El Sionismo, etapa postneoliberal del imperialismo

Las tres religiones monoteístas: judaísmo, islamismo y cristianismo, que tienen el mayor número de fieles, mucho le deben al imaginario ricamente fantasioso de los MITOS religiosos persas y egipcios, y en algunos casos, al budismo e hinduismo. Tomaron, copiar, adaptaron, deformaron, adulteraron, modificaron u ocultaron la nutrida mitología persa y egipcia, construyendo con estos mitos sus biblias. Todos los personajes y sucesos allí estampados, son de dudosa existencia real; son acomodados plagios, y suelen encontrarse en los cientos de MITOS dioses y religiones de las sociedades antes señaladas. Estos plagios falseamientos y deformaciones los hacen aparecer como de inspiración divina.

En 1867, Theodor Hertz un acaudalado comerciante austrohúngaro judío, escribió y publico un libro sobre "La Nación Judía". Para entonces, muchos judíos sostenían la tesis, que la diáspora judía mundial debería acoplarse a las características de cada país, en particular donde se nacía o vivía. El empresario Hertz, con otros empresarios "judíos" y el apoyo oficial inglés, "inventaron" una "NACIÓN" judía, exacerbando un "nacionalismo". Usaron la fe religiosa judía como elemento unificador. Con falacias, adujeron que los judíos eran el pueblo elegido de Yahvé y el territorio prometido el de Canaán, hoy palestina; expansionismo territorial encubierto con fe religiosa. Inventaron la mentira, que se trataba, de "un pueblo sin tierra, para una tierra sin pueblo". Los palestinos estaban allí, desde hace milenios: son sus tierras históricas.

Suficiente es darle una mirada al Antiguo Testamento judío, para ver como su dios Jehová, los insta a la guerra, al asesinato y a la crueldad contra sus enemigos. Mejor es: "si no hay sobrevivientes". Muy generoso y humano este dios Jehová. "Jesucristo" no se quedó atrás y dice haber "traído la espada para la guerra". Vino "A enfrentar al hijo contra su padre y a la hija contra su madre". Las cruzadas son muestra de su ferocidad de inspiración divina. La complicidad y participación de la iglesia católica española en el genocidio de nuestro continente, y las crueldades de la inquisición, muestran su verdadero talante. El islamismo anda en lo mismo. Han asesinado en nombre de sus dioses.

El sionismo es un poder económico y militar poderosísimo. Destruir a Palestina y apropiarse de estas tierras, lo presentan como mandato divino. Es la etiología del perverso SIONISMO: LOS HIJOS DE SION. Hoy están preparando su Armagedón… En 1948, logran con la anuencia de las potencias mundiales y desde la ONU, la legitimación de su apropiamiento de la tierra palestina.

El empresario Hertz, apelando a las interesadas y retorcidas interpretaciones bíblicas del Antiguo Testamento, construyó un "Destino Manifiesto" de su dios Yahvé: El judío era un pueblo escogido por su dios, con tierras prometidas por él, las de palestina. Se trató claramente de una política expansionista, guerrerista, terrófago capitalista, en un área sensible y estratégica: palestina.

Las religiones "tienen sustento material", no son abstracciones espirituales. Todo dios requiere de una religión, y esta, de una organización burocrática; un anclaje real y concreto con los poderes de su tiempo. Las religiones buscan convertirse en un poder y casi siempre lo logran. Son poderosas formas de control social.

Se puede ser sionista sin ser judío. El sionismo no es una religión, no es semita; es la nueva etapa expansionista del colonialismo capitalista. Las dos franjas azules de su bandera lo señalan: apropiarse de los territorios entre los rio Nilo y Éufrates. Israel no tiene Constitución, tendría que darle derechos a los palestinos y definir sus límites territoriales.

Que Estados Unidos, Inglaterra, Francia, Alemania y Canadá apoyen a Israel automáticamente, muestra las articulaciones del capital concentrado (imperialista) en manos de sionistas; es decir, de milmillonarios con ambiciones sin límites. Un solo gobierno mundial controlado por ellos con distintas herramientas.

El sionismo ha creado y tiene bajo su absoluto control, factores fundamentales para su dominación planetaria: a) la industria militar. b)eficientes cuerpos nacionales e internacionales de inteligencia, seguridad e información vital. c) el control de las instituciones mundiales más importante y poderosas como la ONU, la OMS, OMC, Banco Mundial, FMI, OTAN, Banco central europeo, y otras de este tenor, como el Congreso de los Estados Unidos. d) la mayoría de los medios de comunicación (más poderosos) son de su propiedad, y, e) la creación mantenimiento y control (oculto o disimulado) de la mayoría de los grupos religiosos evangélicos. Un gobierno mundial se ha propuesto el sionismo y en este propósito harán lo que consideren necesario. Su dios Yahvé continúa desatado y en guerra.

El sionismo no es una religión, es la etapa "superior" del actual capitalismo. La larga historia del judaísmo, data de ser comerciantes, y ahora, casi todo lo producen o controlan su mercado. En fin, están construyendo un gobierno mundial único, usando múltiples máscaras. Nuestras peleas contra el capitalismo, serán también contra el sionismo. El actual presidente de los EU lo admite: "no hay que ser judío para ser sionista".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 658 veces.



Jesús M. Vivas P.

Profesor Universitario con 45 años de servicio docente. PhD en Historia, egresado de la Universidad Complutense de Madrid. Más de 700 Artículos publicados a nivel nacional e internacional, mas de 60 años en la lucha revolucionaria, soy Jesus "Chucho" Vivas

 jesusm_vivas@hotmail.com

Visite el perfil de Jesús M. Vivas P. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: