Los migrantes deben luchar contra sus enemigos: el capitalismo y la concentración de riqueza y poder de los 20 grandes de la ONU

1. Estallando guerras, robando territorios, apropiándose de riquezas necesarias, una docena de países, desde hace siglos encabezados en Europa en diversos periodos por España, Inglaterra, Francia, desde 1940 por los EEUU, dominan el mundo. Esos mismos países, hasta sumar los 20 grandes, siguen imponiéndose sobre otras 180 naciones, obligándolas a tener gobiernos sumisos y corruptos con pueblos pobres y miserables. Ese es el capitalismo internacional de la desigualdad que debemos destruir. Cuando muchos de nuestros países nacieron o buscaron desarrollarse, esas grandes naciones lo impidieron, sobre todo con sus préstamos, intereses y ejércitos.

2. Esas 180 naciones han sido las expulsoras de decenas de millones de migrantes que, en su desesperación por lograr un empleo y un sustento, han sufrido en sus familias cientos de miles de muertos. ¿Quiénes han sido los asesinos de migrantes si no son los poderosos jefes del capitalismo que los aplasta? Obviamente no solo los jefes de los 20; también los gobiernos capitalistas de las 180 naciones que suelen arrastrarse como gusanos tras las fuerzas del imperio. Los gobiernos de 180 naciones en la ONU son nueve veces más poderosos que los 20 imperialistas; les bastaría tomar acuerdos para que sean obligados a invertir lo necesario para acabar con la migración.

3. Para mí fue terrible ver la foto de un bebé de uno o dos años arrastrándose –junto a su madre-para pasar una cerca de alambre de púas colocadas por el imperio yanqui contra los migrantes. Yo que en mi vida personal he sido el más pacífico del mundo, cuando se ha tratado de enfrentar a policías o soldados que nos han bloqueado el paso de protesta, en más de 10 veces me he enfrentado y luchado para romper barreras. Por ello puedo aconsejar o sugerir que ante los muros y boyas consigan dinamita –como las que usan los que hacen pozos para extracción de agua- para tirarlos; así como fuertes tijeras para romper o destruir el alambrado asesino de púas.

4. Recuerdo las luchas en Cancún, Chichen, Mérida, Monterrey y CDMX, en las que busqué colocarme siempre adelante para animar a más amigos a romper la valla de los milicos que impedían el avance de nuestras protestas. Las luchas de cientos de miles de migrantes son diferentes, sobre todo que están en países ajenos con gobiernos y habitantes que no conocen. En México no saben la sinceridad de los discursos por ello tienen que cuidarse hasta qué grado hablan por sí mismo con sinceridad o hasta qué grado son los gobiernos yanquis los que ordenan lo que se debe hacer.

5. Esto de la división internacional de unos pocos países ricos que explotan y someten a las naciones pobres, es más o menos igual a lo que sucede en cada país: todos los gobiernos, sin excepción, están al servicio de los hombres más poderosos. Todos los gobiernos de México han estado al servicio, antes de los Espinoza Iglesias, los Paglai y otros; hoy de los Slim, Larrea, Salinas Pliego y demás. Todo es capitalismo que debemos enterar de raíz, pero todavía no sabemos si primero será la batalla internacional o las luchas en cada país. Los migrantes son muy importantes, pero en México se habla de una "delincuencia organizada" que ponemos en duda qué es. (22/IX/23)

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1151 veces.



Pedro Echeverría


Visite el perfil de Pedro Echeverría para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: