Rusia y Ucrania : la geopolítica del mundo multicéntrico y pluripolar

El gobierno estadounidense y su pueblo, en general, históricamente, como país imperialista y colonizador, se han creído los predestinados para imponer su forma de vida y someter al resto de los pueblos abandonados a sus designios, al costo que sea, enseñando al mundo que en su manera de actuar ellos son los buenos, además de satanizar a cualquier gobierno, gentilicio o nación y a cuánto líder que en la esfera mundial se perfile como un riesgo contra su modo imperial.


Pero, a pesar del tóxico gigante de siete leguas, ha venido surgiendo un nuevo mundo de paz pero bien armado, que fuerza por la salvación del planeta y entiende que debemos cambiar las relaciones sociales de producción, para el buen vivir y vivir bien, como alternativa contra la voracidad del capitalismo y la rapacidad del imperio decadente de ese viejo mundo unipolar que hoy representa el gobierno del endorracismo y sus aliados circunstanciales.Para ello, el gobierno estadounidense ha contado siempre con aliados circunstanciales a los que siempre traiciona y liquida, luego de usarlos para sus fines. Así, por ejemplo, el gobierno que preside el genocida premio Nobel de la Paz, hoy tiene como sus aliados a los viejos imperios decadentes y parasitarios que conforman la Organización para el Tratado del Atlántico Norte (OTAN), al igual que a grupos terroristas como el EI, además de gobiernos de títeres a los que parasita, los pone a pelearse con sus vecinos hermanos y luego los revuelca en la más abyecta miseria y destrucción, aunque a lo largo del mundo, de esa noción de mundo unipolar de Estados Unidos de Norteamérica (EE.UU.), se están deslindando abiertamente, incluso, entre sus ciudadanos estadounidenses, con la firme convicción de que la noción imperialista que lidera el gobierno estadounidense no sólo los llevaría a ellos a sus propia descomposición de la que ya se muestran sus grietas sociales irreparables, sino también, nos pone a todos a las puertas de la destrucción del planeta.

Hoy, la evidencia se impuso frente a la ignorancia aprendida en universidades al servicio del Estado burgués que aún enseña estupideces como: la religión del capitalismo, la inevitabilidad que representa el imperialismo opresor, el fin de los grandes relatos como la historia y los valores de un nuevo mundo emancipado, la imposibilidad de la igualdad en el que la mujer y el hombre sean el centro de las relaciones y la vida, con las trampas del humanismo ramplón altruista al servicio de la explotación o esclavitud postmoderna.

El presidente de EE. UU., Joe Biden, cuyo país lidera la OTAN, ya ha señalado que no enviaría tropas estadounidenses o aliadas para luchar contra Rusia en Ucrania.

¿Armaría entonces Occidente a los militares ucranianos? Por el momento, la Organización del Tratado del Atlántico Norte, de 30 países miembros incluidos varios de la Unión Europea, Reino Unido y Estados Unidos, está trabajando con Kiev para modernizar sus fuerzas armadas.

Canadá opera un programa de entrenamiento en suelo ucraniano, al tiempo que Dinamarca intensifica los esfuerzos para que las fuerzas de seguridad de la ex república soviética alcancen los estándares de la OTAN.

Washington, Londres y los estados bálticos están enviando armas a Ucrania, incluidos misiles antitanques, armas pequeñas y barcos. Por su parte, Turquía ha vendido drones a la Administración de Volodimir Zelenski que su Ejército ha utilizado en el este del país contra los separatistas respaldados por Rusia

Por estas razones, entre muchas otras de carácter regional y local, se ha levantado un nuevo mundo multicéntrico y pluripolar, en el que nuevas potencias emergen sin la acritud que ha caracterizado al imperio estadounidense y sus aliados, y de sus socia, Ángela Merkel, al no poder entender que el poderío de la Federación Rusa y de la República Popular China, hoy se impongan para liberar a pueblos asediados y oprimidos, como Palestina y Siria, entre otros tantos, además de la transferencia de conocimiento y apoyo tecnológico, que antes eran imposibles de concebir en manos de pueblos pequeños y pobres. Igualmente, la solidaridad energética hecha realidad como la expresada por el gobierno chavista, bolivariano y socialista que desde Venezuela preside un obrero, Nicolás Maduro, la que ha contribuido, como país petrolero, a que los pueblos de Nuestra América y Nuestro Caribe sean liberados de la dependencia energética y hayan recuperado su soberanía, sobre todo, con el apoyo decidido y desprendido de naciones como Brasil, Bolivia, Ecuador, Uruguay y, Argentina, todos siempre, inspirados en el foco libertario y solidario de vida y paz, que siempre ha sido la Cuba de Martí, de Fidel y Raúl Castro, la que venció el bloqueo económico y criminal por más de cincuenta años impuesto por el que se ha creído el amo y gendarme del mundo.

En este artículo el autor sostiene que, si bien la clase política y líderes de opinión rusos han tomado prestado el concepto de multipolaridad del vocabulario (neo)realista, muy frecuentemente en las narrativas sobre la identidad y subjetividad de Rusia lo utilizan en un sentido mucho más amplio; por consiguiente, lo asocia con significados muy diferentes y no realistas, entre los que se incluyen cuestiones referentes a la identidad y los actores no estatales. Bajo la formulación pretendidamente realista de la discursiva rusa se ocultan una serie de imaginarios políticos mucho más complicados y heterogéneos, aunque no siempre consistentes. En este contexto, el discurso ruso sobre la multipolaridad se asemeja a un mosaico de "mapas cognitivos" dispersos y débilmente coordinados, cada uno de ellos basado y sostenido por una cierta visión del mundo y la diversidad de sus actores. Dado que la multipolaridad se origina en la esfera de las ideas, resulta lógico asumir que en un determinado momento puede existir más de una pauta para los acuerdos multilaterales, cada una de las cuales ofrece una respuesta diferente a la pregunta sobre qué son los estados-nación, los polos, las regiones.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 711 veces.



Antonio J. Rodríguez L.


Visite el perfil de Antonio J. Rodríguez L. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad