Lázaro Cárdenas nunca dejó al PRI, hijos y nietos siguen la tradición, construyendo un nuevo PRI

1. Todos los presidentes de la llamada revolución mexicana 1010-17, que van de Madero –el hijo de poderoso hacendado- hasta el régimen actual con López Obrador, han sido funestos porque sólo tuvieron en su mente y acción acumular dinero y poder. Parece que no es un problema de maldad de los individuos ambiciosos por dominar, sino de una sociedad capitalista que domina en el mundo que obliga a robar y a sentirse dictador. Obvio: si existe una población ignorante, que no vigila, no lucha, no exige, que aplaude a los ladrones e incluso vota sabiendo, pareciera que a los políticos se les obliga a ser de lo más corruptos posibles.

2. El menos funesto de todos fue, al parecer, Lázaro Cárdenas (1934-40) que con sus acciones pudo tapar lo negativo que poco se conoció. Lo más importante fue a) la llamada expropiación petrolera de 1938, b) la llamada reforma agraria y los ejidos, c) el asilo a 40 mil españoles, d) el asilo al perseguido Trotsky, e) la llamada educación socialista y la fundación del Poli, f) la nacionalización de los FFCC, e) la expulsión de Calles del país en 1936. Fuera de la Presidencia Cárdenas siguió sirviendo a los gobiernos del PRI de que nunca se separó. A raíz del triunfo de la Revolución cubana en 1959, la apoyó y creó en México el MLN.

3. Cárdenas fue hijo del PRI y murió en 1970 perteneciendo a ese mismo partido de Centro (ni de izquierda ni de derecha) que le dio todo: nombramiento de General en 1925, ya con Calles como "jefe máximo", gobernador de Michoacán en 1928, presidente del PNR en 1930, Srio. de Gobernación en 1931, Srio. de Guerra y Marina 1933 y presidente de la República en 1934. Los signos "socialistas" de Cárdenas no fueron tales. La llamada "educación socialista" fue sólo de discurso en una sociedad absolutamente capitalista; el asilo a los exiliados españoles fue sólo solidaridad humana y el asilo a Trotsky –por gestiones de Diego Rivera- fue igual.

4. El hijo de Lázaro, Cuauhtémoc, quiso seguir el ejemplo de su padre, pero no siguió la carrera militar y sólo logró ser senador y gobernador de Michoacán. Buscó la candidatura presidencial para 1988, pero el presidente de la Madrid (1982-88) prefirió a Carlos Salinas. Fue el momento que aprovechó para salirse del PRI y crear otro partido, el que sería el PRD, que recibiría a López Obrador. Cuauhtémoc fue luego tres veces candidato presidencial del PRD (años 1988, 1994 y 2000) y fue barrido por el PRI y en 2000 por el PAN) Así parece desaparecer el cardenismo en la política nacional. ¿Cuántos años seguirá dominando el nuevo partido creado por AMLO?.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 823 veces.



Pedro Echeverría


Visite el perfil de Pedro Echeverría para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: