La movida de Biden de enviar navíos de guerra a la costa de Gaza es más peligrosa de lo que pensamos

Traducción desde el inglés por Sergio R. Anacona

*/La tentación de Netanyahu de montar un ataque de bandera falsa contra los norteamericanos es demasiado grande si ve que el conflicto no se está desarrollando como él quiere./*

El Premier israelí Benjamín Betanyahu, está poniendo todo lo que tiene en una sola apuesta: que Estados Unidos transite la vía completa en su descabellada idea de una guerra regional entre Israel y los socios de Irán en la región.

Para Netanyahu este fue siempre el plan desde el mismo comienzo. Pero tomaría una serie de peldaños para alcanzar este objetivo.

Primeramente tendrá que convencer al gobierno de Biden de unirse al IDF en su guerra dentro de la Franja de Gaza. Incluso eso no va a ser algo fácil.

Idealmente a él le gustaría que Washington se involucrara directamente en el conflicto con Hamas porque tiene la esperanza de expandir la guerra hacia el Líbano e Irán, se lo comentó a la agencia Russia Today un experto en políticas de seguridad en el Departamento de Seguridad de Estados Unidos, Michael Maloof. Ciertamente Maloof tiene razón, pero la movida de Biden de enviar una armada de buques de guerra a la costa oriental del Mediterráneo es una movida peligrosa a muchos niveles. Resulta fácil ver que Biden desea demostrar apoyo a Israel y también demostrar presencia física en la región debido a la presencia de Hezbollah y hacer que Nasrallah lo piense dos veces antes de tratar de sacar ventaja del trabajo que IDF está haciendo en Gaza para lanzar un ataque por sorpresa. El problema con esta posición es que Hezbollah no es fácilmente amenazable con tales medidas y es más que posible que se vea forzado a pensar de una manera en grande y más audaz acerca de llevar a cabo semejante ataque contra los barcos norteamericanos listos para disparar contra el sur del Líbano que si ellos no estuvieran allí. Definitivamente, se trata de una meta propia.

Pero en segundo lugar, la tentación de parte de Netanyahu de producir un ataque de bandera falsa contra los norteamericanos es demasiado ambiciosa si y cuando vea que el conflicto no se desarrolla como él quiere.

La otra preocupación a considerar serían los mismos norteamericanos cometiendo un error táctico. Un cálculo erróneo en una situación como esta resultaría frenética y los norteamericanos tienen una historia cometiéndolo en la región. Uno de tales errores precipitaría a toda la región en una guerra con Irán con lo cual Netanyahu ha soñado toda su vida. Y no habría una fácil rampa de salida para los norteamericanos.

El pasado lunes 9 de octubre, Estados Unidos despachó al portaviones USS Gerald R. Ford y a cinco destructores misilísticos hacia el Mediterráneo Oriental. De acuerdo con Maloof, esto /"hace realidad los sueños más enloquecidos de Netanyahu."/

/"Netanyahu quería a Estados Unidos comprometido en este conflicto."/ dijo el ex funcionario del Pentágono a la agencia RT.

Netanyahu /"quiere iniciar la guerra contra el Líbano al atacar a Hezbollah"/ en pos de este último objetivo, /"bombardear las instalaciones nucleares de Irán,"/ agregó Maloof. Para que eso ocurra /"tiene que conseguir una situación tipo Golfo de Tonkín, si Ud. quiere."/

Algunos recordarán cuando el presidente Lyndon Johnson inició la guerra de Vietnam con una pequeña y límpida noticia falsa enviando navíos de guerra al Golfo de Tonkín el año 1964. Un supuesto ataque norvietnamita contra dos destructores norteamericanos fue utilizado como pretexto para un enfrentamiento directo. Durante aquellos días, todo lo que el gobierno de Lyndon B. Johnson tuvo que hacer fue anunciar que estos navíos habían sido atacados por fuerzas norvietnamitas. Eso fue todo lo que costó para justificar la guerra de Vietnam; iniciar una guerra como tantas otras intervenciones que los norteamericanos han perdido, además una que redefinió la política exterior de Estados Unidos durante décadas por venir.

Estados Unidos también se ha comprometido ayudar a Israel enviándole armamento y pertrechos y el Pentágono ha insistido en ….

https://www.rt.com/news/584496-pentagon-israel-ukraine-weapons/

que cuenta con lo suficiente para eso además de seguir abasteciendo a Ucrania. No obstante, Maloof es un tanto escéptico en torno a ese aspecto.

De tal modo que todos los ingredientes están ahí para que el caldero entre en ebullición.

Si Netanyahu está satisfecho con que el asalto contra Gaza siga de acuerdo con lo planeado –estrategia militar basada primeramente sobre la hambruna del enemigo para luego enviar la infantería de segunda del IDF (el secreto peor guardado en el Medio Oriente es cuán mediocre es la infantería israelí en el campo de batalla)—luego ellos podrían decidir no recurrir a los norteamericanos para el plan en grande.

Pero si lo que está en curso se torna más duro, Netanyahu bien podría iniciar conversaciones directas con Biden y sus asesores acerca del nivel de apoyo que él obtendría y la esperanza de promover una guerra mayor y más amplia. No obstante, es poco probable que Biden lo apoye ya que sería lo último que necesitaría para su pretendida reelección, una guerra mundial en el Medio Oriente y las bolsas de plástico conteniendo cadáveres norteamericanos. De tal modo que el desplazamiento natural es que el pueblo de Netanyahu llegara a la conclusión que la única manera de conseguir que Estados Unidos fuera –si no quedara otra alternativa. La única manera verdadera de alcanzar esto sería si aquellos buques de guerra norteamericanos fueran supuestamente atacados por Hezbollah con misiles en el sur del Líbano.

Conseguir que el grupo libanés Shia lo haga podría ser más difícil que Netanyahu lo reconozca. Hezbollah comprende demasiado bien la trampa y es cuidadoso de no dejarse arrastrar en la provocación. Y existe siempre la posibilidad que Hamas misma dispare un misil contra uno de ellos y esto sería convenientemente visto como un ataque desde el Líbano. En realidad, no tendría importancia de donde viniera. Los norteamericanos posteriormente falsificarían todas los elementos visuales, los audio forenses y los entregarían a todos los periodistas felices de conseguir una buena historia, igualmente como le mienten a los periodistas norteamericanos acerca de tener suficientes pertrechos para suministrarlos a cualquier guerra cuando todo el mundo y su perro saben que las existencias se están agotando.

Artículo original:

https://strategic-culture.su/news/2023/10/13/biden-move-send-warships-to-gaza-coast-more-dangerous-than-we-thought/

Nota.- Sus comentarios y opiniones acerca de este artículo serán bienvenidos en

www.strategic-culture.org








 











 




 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1516 veces.



Martin Jay

Periodista británico.


Visite el perfil de Martin Jay para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: