El Líder Xi Jinping se ha consolidado en el XX Congreso del Partido Comunista de China

El presidente chino Xi Jinping ha consolidado su poder en el XX Congreso Nacional del Partido Comunista Chino. El primer ministro Li Keqiang confirma su jubilación con su retirada del comité permanente del partido. El expresidente Hu Jintao ha sido expulsado del hemiciclo en plena sesión.

El Partido Comunista de China ha concluido este sábado su XX Congreso Nacional eligiendo a las 200 personas que dirigirán el Comité Central, así como a 170 suplentes, y que estarán al frente del partido durante los próximos cinco años. El Comité Central aprobará un nuevo Politburó y su Comité Permanente, el órgano de toma de decisiones más poderoso del partido.

Como cabía esperar, el primer ministro del país, Li Keqiang, se ha quedado fuera del comité permanente del partido, el máximo organismo decisorio del partido. Li, de 67 años, había avanzado en los últimos meses su jubilación y los expertos daban por sentado que pasaría a ocupar un segundo plano, por mucho que todavía estuviera a un año de la retirada obligatoria por edad, una regla que no se aplica al secretario general del partido y el presidente del país, Xi Jinping.

Junto a él se han quedado fuera otros veteranos del partido, como el presidente del Congreso Nacional del Pueblo, Li Zhanshu, de 72 años; el presidente de la Conferencia Política Consultiva, Wang Yang, de 67 años, y el vice primer ministro Han Zheng, de 68, confirma el South China Morning Post .

Conceptos Constitucionales

Los delegados han apoyado la inclusión de varios conceptos teóricos en la constitución: entre ellos están los «Dos Establecimientos», que establecen la posición de poder de Xi como el núcleo del Partido y las «ideas de Xi Jinping para el socialismo al estilo chino en una nueva era» como principios fundamentales.

Xi ha mostrado su disposición para «fortalecer la garantía del dominio popular del país» desarrollando «integralmente» la democracia consultiva, así como promoviendo «la democracia popular» y consolidando un «frente único patriótico», según ha detallado la citada agencia.

El presidente chino ha manifestado su deseo de «desempeñar mejor el papel del Estado de derecho» en la consolidación de los fundamentos, «construyendo integralmente un país socialista moderno».

«Es necesario mejorar el sistema legal socialista con peculiaridades chinas con la Constitución como eje, promover sólidamente la administración basada en la ley, administrar justicia con rigor e imparcialidad y acelerar la construcción de una sociedad regida por la ley», ha añadido.

Con todo, Xi ha recordado la importancia de implementar en las políticas del Comité Central «el concepto general de seguridad nacional», así como mantener la seguridad nacional durante todo el proceso «de todos los aspectos del trabajo del partido y del país».

Xi se dirige así hacia la consolidación de su poder ante un «complejo ambiente a nivel internacional» y con «numerosos desafíos internos». El nuevo Comité Central se reunirá este domingo para renovar las filas del Politburó, conformado por 25 miembros del partido, y del Comité Permanente del Politburó, compuesto por siete integrantes.

De igual modo cuatro de los siete miembros del Comité Permanente del Politburó no serán reelegidos para servir otros cinco años en el organismo. Se trata del primer ministro del Consejo de Estado, Li Keqiang; el presidente del principal organismo consultivo del partido, Wang Yang; el primer vice primer ministro, Han Zheng; y el presidente del Comité Permanente del Congreso Popular Nacional, Li Zhanshu.

Los nombres de estos políticos no fueron incluidos en el listado de 205 miembros del Comité Central del Partido Comunista, por lo que no pueden ser elegidos para el Comité Permanente del Politburó.

Cabe destacar que las listas se formaron mediante elecciones preliminares competitivas realizadas por los delegados. Se llevaron a cabo bajo la supervisión de observadores según los métodos de elección del congreso.

Además, después de la culminación del congreso, se celebrará la primera sesión plenaria del Comité Central renovado, en la que se elegirá al secretario general. Esta asamblea se considera histórica, ya que se espera que Xi Jinping sea reelegido para un tercer mandato como jefe del partido y, a la par, como líder del país, lo que iría en contra de la tradición política establecida.

En el último día del congreso también fueron aprobadas las enmiendas a la Constitución del PCC. Los cambios ratificaron «la posición clave» de Xi en el Comité Central del partido, agregando que todos los miembros deben «adquirir una comprensión profunda» de su papel.

Las enmiendas se refieren a la ideología que rige al sistema político del país, que es «el marxismo de la China contemporánea y del siglo XXI», que «encarna la mejor cultura china y el espíritu de esta época».

Reunificación con Taiwán, ¿más cerca?

El XX Congreso Nacional del PCC, durante mucho tiempo, ha sido objeto de discusiones, no solo en China sino también a nivel mundial, debido a las crecientes tensiones entre Washington y Pekín, que se enfrenta a múltiples provocaciones por parte de EE.UU., especialmente en el asunto de Taiwán. La reelección de Xi, junto a su Gobierno chino podría tomar acciones más decisivas hacia la cuestión de la reunificación de la parte continental con la isla Taiwán.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 941 veces.



Antonio J. Rodríguez L.


Visite el perfil de Antonio J. Rodríguez L. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: