Fidel, siempre Fidel

Cinco años después la figura del Comandante en Jefe, Fidel Castro, se agiganta, se irradia no solo en Cuba sino en toda Nuestra América y se expande al ámbito internacional. Es la vida y obra de un revolucionario que junto a un grupo de guerrilleros y con el pueblo como vanguardia logró derribar la dictadura de Fulgencio Batista, apoyado por el imperialismo yanqui.

Fidel es historia, incansable luchador por los derechos de su pueblo y ejemplo de ética revolucionaria, figura trascendente como político. Hoy su pueblo le rinde homenaje, no hay olvido, pues el Comandante está en todas partes, en la denuncia oportuna contra los planes desestabilizadores imperialistas, en la solidaridad internacional por la liberación de los oprimidos y explotados, en fin, en pelea pernanente por la construcción de un mundo mejor, por el socialismo como sistema superior que acabe con las desigualdades y con la destrucción del planeta por parte del capitalismo.

Claros, precisos e históricos son sus mensajes. Meses antes de su partida, el 19 de abril, hizo su última intervención pública en el 7mo. Congreso del Partido, palabras que hoy estremecen al pueblo cubano y a los delegados del evento partidista pero no palabras cargadas de dolor ni de despedidas, sino de aliento.

«Pronto deberé cumplir 90 años, nunca se me habría ocurrido tal idea y nunca fue fruto de un esfuerzo; fue capricho del azar. Pronto seré ya como todos los demás. A todos nos llegará nuestro turno, pero quedarán las ideas de los comunistas cubanos como prueba de que en este planeta, si se trabaja con fervor y dignidad, se pueden producir los bienes materiales y culturales que los seres humanos necesitan, y debemos luchar sin tregua para obtenerlos. A nuestros hermanos de América Latina y del mundo debemos transmitirles que el pueblo cubano vencerá (…).

«Emprenderemos la marcha y perfeccionaremos lo que debamos perfeccionar, con lealtad meridiana y la fuerza unida, como Martí, Maceo y Gómez, en marcha indetenible». (*)

Al conocerse la noticia, ofrecida por el Comandante Raúl Castro, el pueblo lloró y salió a la calle a compartir ese dolor y acompañó la caravana que partió desde La Habana hasta Santiago de Cuba, donde reposan los restos del Comandante en jefe.

Fidel partió el 25 de noviembre de 2016. Pero sigue presente en el combate diario contra las injusticias.

Fidel, siempre Fidel. Hoy le rendimos homenaje.

(*) Diario Granma. 25 de noviembre de 2021.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 687 veces.



Alcides Castillo

Periodista-Politólogo-Especialista en Sistemas y Procesos Electorales

 acastillo472@hotmail.com

Visite el perfil de Alcides Castillo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alcides Castillo

Alcides Castillo

Más artículos de este autor