¡Pobres italianos ! queriendo tanto a "L´America"

Hace ya un tiempo deseaba escribir sobre este tema, el de los italianos casi vendidos a los gringos, a pesar de saber que tienen una historia muchísimo más rica, interesante y antigua que la de Estados Unidos. Ese país que ellos llaman, por simplicidad e ignorancia, "L´ América".

Soy hija de italianos, mis padres son del sur de la península, esos que los del norte llaman "terroni", por tener el color de la tierra donde pasan todo el día trabajando, llevando sol. Y hasta porque los consideran africanos, por la cercanía con África y el uso de muchas costumbres que se usan, o usaban, de allá.

Ese continente africano que, en parte, fue invadido y colonizado por los italianos, lo que se conoció como la Colonia Italiana de África Oriental, posesión italiana en África entre los años 1936 y 1941, formada por los territorios del imperio etíope y las colonias italianas de Eritrea y Somalia (1).

Del mismo modo que Hitler en Alemania, Mussolini defendía el derecho de Italia a la expansión territorial, de grado o por fuerza. Mussolini comenzó una gran campaña expansionista conocida como el colonialismo italiano. Estableció esas colonias en África Oriental, Somalia y Eritrea, en el norte de África, Libia, y conquistó por la fuerza, Abisinia(imperio africano etíope) y Albania, situada en la península balcánica, ignorando las protestas de la Sociedad de Naciones.

Conquistadas por Benito Mussolini, fueron entregadas a Víctor Manuel III, rey de Italia y, desde ese hecho, llamado también emperador de Etiopía.

Luego, en el curso de la Segunda Guerra Mundial, los británicos les quitaron sus colonias a los italianos. Casi casi como nos quitaron el oro, pero legítimo, de Venezuela. Tal cual piratas que son, y ahora, en estos mismos tiempos, robando yates, mansiones y dinero en los bancos pertenecientes a rusos privados, o al gobierno de la Federación Rusa. Incluidos los famosos huevos el orfebre ruso Fabergé, de la dinastía imperial rusa que, paseando por Europa para ser admirados, pretenden apropiarse de ellos con el cuento de las sanciones (2).

El imperio de siempre. Y tengo un sobrino, formado gratuitamente en la Universidad Simón Bolívar, viviendo y trabajando para ellos. Da mucha tristeza.

Regresando a los italianos, yo conocí un país diferente al de ahora. Me refiero a la Italia de finales de los sesenta e inicios de los setenta, del siglo pasado. Se me cayó la cédula, pero ¿qué importa ya?

Mantengo la lectura de las revistas, de algún libro, y trato de escuchar la RAI, televisora italiana, en algunos noticieros, pero también programas de series muy buenos que transmiten. De tal forma espero no perder del todo cierta destreza en el idioma italiano que aprendí por allá. Porque mis padres hablaban italiano ciertamente, pero muy condimentado con el dialecto napolitano. Más que un dialecto, una lengua romance, la napolitana, reconocida por la Unesco como una lengua real que se puede escuchar en la zona de Nápoles y en toda la región Campania. Tal cual me enseñó un día mi amigo secreto (3).

Pero más allá de la lengua familiar, les deseo escribir sobre la deformación que viene ocurriendo en el idioma italiano, el de Dante Alighieri, famosísimo por haber escrito La Divina Comedia. El pasado año 2021 se cumplieron setecientos años de su muerte y fue muy homenajeado en toda Italia, sobre todo en Florencia donde nació y en Ravenna, donde murió exiliado, precisamente en 1321 (4).

La gran importancia que se le atribuye a Dante, entre otras maravillas, es haber logrado, gracias a la Divina Comedia, que, primero en Florencia, y luego en toda Italia, se utilizara el idioma florentino, luego italiano derivado de una forma culta del florentino descartándose así el latín como lengua oficial (5).

Las lenguas usadas para la comunicación escrita y la administración en los antiguos estados italianos antes de la reunificación en 1861, fueron casi exclusivamente el latín, hasta el siglo XIII, el latín con italiano, desde el siglo XIV hasta el siglo XVI, y desde la mitad del siglo XVI exclusivamente el italiano. Única excepción en las clases científicas universitarias que siguieron siendo impartidas en latín hasta la segunda mitad del siglo XVIII, especialmente en el reino de Nápoles, de Sicilia y los Estados Pontificios (6).

Apreciados lectores, yo hice mis estudios universitarios en la Universidad de Nápoles Federico II, fundada en 1224, ¡pero nunca aprendí latín! Que, por cierto, es el próximo objetivo de mi amigo secreto. En el cual, naturalmente, no lo acompañaré.

Cuando tuve que hacer la prueba en la universidad, recién llegada de Venezuela, con el objetivo de evaluar mi dominio del idioma italiano, simplemente me hicieron leer unos párrafos de un periódico. Afortunadamente, porque la gramática italiana es muy compleja y, por supuesto, completamente desconocida para mí en ese momento. Tan es así que los apuntes (mi manía hasta el día de hoy) siempre los tomaba traduciendo al castellano las clases de los profesores. Pensándolo bien, esa práctica continuada durante años debe haber mejor desarrollado, indudablemente, mi hemisferio cerebral izquierdo (7).

Apreciados lectores: ¿cuál será mi sorpresa, luego de muchos años de aquel inolvidable período en Italia, que observo con mucha frecuencia, tanto en la descripción italiana en sus revistas, como en el lenguaje diario de mis paisanos, un número incorporado cada vez más creciente de palabras y frases en idioma anglosajón?

La siguiente es una pequeña lista de ejemplos: Lock down, patners, working in progress, grand final, opinión leaders, step, recovery plan, share, trial, team, escalation, design, rigeneration, trash, etc.

Al saludar a una querida amiga napolitana, me contesta: estoy con los nietos "una faticosa full immersion". No es solo el lenguaje de revistas o de noticieros, sino que está totalmente asimilado la inclusión del inglés entre el italiano.

Ciertamente esta reflexión es ahora más indicada que nunca. Cuando Europa toda y, dentro de ella, Italia, rinden pleitesía a Estados Unidos a través de la OTAN, participando de un conflicto que no es de ellos, sirviendo al imperio como brazo armado para sus propios intereses. Una verdadera vergüenza.

Por suerte siempre hay voces que se alzan, solitarias pero contundentes. Como la del general italiano Leonardo Tricarico que pidió a la UE abandone la "loca idea de ganar la guerra en Ucrania" y convenza a Ucrania de capitular para no provocar que Rusia use armas de destrucción masiva (8). La suerte también la tuve yo pues Luis, mi compañero chileno del grupo de reflexión, rescató el artículo que había perdido.

No se trata de cualquier general anónimo. No. Leo que "Leonardo Tricarico es un general en la reserva con amplio historial militar. Antiguo jefe del Estado Mayor del ejército del aire italiano y antiguo comandante de la OTAN en la misión de Kosovo, ha recibido la Legión del Mérito estadounidense, la Gran Cruz alemana y la Legión de Honor francesa por su incuestionable aportación a la defensa y la seguridad del bloque transatlántico, aunque a esta última condecoración renunció en protesta por las políticas de Sarkozy" (9).

Kosovo, ni más ni menos, recordando cuando la OTAN agredió a Yugoslavia, un país europeo, por órdenes de Estados Unidos (10). Por razones "humanitarias" asesinaron a miles de personas, la mayoría civiles inocentes.

En el 2016, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg declaró que la Alianza Atlántica estaba poniendo en marcha la mayor reorganización defensiva colectiva desde la Guerra Fría. Como respuesta, declaraba el general Tricarico, que Estados Unidos seguía ejerciendo una influencia asfixiante sobre la alianza. "Cuando escucho a Stoltenberg me da la impresión de estar escuchando a Obama. En lugar de alejarse de la perspectiva estadounidense, la OTAN está siguiéndola al pie de la letra. Y en mi opinión la influencia de Washington se está haciendo insoportable e inaceptable" ¡Y estas declaraciones fueron dadas hace seis años!

También se dejó escuchar la voz de Vittorio Sgarbi, el crítico de arte italiano, licenciado en filosofía y especializado en historia del arte. Pero además personaje mediático televisivo, escritor y diputado del parlamento italiano de la Alianza del Centro, muy mediático en ese país. Sgarbi y otro "big" (aparece así en la descripción) se pelean frente a las cámaras televisivas porque protesta airadamente por la expulsión de artistas prestigiosos rusos, debido a la absurda y exacerbada rusofobia que corre por el viejo, y ahora ignominioso, continente.

Durante el "talk show" (otro anglicismo más) de Maurizio Costanzo: grita que si un cantante ruso, solo porque ruso, no pueda cantar en Italia es fascismo. Un director solo porque sea ruso, no pueda dirigir una orquesta en Italia es fascismo, que un atleta ruso no pueda correr en Italia es clara y definitivamente una forma de fascismo en occidente (11).

Con el actual conflicto entre Ucrania y Rusia, las condiciones de vida en Europa, no exenta Italia, se encuentran muy afectadas (12,13).

En Italia, Mario Dragui, es el primer ministro: economista con un doctorado en el prestigioso MIT (Massachusetts Institute of Tecnology), Vicepresidente por Europa del Goldman Sachs, cuarto banco de inversión en el mundo, (2002-2006), Gobernador del Banco de Italia (2006-2011), ex presidente del Banco Central Europeo (2011-2019). Follow the money, diría mi amigo secreto (14).

Toda esta introducción del personaje que rige en este momento los destinos de Italia, y que colabora estrechamente con la OTAN en el conflicto actual, para contarles que corrió a Argelia para buscar comprar gas, en sustitución del gas ruso, inaccesible por las sanciones impuestas por la UE a Rusia (15).

Ojalá que los italianos sean tan sabios como en la Segunda Guerra Mundial cuando Italia consideró un error estar en la guerra al lado de los alemanes, sin pensarlo dos veces, decidieron cambiar oportunamente de bando.

Esto lo relata divertidamente, haciendo mofa, Díaz-Plaja, en su libro "El italiano y los siete pecados capitales" (16).

Escribe Díaz-Plaja que, cuando el Rey Víctor Manuel III decidió, en septiembre de 1943, que los amigos de ayer eran los enemigos de hoy, y viceversa, todos los italianos aplaudieron el gesto y acataron la decisión como un solo hombre.

Destacó en su libro que pocas veces en la historia hubo un salto de trinchera (talanquera) más limpio y elegante. Los oficiales ingleses y americanos que avanzaban por la península desde el sur (desde septiembre de 1943 y en los meses sucesivos), se encontraron a sus adversarios del día anterior, convertidos repentinamente, mostrando los dientes y siendo muy obsequiosos, sin siquiera intentar ser discretos y dejar pasar un tiempo para olvidar lo ocurrido. Como para disimular algo, digo yo.

Al llegar a Nápoles, los oficiales de la alianza se encontraron con los hoteles llenos de oficiales del ejército italiano, impecables en sus uniformes, que se cuadraban con disciplina perfecta ante los mandos aliados, les sonreían y les invitaban a tomar unas copas y brindar por la pronta derrota de Alemania.

Y esto ocurría no solo en los grandes salones, sino también en las calles, donde se topaban con sonrisas amistosas, grandes abrazos y vasos de vino que circulaban para brindar y homenajearlos. Además de presentarles a las bellas jóvenes italianas.

Apreciados lectores: supongo que desde ahí empezó la pleitesía de los italianos a los estadounidenses, y además se comieron el cuento hollywoodense de que fueron éstos los que ganaron la guerra y no los soviéticos que comenzaron mucho antes en la contienda, ante los cuales se rindió Berlín, y los que perdieron veintiocho millones de personas en la acción.

Además, condimentado con el Plan Marshall que les ofrecieron, y cual salvadores, solo llenos de buenas intenciones, los ayudarían a renacer entre las cenizas cual ave Fénix.

En fin, como venezolana hija de italianos, me duele mucho que en Italia sigan buscando el hedonismo a más no poder, sin darse cuenta lo que les cuesta y hacia donde los están conduciendo. A propósito, en un artículo anterior, durante plena crisis de pandemia, escribí: "lamentan mucho del hecho que los italianos deben quedarse en su casa, prácticamente en cuarentena todo el país, y que, entre otros, no podrán disfrutar de los aperitivos que acostumbran a tomar en las plazas y bares, en compañía de los amigos (17).

Brindo por ellos, por los italianos, para que tomen conciencia de su triste condición de vasallos del imperio decadente. Que recuerden y se enorgullezcan de su grandeza en el arte, cultura, literatura, música, y, en primer lugar, rescaten el bello idioma italiano, el perfecto de Dante Alighieri, sin contaminarlo con resquicios que muestran su voluntario sometimiento y falta de soberanía.

  1. https://es.wikipedia.org/wiki/Imperio_colonial_italiano
  2. https://www.vanidades.com/Los-enigmaticos-huevos-de-Faberge-que-eran-tan-preciados-para-los-zares-rusos-l202205120005.html
  3. https://www.europassitalian.com/es/blog/dialectos-italianos/#:~:text=in%20your%20browser.-,Napolitano,debido%20a%20sus%20or%C3%ADgenes%20griegos.
  4. https://www.semana.com/cultura/articulo/a-700-anos-de-su-muerte-2021-sera-el-ano-de-dante-alighieri/202100/
  5. https://www.florenceholidays.com/vacaciones-florencia-idioma-florencia.html
  6. https://es.wikipedia.org/wiki/Lenguas_de_Italia
  7. https://www.awenpsicologia.com/hemisferios-cerebrales-derecho-e-izquierdo-funciones-y-caracteristicas/
  8. #NotiPatria_Ve
  9. https://es.euronews.com/2016/06/27/leonardo-tricarico-la-otan-no-esta-preparada-para-hacer-frente-a-los-peligros
  10. https://mundo.sputniknews.com/20220324/1123521331.html
  11. https://www.youtube.com/watch?v=DuHgPUxQLbc
  12. https://mundo.sputniknews.com/20220607/eeuu-y-europa-generan-inestabilidad-e-inflacion-con-sanciones-a-rusia-1126404007.html
  13. https://www.france24.com/es/programas/econom%C3%ADa/20220531-inflacion-europa-maximo-historico-precios-energia
  14. https://es.wikipedia.org/wiki/Mario_Draghi
  15. https://www.efe.com/efe/espana/economia/mario-draghi-vuela-a-argelia-para-acordar-mas-gas-contra-la-dependencia-rusa/10003-4781162
  16. Fernando Díaz-Plaja, Alianza Editorial, tercera edición. 1971. El Italiano y los siete pecados capitales.
  17. https://www.aporrea.org/ddhh/a287988.html


Esta nota ha sido leída aproximadamente 862 veces.



Flavia Riggione

Profesora e investigadora (J) Titular de la UCV.

 flaviariggione@hotmail.com

Visite el perfil de Flavia Riggione para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: