Protocolo para el cese bilateral del fuego temporal y nacional con las FarcEp

La paz total con el Estado Mayor Central de las Farc EP ha cobrado celeridad en los dias recientes con el objetivo de organizar la mesa de diálogos y negociaciones entre el gobierno y dicho grupo guerrillero, con presencia en varios departamentos del territorio nacional.

Un paso clave se dio con la suspensión de las medidas de aseguramiento contra 19 líderes de dicha organización insurgente para que se adelante la Asamblea de comandantes que defina los ejes centrales de las conversaciones de paz y la delegación correspondiente para que trabaje en el proceso de definir la agenda, metodologías, reglas de juego, la hoja de ruta y el horizonte de esta importante iniciativa promovida por el presidente Gustavo Petro y su Comisionado de paz Danilo Rueda; aunque ha surgido una traba porque los jueces deben dar el visto bueno a la excarcelación de algunos guerrilleros (6) recluidos en centros carcelarios y penitenciarios del país, situación que preocupa dada la condición retrograda y violenta de los funcionarios de la rama judicial asociados con las hordas neonazis del uribismo, declarados enemigos de la paz y la convivencia, miembros de redes judiciales ultraderechistas.

Mientras se superan estas dificultades, el Cese bilateral del fuego esta vigente y para el efecto se ha expedido desde el Ministerio de la Defensa una Cartilla de 35 paginas que se le entregó a la cúpula de generales para que socialicen con los subalternos el "Protocolo para la implementación del acuerdo del cese al fuego bilateral temporal de carácter nacional entre el gobierno del presidente Gustavo Petro y las Farc.

En este protocolo se determinan nuevas reglas y compromisos del cese del fuego como la que ordena que se hará uso de un modelo de separación física entre la Fuerza Publica y las Farc que lidera Ivan Lozada a través de procesos de georreferenciación de zonas y corredores que faciliten la implementación del cese del fuego.

Se indica, además, que los desplazamientos de las partes serán rigurosamente informados al Mecanismo de Veeduría, Monitoreo y Verificación del cese del fuego bilateral.

En la Cartilla se sistematizan ocho "actos prohibidos" en medio del cese del fuego; entre ellos, adelantar operaciones ofensivas entre las partes firmantes, así como usar información recolectada por las partes como ventaja militar.

Los generales de la cúpula militar deben cumplir 7 puntos como impartir ordenes claras, precisas y concisas en cuanto a suspender operaciones militares ofensivas y, en consecuencia, acciones ofensivas para prevenir incidentes armados entre los militares y los guerrilleros de las Farc, y así mismo verificar que las ordenes lleguen a todos los niveles de las cadenas de apoyo.

Sin lugar a dudas, estas normas expedidas en calidad de Protocolo del cese del fuego consolidan la ruta democrática de la paz total pues afianza la desmilitarización de los territorios, garantiza la protección de los derechos humanos y despeja las acciones humanitarias que ayuden a aliviar el drama de muchas comunidades afectadas por la acción de grupos paramilitares y de militares que actúan al margen de la ley atropellando campesinos, organizaciones sociales y líderes comunitarios.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 859 veces.



Horacio Duque

Politólogo e historiador.

 horacioduquegiraldo@gmail.com      @horacio_DG

Visite el perfil de Horacio Duque para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: