El muerto que camina

Para todos los efectos contables, Estados Unidos reveló haber declarado quiebra en 1971. Pero lejos de incumplir en su realidad legal, Estados Unidos hizo lo que siempre ha hecho, reescribió las reglas contables

En realidad, las sacudidas económicas sísmicas de principios de 1970 estuvieron lejos de ser una "política en fuga" impuesta a Estados Unidos desde una posición de debilidad, sino más bien una táctica geopolítica cuidadosamente elaborada que vio a Estados Unidos pasar de un supuesto benefactor a un depredador alfa. Es decir: No más el chico generoso sino un parásito depredador.

Como dijo el entonces secretario del Tesoro George Schultz: "Santa Claus ha muerto" (afirmación dirigida a Japón y Alemania, que estaba avergonzando a Estados Unidos con sus proezas comerciales en casi todas las categorías , salvo las agrícolas,

especialmente en las exportaciones de alta tecnología, las de mayor valor agregado. La razón es que los bombardeos norteamericanos habían estruido sus fábricas pero no sus técnicos que las reconstruyeron con la más moderna tecnología industrial ( ver Sismondi o Schumpeter, destrucción creativa) mientras que Estados Unidos conservaba intactas sus fábricas de antes de la guerra

El sucesor de Schultz, John Connally, sobre el abandono del patrón oro comprometido en Bretton Woods agregó con altanera arrogancia al admitir que se alborotó con su franca burla que: "Es nuestro dólar, pero su problema", que básicamente equivale a "es nuestra deuda, pero el problema de nuestros socios comerciales":algo como decir los hemos robado, vean que hacen.

Así fué como , EE. UU. pasó de ser el mayor acreedor del mundo a ser el mayor deudor del mundo y, lo que es más importante, de tener grandes superávits comerciales a enormes déficits comerciales, al mismo tiempo que reciclaba los excedentes de sus socios comerciales en dólares estadounidenses, que se estaban imprimiendo. en cantidad cada vez mayor a través de los bonos del Estado y pagándose con ellos las facturas petroleras. La oportuna creación de la OPEP, que acordó primero que todo vender su petróleo sólo en US Dólares salvó a Estados Unidos del rechazo de su dólar como medio de pago de sus importaciones

Los dólares sin respaldo que emitía eran así absorbidos con insaciable apetito de petróleo del resto del mundo y luego depositados en bancos norteamericanos, por las economías en crecimiento no tenían otro lugar donde aparcar sus excedentes y recibir intereses .

¿Qué hizo Estados Unidos con todo este dinero gratis? Además de desviar una proporción sustancial del capital excedente del mundo hacia un estado de bienestar altamente disfuncional, un mercado de acciones de casino e inversiones para producir sin mercado previo (Supply side Economics ) que creaban burbujas inmobiliarias y de todo lo demás que se desinflaron vendiendo a crédito y precios de dumping (discount stores)., Imprimiendo deuda EE. UU. Construyeron la maquinaria militar más grande y cara del mundo, cuyo tamaño sólo es superado por su asombrosa ineficiencia y asombrosa ineptitud. Pero todo está muy bien cuando tienes un sinfín de dinero para gastar.

Para desgracia del Mundo, la economía estadounidense se hizo dependiente de la guerra. En eficiencia y tamaño fue desplazada por China. Que es una mala combinación. China ha jugado su mano lo mejor que pudo con la baraja en su contra, utilizando la fortaleza artificial del dólar estadounidense, aún dependiente del petróleo estadounidense contra fortaleza que juega contra sí mismo, haciendo dumplings subvencionados por el gobierno para aumentar su propia ventaja competitiva.

El juego podría haber continuado para siempre, con Estados Unidos viviendo de las exportaciones chinas, pagadas con cheques en blanco impresos a voluntad, y el excedente convertido en poder militar estadounidense para intimidar a los chinos para que continúen sumisos.

Pero el crecimiento exitoso de la economía china y la mejor distribución de esa riqueza le permite a China incrementar su mercado interior y hacerla comercialmente autónoma y muy interesante para los otros miembros industriales asociados militarmente con Estados Unidos. Encima de eso el mejor poder adquisitivo del Remimbi (yuan) le ha permitió aumentar a mucho menor costo la potencia de sus fuerzas armadas en especial en lo referido a calidad aplicando tecnología rusa fácilmente disponible gracias a la estupidez de Estados Unidos de hostigar contemporáneamente a sus dos principales rivales, obligándolos a unirse en lo económico, porque son economías complementarias y vecinas y también en lo militar como miembros de la Organización de Cooperación de Shanghai donde también están India, Pakistán y ahora también Irán. Una cooperación que si Estados Unidos y sus vasallos insisten en seguir acosando a China, Rusia e Irán no tardará en convertirse en Una Alianza militar invencible que probablemente ganará su confrontación con el viejo orden mundial al estilo estratégico de Sun Tzu, sin disparar un tiro.

La hora del final está cerca.

Solo falta el enfrentamiento a la western al mediodía; lo habrá sólo si los anglosajones se empeñan, porque sus adversarios están seguros de que aumentarán su ventaja militar y económica en los pocos años que quedan, por ello no están interesados en una guerra devastadora. El peligro de guerra viene de Estados Unidos, porque sus élites todavía creen tener la ventaja militar.

Los chinos y los rusos son gobernados por verdaderos estadistas y verdaderas élites patriotas y muy capaces que no son tan estúpidos y engreídos como los de la OTAN y no digamos la AUSUK Los vencedores hará bien en desmembrar y reducir los belicosos e intrigantes países anglosajones a su verdadera estatura, porque parece que su ciego engreimiento viene del tamaño. Big makes Might



Esta nota ha sido leída aproximadamente 694 veces.



Umberto Mazzei


Visite el perfil de Umberto Mazzei para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: