Verdad, mentira o los laberintos de la historia

¡Hitler judío!

Cuando conocí el revuelo que causó la entrevista de Serguei Lavrov, ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, a una televisora italiana en donde afirmó que Hitler tenía orígenes judíos, recordé una vieja teoría que existe que asegura que el líder indiscutible del Nacional Socialismo tuvo como abuelo a un judío.

Mi intención amigos lectores, no es convertirme ni en juez, ni verdugo de Lavrov, simplemente referirme por qué salió esa teoría; que no es nada nueva; sino que data desde hace noventa años.

Desde el Journal of European Studies, el psicólogo y médico de nacionalidad estadounidense Leonard Sax, publico un estudio sobre los orígenes del jefe supremo de los nazis.

¿Verdad, mentira o los laberintos de la historia, interrogante o realidad?

Nos encontramos con el génesis de esta teoría cuando William Patrick Hitler, sobrino del Primer Ministro de la Alemania nazi, lo amenazó con descubrir la condición judía de su abuelo, acusación que de ser cierta hubiese acabado con su emergente carrera política en el año de 1930.

El jerarca principal del movimiento nazi, encargo a su médico, Hans Frank, que investigara la teoría de que su abuelo tenía orígenes judíos. Ese galeno al terminar la Segunda Guerra Mundial fue detenido y ejecutado por los Aliados, pero siete años después publican sus memorias donde afirma que la aseveración del sobrino de Hitler es cierta, pero no se supo las razones por las cuales el médico escondió esas conclusiones hasta escribir el libro.

El médico señaló que descubrió pruebas que el abuelo era un joven judío, Frankenberger, que vivía en Graz, un pueblo de Austria y en su casa había estado empleada la abuela de Hitler de nombre Marie Anna Schicklgruber, que fue embarazada por el judío.

El médico en sus investigaciones consiguió una carta entre la abuela del jefe alemán y el padre del judío, donde la dama afirmaba que su hijo de 19 años la había embarazado, quien se vio obligado a pagar una pensión a la abuela durante toda la infancia del niño, hasta que este, el padre de Hitler, alcanzó la edad de 14 años.

Frankenberger padre no lo hacía por caridad, sino por preocupación de que las autoridades locales descubrieran que su hijo era el padre del niño que esperaba la Schicklgruber, le podía acarrear problemas con la justicia y le habría dañado a su reputación en Graz.

Leonard Sax aseguraba que lo dicho por el médico de Adolf Hitler había sido cuestionado por historiadores como el alemán Nikolaus von Preradovich que certificaban que antes de 1856 no había judíos en Graz y lo escrito por el médico Frank no tenía base histórica.

Recordemos que muchos judíos negaban sus orígenes debido a las posiciones anti sionistas de la época en Europa. Pero el dato de la no existencia de judíos en ese pueblo fue aceptado por la mayoría de los historiadores.

Sax en un nuevo estudio, afirma que encontró pruebas en archivos austriacos que si había una comunidad judía en Graz antes de 1850. Reconoció que el historiador Preradovich era un simpatizante nazi, que no podía aceptar que Hitler tuviese un abuelo judío.

El estadounidense explica que en Graz no solamente existía una comunidad judía, sino que uno de ellos, Baumgarten, fue representante de Graz para Viena en 1861, siendo uno de los primeros judíos al obtener un puesto de ese tipo y escribió un libro "Los judíos en Styria".

Ese texto decía que ellos se habían reunido con un representante de la provincia de Styria, en 1884, para que levantara las restricciones que sufrían los judíos en Styria y en 1856 se acordó no crear un registro de la comunidad judía de Graz.

Otro historiado de nombre Havi Dreifuss, historiador del Holocausto en Europa del Este en la Universidad de Tel Aviv indicaba que si la abuela fue embarazada de esa manera, sin estar casada, fundamentan el papel destructivo y acciones horribles de Hitler, los murmullos sobre su origen y afirmaciones como esa son casi naturales.

Se podría buscar, opinan algunos, el anti judaísmo hondo y criminal del jerarca nazi imposible de justificar a menos que haya motivos personales detrás de él.

Opinen ustedes queridos lectores……..



Esta nota ha sido leída aproximadamente 671 veces.



José Rosario Araujo


Visite el perfil de José Rosario Araujo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Rosario Araujo

José Rosario Araujo

Más artículos de este autor