La Tecla Fértil

Pérsicos derrotan al imperio estadounidense en su región y el presidente Maduro afianza alianzas hacia el Este asiático

El Estado más poderoso de la Región Este y hacia el Sur, es La India, sus dirigentes comprenden la tendencia del capital globalizado y, de sus patronos, pero, la influencia francesa e inglesa no busca unificar los Estados, sino dividirlos incluyendo al África. Lo que implica que los Generales y políticos buscan nuevas formas de gobierno y, planifican a largo plazo los intereses de las generaciones futuras que, es la dominación. Tanto China como La India tienen casi el mismo poder. Lo único que los indios no venden chatarra. La tragedia para muchos es que La India pretende convertirse en una potencia mundial, pero, su camarilla política es oscurantista y, sus aliados son oportunistas de diferentes índole, lo que refleja que Los Bric es un preámbulo cuesta arriba entre países llamados socialistas, donde cada uno debe verse su ombligo, donde los musulmanes y mal llamados cristianos desean formar parte junto a Rusia de ese poder económico que se avecina para destabilizar el dólar y, precisamente es el más usado por los comunistas.

Rusia, desea ser la espina dorsal de América Latina por sus materias primas, aunque la intervención china ha sido muy acertada. Muchos países periféricos fueron concebidos bajo una mirada colonialista y, con una sola metrópolis, en nuestro caso, Bolívar pensaba radicarse en Bogotá y, tener su Armada en Panamá, desligándose lo suficientemente de los británicos y del Esequibo como territorio. Allí tenía a Manuel Piar.

Es bueno recordar que, en 1945, Stalin no quería que ningún partido comunista se enfrentará a los Imperios británicos, holandés y francés. Como hombre de izquierda Ho Chi Minh acató en público la disciplina de Moscú, a la vez, que en privado actuaba por su cuenta. En una oportunidad, mediante Archimides Patri, dispuso que se lanzará suministros a favor de Ho, desde aviones norteamericanos. Esto, es una telaraña de desafíos y traiciones para aceptar el poder hegemónico de la burguesía.

Las cuestiones religiosas y económicas se han ligado a los príncipes de Persia y, desean hacer pactos con los gobiernos territoriales de América del Sur, para esto, han logrado firmas y acuerdos mediante el diálogo. Nadie ha logrado domesticar el islamismo político y, los países del Sur ya sienten la influencia y deprimencia de estos pueblos, muy alejados los nuestros de esa cultura milenaria de las mil y una noche. Lo que implica que los excesos religiosos nos llevan a una ley marcial colectiva, que, es milenaria y, el Oriente Medio se encuentra lleno de masacre y destrucción. Hay una convergencia de poderes con los territorios que hablan de libertad y nos atan al llamado de Ismael, padre de una liturgia que viene desarrollándose desde la antigüedad.

Es la autoridad de Mahoma y sus califas ortodoxos, que han entrado en un proceso de autoritarismo en países del Sur, gobernados por la izquierda, cuando somos garante de una cultura originaria indígena y cristiana.

Es el trabajo de una poderosa élite burocrática con una sola estructura básica y con un ejército invasor bien conformado, que en un principio tuvo su voz en Solimán el Magnifico que gobernó Tierra Santa, Alepo, Mar Negro y Blanco, Jerusalén y otros territorios desde 1520 a 1566. Era un otomano mulsuman. ¿Pero, como era este Estado? Aquí, vemos como se gobierna en una dinastía, donde los hijos eran tomados de sus grupos familiares para prepararlos en el área militar y administrativa.

Venezuela, ya es parte de este gran imperio mulsuman. Es un fanatismo sin raíces, buscan respaldo popular a través del poder político, representado por gobernantes fieles a sus postulados religiosos.

Los políticos están exprimiendo los recursos del Estado para dárselos a Persia. Son cifras reales que contribuyen a todas luces a apuntalar las reservas en divisas hacia el Oriente Medio. Es un programa de trabajo y, los venezolanos son responsables de este ínterin internacional.

Convivimos en un mundo dominado por dos sistemas ideológicos y sociales contrapuestos. Esto, ha originado, el triunfo de una ideología y el hundimiento de la otra, esto ha reducido drásticamente el debate y sus espacios. El poderío militar estadunidense ya no sirve ante la acción inteligente de los otomanos musulmanes, que siempre ha existido.

Seamos verdaderos con la historia. La Reconquista de La Península Ibérica que, culminó con la expulsión o la conversión forzosa de los musulmanes y judíos hispánicos, fue el campo de práctica de los guerreros fundamentalistas que conquistaron Sudamérica. Los pérsicos y mesopotámicos, expresan, "Nuestra religión es nuestra política, nuestra política es nuestra religión".

El gobierno de Washington, se equivocó con Irak, quedando todo fuera de control. Ha constituido una amenaza para el delicado statu quo de la región que ha incidido sobre el juego de la región oriental, donde Joe Biden, el nefasto presidente norteamericano, solo ayuda a Israel con el 15 al 25% del presupuesto estatal. El Medio Oriente ha sido una debacle para USA, los mesopotámicos vienen resistiendo con éxito los ataques estadunidenses y, aprovecharon ir al control de Hispanoamérica y el Sur por sus riquezas con las oportunidades dadas por el presidente Nicolás Maduro Moros, quien no cuenta en su brújula con la asesoría de algún país occidental, sino tiene raíces en La Gran Persia, cuna del Sultán Solimán, El Magnifico.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1432 veces.



Emiro Vera Suárez

Profesor en Ciencias Políticas. Orientador Escolar y Filósofo. Especialista en Semántica del Lenguaje jurídico. Escritor. Miembro activo de la Asociación de Escritores del Estado Carabobo. AESCA. Trabajó en los diarios Espectador, Tribuna Popular de Puerto Cabello, y La Calle como coordinador de cultura. ex columnista del Aragüeño

 emvesua@gmail.com

Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: