¿Es Irak el verdadero objetivo de Estados Unidos en Oriente Medio?

El ex-presidente de Egipto, Hosni Mubarak, (derrocado por su negativa a la instalación de bases norteamericanas en suelo egipcio), reveló en una entrevista al diario egipcio El-Fagr la existencia del presunto plan para dividir a toda la región de Medio Oriente, consistente en la instauración del citado "caos constructivo" mediante la sucesiva destrucción de los regímenes autocráticos de Irak, Libia, Sudán, Siria e Irán y reservando para Jordania el rol de "nueva patria del pueblo palestino", para lo cual, EEUU se serviría de los grupos takfiríes (especie de hidra cuya cabeza primigenia sería Al Qaeda), para mediante sus acciones terroristas destruir la imagen pacífica del Islam e impedir el enaltecimiento político del mundo musulmán.

Irak, Estado fallido

Dicha proceso de balcanización de la zona tendría su plasmación en países como Irak , devenido en Estado fallido y desangrado por la reavivación de la guerra civil chií-suní y la aparición del EI. Así, al cabo de dos décadas de la caída de Hussein, el actual Irak sería un estado fallido y carcomido por la metástasis de la corrupción y la inseguridad , lo que evidencia el fracaso de los más de 61.000 millones de dólares dedicados desde 2003 por EEUU para erigir un nuevo Estado iraquí basado en la revitalización y modernización del sector petrolero, la formación de un Gobierno central de Coalición y unas Fuerzas Armadas modernas y multiconfesionales.

Salida de EEUU del tablero energético iraqui?

Según un artículo publicado por el New York Times, una buena parte de la producción petrolera de Irak tendría como destino China, dado que las compañías occidentales (Exxon Mobil, Shell, BP y otras serían reacias a invertir en dicho país, pues las regalías, impuestos y otros cargos cobrados en Irak suelen engullir el 90% o más de las ganancias de una empresa petrolera, mientras que las inversiones en EEUU consiguen una ganancia del 50% aunado con el hecho de que EEUU importa tan sólo el 3% de sus necesidades petrolíferas de Iraq.

Así, el Gobierno de Al Maliki firmó en 2008 un acuerdo con China cifrado en 3.000 millones de dólares, mediante el cual la firma estatal China National Petroleum Corp. (CNPC) obtuvo los derechos de explotación durante 23 años del campo petrólifero de Al Ahdab (el mayor yacimiento abierto en Irak durante las dos últimas décadas con una producción estimada de 25.000 barriles diarios) recibiendo de parte china la condonación del 80 por ciento de la deuda heredada de la época de Sadam Hussein, estimada en unos 8.500 millones de dólares.

En la actualidad, la apuesta de las petroleras occidentales por una transición hacia la energías renovables, estaría siendo aprovechada por petroleras estatales de China y Rusia como Lukoil y PetroChina para adquirir una mayor porción de activos relacionados con el petróleo en Irak.Así, según informa Reuters, tras la toma del control por la petrolera rusa Lukoil de uno de los mayores descubrimientos de crudo de Irak, el gigante energético estadounidense ExxonMobil ha abandonado formalmente el yacimiento petrolífero West Qurna 1 en el sur de Irak, entregando sus operaciones a PetroChina, que se queda con la participación mayoritaria de uno de los yacimientos de petróleo más grandes del mundo,con lo que Exxon y por extensión EEUU, dejan de tener presencia en el sector energético de Irak.

Peligran las bases militares de EEUU en Irak?

Irán adquirió una dimensión de potencia regional gracias a la política errática de Estados Unidos en Iraq, (fruto de la miopía política de la Administración Busch obsesionada con el Eje del Mal ) al eliminar a sus rivales ideológicos, los radicales talibanes suníes y a Sadam Husein con el subsiguiente vacío de poder en la zona.

EEUU con la excusa de ayudar a las fuerzas locales en la lucha contra el Estado Islámico, decidió mantener un contingente de alrededor de 2.000 soldados estadounidenses en territorio iraquí repartidas en varias bases militares que estarían sufriendo numerosos ataques de las milicias chiitas pro iraníes tras el inicio de la guerra entre Israel y Hamas.

Así, la milicia iraquí Resistencia Islámica de Irak, apoyada por Irán, ha atacado las bases militares estadounidenses de Al Malikiya y Al Omar, ubicadas en el noreste de Siria, la base de Villa Verde, situada en la provincia de Deir Ezzor, así como la base aérea de Ain al-Asad, al oeste de Irak y la base ubicada en las inmediaciones del aeropuerto de Bagdad.Por su parte, el Gobierno iraquí por medio del primer ministro iraquí, Mohammed Shia al Sudani, insiste en que "el contingente militar de la coalición internacional creada para luchar contra la organización terrorista Daesh debe abandonar su territorio, pues el país es capaz de defenderse contra el terrorismo por su propia cuenta", de lo que se deduce que las actuales bases estadounidenses serían islotes en un océano de milicias chiíes pro iraníes y ya no contarían con el respaldo del Gobierno iraquí por lo que el Pentagono tendría preparado un plan para una nueva invasión de Irak y posterior implementación del Plan Biden.

Irak y el Plan Biden-Gelb

El Plan Biden-Gelb, aprobado por el Senado de EEUU en el 2007 y rechazado por Condolezza Rice, Secretaria de Estado con George W. Bush, preveía la instauración en Irak de un sistema federal con el fin de evitar el colapso en el país tras la retirada de las tropas estadounidenses y proponía separar Irak en entidades kurdas, chiíes y sunitas, bajo un gobierno federal en Bagdad encargado del cuidado de las fronteras y de la administración de los ingresos por el petróleo.

Así, asistiríamos a la aparición del Kurdistán Libre presidido por Masoud Barzani con capital en Kirkust y que incluiría zonas anexionadas aprovechando el vacío de poder dejado por el Ejército iraquí como Sinkar o Rabia en la provincia de Ninive, Kirkuk y Diyala así como todas las ciudades de etnia kurda de Siria (excepto Hasaka y Qamishli) ocupadas por la insurgencia kurda del BDP. El nuevo Kurdistán contará con las bendiciones de EEUU y dispondría de autonomía financiera al poseer el 20% de las explotaciones del total del crudo iraquí con la "conditio sine qua non" de abastecer a Turquía, Israel y Europa Oriental del petróleo kurdo a través del oleoducto de Kirkust que desemboca en el puerto turco de Ceyhan.

De otra parte, el Sunistán que abarcaría las ciudades suníes de Ramadi, Faluya, Mosul, Tal Afar y Baquba ( triángulo suní), con fuertes conexiones con Arabia Saudí y Emiratos Árabes y como tercera pata del trípode, tendríamos al Irak chíi con capital en Bagdad que ejercería de contrapeso al wahabismo saudí y que gravitaría en la órbita de influencia de Irán.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1328 veces.



Germán Gorráiz López

Analista de temas económicos y geopolíticos

 germangorraiz@gmail.com

Visite el perfil de Germán Gorráiz López para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: