejercito de las FARC. En contrapunto, el Señor Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Rafael Chávez Frías, en su discurso anual ante la Asamblea Nacional, solicitó a la Comunidad Europea y a aquellos países de América Latina que califiquen a las FARC y el ELN como “grupos terroristas” que los retiren de las listas que califican a ambos grupos colombianos armados como “terroristas”. Además, solicitó se les diera el “status de beligerancia”.

Frente a esta solicitud, el Gobierno colombiano emitió un comunicado oficial que reza en algún párrafo: “Los grupos violentos de Colombia son terroristas. Las guerrillas cambiaron sus viejas ideas de revolución marxista por el mercenarismo financiado por las drogas ilícitas y además engendraron el terrorismo paramilitar…”

Es decir, el “juego está trancao!!!”. Analizando, únicamente, las declaraciones oficiales del Gobierno colombiano, dentro del marco estricto del análisis político, sin insinuar querer inmiscuirnos en los “asuntos internos” de Colombia, nos vemos obligados a tratar de alcanzar algún grado de objetividad. Nuestra voluntad es la “Paz en Colombia”.

El escenario in situ es la realidad de una anomalía social que se expresa en las armas desde hace 60 años. Es decir, que hay enfrentamientos armados entre los fuerzas regulares del Estado colombiano plus el apoyo declarado y aprobado tanto por el Gobierno como por el Congreso de los Estados Unidos de América, llámelo usted como mejor le parezca o sea de su gusto; enfrentadas a las fuerzas armadas provenientes de la sociedad colombiana en su sector rural plus urbano, bien armado, por la que se ha visto en televisión, bien uniformado, bien disciplinado como se vio en la trasmisión de Telesur, bien educados y con muestras de solidaridad entre las retenidas con las uniformadas femeninas que actuaban en el grupo armado de las FARC responsables de la vida de ambas dignas damas.

Frente a esta realidad conocida mundialmente, el Señor Presidente Uribe Vélez propone negociación “…sencilla, ágil y de buena fe…”. Quienes hemos participado en negociaciones tanto con el Gobierno chino como con El Vaticano, la propuesta de don Álvaro, vista la realidad real y objetiva que se vive en la sociedad colombiana, pareciera que no abre vías de negociación ni respeta tanto a las FARC como a la sociedad colombiana. Una sencilla realidad, el ejército oficial colombiano ha tenido que buscar, solicitar y aceptar las condiciones que le hayan impuesto el Departamento de Defensa y Departamento de Estado de los Estados Unidos de América junto al surgimiento de los “paracos” para derrotar al ejército de las FARC. Por ejemplo, horas antes de la “liberación” de las “retenidas”, el Señor Embajador green-go le entregaba equipo a la Armada colombiana; al mismo tiempo, daba declaraciones sobre “asuntos internos” del Estado de Colombia y nadie protestó.

El señor don Luís Carlos Restrepo tiende una “rama de olivo” para que las FARC continúen liberando “retenidos”, unilateralmente, pero condicionando la entrega con: “…discreción, coordinación y respeto…”. Nos imaginamos que esa frase está dirigida al Señor Presidente Chávez. Pero no ofrece nada a cambio. Ustedes nos disculpan pero con razón García Márquez habló de “Macondo”; es decir, “realismo mágico”. Nos estamos recordando a aquellos intelectuales chinos que trataban de entender el “realismo mágico”; es posible que ahora lo entiendan mucho menos!!!

El Presidente Chávez hizo una propuesta para comenzar a “regularizar” la situación; es decir, “objetivar” la realidad bélica en la cual está incursa la nación hermana. El Gobierno colombiano ya emitió su respuesta. Definitivamente hay que objetivar nuestra posición.

Primero, no habrá negociación mientras el inquilino de la “Casablanca” sea el señor republicano “named” Bush. En segundo lugar, Uribe debe estar esperando las elecciones en España y rogando que gane Rajoy, pupilo de Aznar, el proponente en Europa del calificativo a las FARC de “terroristas” cuando ejercía la presidencia de la Comunidad. En tercer lugar, está tratando de “introducir una cuñita” en las relaciones de Venezuela con Cuba cuando hace aquel comentario sobre el comportamiento de Cuba “discreto”. En cuarto punto, a pesar del probable triunfo demócrata en los Estados Unidos de América, espera que el Poder imponga su realidad y se suavice la actitud del Congreso y se mantenga la ayuda.

Puntos negativos para Uribe Vélez. Primero las manifestaciones de “alegría” de cualquier número de Gobierno de América, incluido el de los Estados Unidos de América, por las “actitudes” tanto de las FARC como de Chávez y la senadora Piedad Córdoba. Segundo, el Presidente francés necesita mantener una cierta distancia “gaullista” con la “Casa Blanca”. Las felicitaciones del Secretario General de las Naciones Unidas es una demostración que se seguía el tema en el mundo entero tanto político como diplomático. La estatura de estadista del Presidente Chávez se ha consolidado no solo por la demostración de paciencia y negociador sino también por su actitud profundamente humanista frente a la alegría de las familias de las retenidas. Esa es la actitud de cualquier revolucionario humanista y socialista. Es un ejemplo que no han podido destruir.

Seguir consolidando las gestiones ante la comunidad internacional será lo que permita que, paulatinamente, se vaya reconociendo la realidad. La experiencia de Amilcar Figueroa comentada en el programa En Confianza a Ernesto Villegas es digna de tomar en cuenta.

delpozo14@gmail.com


La comunidad internacional se unió ayer para aplaudir la liberación de Clara Rojas y Consuelo González de Perdomo, que pasaron seis años secuestradas por las FARC, y exhortó a esa guerrilla colombiana a que entregue pronto al resto de sus cautivos. El Gobierno español manifestó su satisfacción y felicitó en un comunicado a todos los que han intervenido en esta liberación y, en especial, al presidente venezolano, Hugo Chávez. Asimismo, expresó su solidaridad con los padecimientos sufridos a lo largo del cautiverio por las dos secuestradas y sus familias.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, dijo que «Francia se alegra profundamente» de la noticia y prometió redoblar esfuerzos para lograr que la guerrilla entregue a la colombo-francesa Ingrid Betancourt. El rescate demuestra que «las cosas se mueven, que la movilización ha producido sus primeros resultados», declaró a la prensa Sarkozy, que dio las gracias a los presidentes de Venezuela y Colombia y a «todos los que se preocupan por la situación dramática» de los rehenes.

El Gobierno de Estados Unidos también elogió los buenos oficios del presidente venezolano, Hugo Chávez, para lograr puesta en libertad de las dos rehenes. «Damos la bienvenida a la liberación de las secuestradas y continuamos haciendo el llamamiento para que las FARC liberen a todos los presos en su poder, incluyendo a los tres estadounidenses», dijo un portavoz del Departamento de Estado de EE UU.

Suiza, que al igual que Argentina y España formó parte de una comisión internacional de garantes que a finales de 2007 esperó en vano la entrega de las cautivas, expresó «alegría y alivio», al tiempo que manifestó su disposición de seguir colaborando en la búsqueda de una solución humanitaria al problema de los rehenes.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2963 veces.



Miguel Angel del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Ángel Del Pozo

Miguel Ángel Del Pozo

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a49147.htmlCd0NV CAC = Y co = US