EEUU: ¿Entre una tragedia y una farsa?

"Soy un triste payaso

Que en medio de la noche

Me pierdo en la penumbra

Con mi risa y mi llanto

No puedo

Soportar mi careta

Ante el mundo estoy riendo

Y dentro de mi pecho

Mi corazón sufriendo" (Javier Solís)

El escritor canadiense, Peter D Scott, plantea la distinción entre el "Estado Público" y el "Estado Profundo". El primero se encuentra establecido en términos jurídico-constitucional y el segundo está integrado por las "fuerzas profundas" de la riqueza, el poder y la violencia, las cuales operan en "segundo plano", esto es, están "detrás del "Estado Público". Ambos "Estados" está conectado por una "puerta trasera", ubicada al "fondo" del primero y es la que habilita el "acceso" de "fuerzas oscuras invisibles", provenientes de un contexto ajeno al "marco legal".

Pero, en definitiva, el que termina imponiéndose es el "Estado Profundo". De allí que, hemos insistido siempre en que, en EEUU, el presidente de ese país es un "administrador de la cosa pública". Siempre ha sido así y, cuando ese administrador no se porta bien, lo eliminan física o políticamente.

Si aún queda alguna duda al respecto, podemos revisar el comportamiento de los dos últimos presidentes, que indican que ellos no son los que manda.

El anterior, Donald Trump, de loco fue calificado y lo siguen calificando así, aunque aún aspira a postularse de nuevo, y nada extraño sería que fuera presidente nuevamente.

En el caso del dignatario actual, el debate sobre su deterioro cognitivo fue una constante durante la campaña electoral por las pausas, los lapsus y confusiones que experimentaba con asiduidad. Hasta los propios aspirantes en la carrera presidencial demócrata hicieron referencia durante las primarias a la "pérdida de memoria" de Biden.

Fue acusado por parte de su rival, Donald Trump, de no tener salud física y sufrir demencia.

A lo anterior debe sumarse que varias encuestas en Estados Unidos también indican que la mayoría de los estadounidenses están preocupados por la salud de Biden.

De allí que Joe Biden, sea un caso digno de estudio, particularmente por psicólogos y psiquiatras, y en este sentido, veremos un decálogo, con algunos de sus comportamientos, que llaman poderosamente la atención.

1. Se informa que el señor Joe Biden, de 80 años, mete mucho la pata, se desliza por las escaleras del avión presidencial, se cae de una bicicleta frente a las cámaras de los noticieros y estrecha varias veces la mano de un personaje imaginario.

2. Se informa que, recientemente, el presidente Biden, parece dormirse mientras balbucean frases en una cita con el jefe del régimen israelí, Isaac Herzog. Se mostró al señor Biden, con los ojos cerrados, en evidente aptitud dormida, hablaba con su interlocutor. "Los israelíes y los palestinos... um... a nivel político... ellos... um... y... um... ellos... um... y.... yo....", fueron las palabras que decía el presidente de EE.UU. en su discurso.

3. Tras un discurso pronunciado en la Universidad Estatal Técnica y Agrícola de Carolina del Norte, en la ciudad de Greensboro, y antes de bajar del escenario, Biden se giró a la derecha y tendió la mano para saludar a alguien, pero no había nadie ni siquiera alejado de él. Un vídeo del suceso, hecho viral en las redes sociales, hizo que muchos usuarios se mofaran de él diciendo que saludó a "un ser inexistente" o "un fantasma". Mientras que, el periódico estadounidense New York Post, escribió: "Joe Biden se da la mano en el aire", en un informe en el cual habla sobre lo sucedido.

4. Se publica un video del presidente estadounidense en las redes sociales, en el cual, en un discurso, hablaba sobre la inflación de EE.UU. y, repentinamente, un pájaro defecó sobre él, lo que generó comentarios sobre el estado actual del país bajo su Presidencia.

5. Joe Biden llama accidentalmente "presidenta Harris" a la vicepresidenta del país, Kamala Harris y en diciembre de 2020, pronunció mal el nombre de su candidato para el Departamento de Salud y Servicios Humanos, Xavier Becerra, antes de corregirse a sí mismo, recurriendo a una pronunciación diferente.

6. Joe Biden, no pudo recordar el nombre del Departamento de Defensa (el Pentágono), ni el del secretario de dicha Cartera, Lloyd Austin, situado a tres metros de él y que habló a continuación. "Y quiero agradecer al sec[...] el, el, ah, exgeneral. Sigo llamándolo general, pero mí, mi [...], el tipo que dirige ese equipo de allí".

7. En una ocasión, a mitad de un discurso en el estado de Texas (sur), tras el terrible temporal de nieve que asoló dicha región, Biden interpeló ante las cámaras y los micrófonos: "¿Qué estoy haciendo aquí?".

8. En un discurso sobre el Estado de la Unión en Estados Unidos, el presidente Biden pronunció, al referirse a la guerra en Ucrania, esta frase: "Putin puede rodear Kiev con tanques, pero nunca ganará los corazones y las almas del pueblo iraní".

9. Continuó diciendo: "A pesar de lo difíciles que han sido esos tiempos, soy hoy más optimista con respecto a Estados Unidos de lo que lo he sido toda mi vida, porque veo el futuro a nuestro alcance, porque sé que simplemente no hay nada que supere nuestra capacidad", y agregó: "Somos la única nación en la tierra que siempre ha convertido cada crisis en una oportunidad. La única nación que se puede definir con una sola palabra: posibilidades".

"Y así, en esta noche en nuestro año 245 como nación, he venido a informar sobre el estado de la nación. El estado de la unión", siguió. "Y mi informe es este: el estado de la unión es fuerte porque ustedes, los estadounidenses, son fuertes. Hoy somos más fuertes".

"Somos más fuertes hoy que hace un año". "Y dentro de un año seremos más fuertes de lo que somos hoy. Este es nuestro momento para enfrentar y superar los desafíos y lo haremos, como un solo pueblo, una América, los Estados Unidos de América".

Pero lo más alarmante y misterioso llegó al final: "Dios los bendiga a todos". "Y que Dios proteja a nuestras tropas. Gracias. "¡Id a por él!", gritó Biden al finalizar.

Y allí comenzó entonces el momento de la "creatividad". Y las preguntas ¿Quién es él? ¿Será Putin o será Xi Jinping? ¿Cree el presidente que el país está ya en guerra? ¿Está anunciando un violento cambio de régimen en Moscú o en China?

Por cierto, debe decirse que no ha sido el único momento en que han insistido en que Estados Unidos está mejor que nunca.

10. Se informó que el presidente Joe Biden tropezó y cayó después de entregar el último diploma en una ceremonia de graduación en la Academia de la Fuerza Aérea de Estados Unidos. Ante eso, se puso rápidamente de rodillas ayudado por tres personas y caminó de regreso a su asiento sin ayuda.

Esos errores públicos y frecuentes de Biden han llevado a numerosas especulaciones sobre la competencia mental y física del presidente más longevo de la historia de Estados Unidos. Biden se postula para la reelección en 2024. Sin embargo, se ha indicado que muchos médicos lo han declarado sano y apto para el trabajo.

Conclusión

Esos lapsus del presidente de EEUU debería ser motivo más de alarma que de risas. Recordemos que esa persona está a cargo del botón nuclear.

Compartamos con algunos analistas la opinión de que la capacidad cognitiva del presidente es un tema que se ha venido tratando desde su selección para la candidatura presidencial demócrata, y desde entonces acá ha dado sobradas muestras de no estar en las mejores condiciones mentales. Su posible principio de demencia senil se ha reflejado en silencios repentinos en mitad de frases, en frases balbuceadas e inconexas, confusiones flagrantes y olvidos clamorosos.

La mayoría de las encuestas de EEUU no hablan bien del "loco" o del "senil. Se dice que ninguno de los dos está apto mentalmente para ocupar el cargo de presidente del país.

Recordemos, parafraseando a Carlos Marx, que "la historia se repite dos veces: la primera como tragedia (Donald Trump), la segunda como farsa" (Joe Biden).

En definitiva, no es posverdad, no es Fake news, no son acusaciones sin fundamente, es la auténtica realidad, que viene a ratificar que en EEUU puede estar un payaso de presidente y no pasa nada, porque allí él no es el que manda.

Y, por cierto, no estamos hablando de cualquier país; estamos hablando del que se considera el "ombligo del mundo", y admirado por muchos pobladores del mundo.



 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1365 veces.



Franklin González

Doctor en Ciencias Sociales, UCV. Sociólogo, Profesor Titular, Ex Director de la Escuela de Estudios Internacionales de la UCV. Profesor de Postgrado en la UCV, la Universidad Militar Bolivariana de Venezuela y en el Instituto de Altos Estudios ?Pedro Gual? del Ministerio del Poder Popular para las Relaciones Exteriores. Fue embajador en Polonia, Uruguay y Grecia.

 framongonzalez@gmail.com

Visite el perfil de Franklin González para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Franklin González

Franklin González

Más artículos de este autor