49 años del asesinato del catalán Mario Pujadas y los héroes de Trelew

Con el asesinato de Mario Pujadas se inicia el exterminio de esta familia catalana.

El propio padre José María Pujadas nos cuenta la historia de su propio hijo: "Mariano nació el 14 de junio de 1948 en Barcelona, catalán por los cuatro costados y a fines de 1953 emigró a la Argentina con toda la familia."

Los Pujadas eran una familia republicana y catalanista. Cuando pudieron organizaron el traslado de toda la familia a la Argentina. Se trató de un autoexilio familiar.

"Al año siguiente –no sigue relatando su padre José María Pujadas.- empezó a ir a la escuela nacional Nro 55 de Guiñazu, ingresando a 3er grado, pues a pesar de tener seis años solamente se hallaba en ese nivel por haber asistido a la escuela en Barcelona. Durante sus años de escuela y después en el colegio nacional de Monserrat fue acusando una faceta característica de su personalidad: su genio alegre, su "ángel" como diría un gitano, que le ganaba amigos por doquier. Excelente alumno en matemáticas y ciencias físico-naturales, con innata facilidad para los idiomas Fue becado por el intercambio estudiantil del rotary, graduándose en el colegio de agricultura de la Universidad de Nebraska. Su año de permanencia en Curtis, viviendo con varias familias, sirvió de mucho para afinar su escala de valores y madurar su juicio. Como siempre dejo un estela de simpatía y afecto: a los pocos días de su fusilamiento casi ochos años después de su estadía en Curtis, recibíamos sentidas cartas de condiscípulos y profesores suyos, y entre ellas la del juez Floy Hecht en cuya casa vivió varios meses, en la que decía que conociendo a mariano estaba seguro de que había muerto defendiendo una causa de justicia y libertad.


Paso del Monserrat a la Universidad Católica, en la facultad de agronomía, y sin que ello le impidiera ser un excelente alumno siempre encontraba tiempo no solo para ayudar en la actividad de la familia, sino también de preocuparse de los problemas estudiantiles. Sus numerosos viajes hacia el norte de la provincia especialmente practicando estudio y análisis de suelos le pusieron en contacto con las zonas más pobres, despertando en él una afán de justicia y la amarga certeza de que no se podría hacer nada de provecho para remediar los males que tenia ocasión de palpar, sin un cambio fundamental de estructuras, en lo económico y en lo social.


Así se fue plasmando la personalidad de Mariano, el idealista que no vacilaba en darse por entero con alegría e inmensa cordialidad frente a sus semejantes y también el muchacho transformándose en hombre con un juicio sereno y ecuánime, con una voluntad férrea para seguir en una lucha dura y riesgosa buscando alcanzar mejor bienestar y mayor justicia para un pueblo con el que se había integrado y sentido absolutamente suyo."

A su regreso a Argentina estudió agronomía en la Universidad Católica de Córdoba, donde comienza a militar en una organización estudiantil peronista: la Agrupación de Estudios Sociales AES. Esta agrupación, que participa en las movilizaciones previas al Cordobazo se fusionó luego con Montoneros. Junto a Emilio Maza interviene por primera vez en una operación de robos de autos en un garaje. El 1° de julio de 1970 unos 25 miembros de Montoneros ocupan diversos locales públicos en la localidad de La Calera pero por errores de la organización no solamente son detenidos muchos militantes y además muere Emilio Maza en un tiroteo, sino que cae en poder de la policía un fichero con los datos de integrantes de la organización y, además, pistas que conducen a la individualización de los militantes de Buenos Aires que habían asesinado al ex presidente Pedro Eugenio Aramburu. Pujadas pasó a la clandestinidad pero en junio de 1971 fue detenido y recluido primero en la cárcel de Córdoba y, más adelante, al penal de Rawson.


"Del Cordobazo a la fría madrugada del 22 de agosto en Trelew con los años de militancia tan intensamente vividos, se concreta la transformación de nuestro Mariano en el "Gaita", como cariñosamente lo llamaban sus compañeros. Prófugo desde la Calera, es detenido en junio del 71 en Córdoba y tras pocos meses de estar en Encausados, forma parte del primer grupo de presos políticos llevados a Rawson: de allí habría de volver a su casa en la noche de un 23 de agosto en un ataúd gentilmente proporcionado por la Armada." Relata su padre José María Pujadas.

La masacre de Trelew en la madrugada del 22 de agosto de 1972 en Trelew, Argentina, consistió en el asesinato de 16 jóvenes peronistas y de izquierda, presos en el penal de Rawson, capturados tras un intento de fuga parcialmente exitoso y ametrallados posteriormente por marinos dirigidos por el capitán de corbeta Luis Emilio Sosa. Los sucesos tuvieron lugar en la Base Aeronaval Almirante Zar, una dependencia de la Armada Argentina próxima a la ciudad de Trelew, provincia del Chubut, en la Patagonia austral.


"Fue entonces cuando empezamos a comprender la exacta dimensión alcanzada por Mariano y no a causa de su papel protagónico en el aeropuerto de Trelew, sino al ver la cantidad de gente para nosotros desconocida, pueblo, "pueblo", de alpargata rotosa y pollera deshilachada que sin intimidarse por la presencia de carros de asalto en las inmediaciones de la casa, entraban silenciosos con ojos húmedos a dar el ultimo adiós al muchacho guerrillero que por ellos había ofrendado su vida mirando su rostro exangüe pero sereno y sonriente, y tocando la bandera de su patria de adopción que cubría el féretro, cruzada con una leyenda que él llevaba grabada a balazos en el pecho: MONTONEROS. Esa misma palabra que un hermano, con un clavo, grabo en el revoque fresco que tapa el nicho, hasta donde lo llevaron a pulso sus compañeros en un mediodía soleado de agosto.

Hermosos son todos los recuerdos que conservamos de Mariano, y creo que todos los que lo conocieron, por siempre tendrán presente el maravilloso don de esa sonrisa que siempre se dibujaba en sus labios, su entereza, su serenidad y su espíritu de conciliación y justicia.


Para muchos de nosotros es más que un ejemplo un recuerdo: antes Mariano estaba con nosotros, ahora está en nosotros, pues lo llevamos en nuestra mente, en nuestra sangre, en nuestro corazón." Así terminaba su padre sus recuerdos con su hijo.

El 14 de agosto de 1975 el grupo paramilitar Comando Libertadores de América asaltó la casa de sus padres José María Pujadas y Josefa Badell y los mató a tiros y luego despedazó con granadas al igual que a sus hermanos José María y María José de 28 y 18 años respectivamente, dejando con vida en la casa solamente a dos menores.

Todas los integrantes de la familia Pujadas fueron secuestrados en aquella madrugada, luego fueron trasladadas a una casa de campo situada en la ruta que une Córdoba con Alta Gracia, allí fueron tirados en una fosa y se hizo detonar una granada para terminar de matar a todas estas personas. Entre los cadáveres se encontraba un menor que salvó su vida de la detonación de la granada por encontrarse tapado por los cuerpos de las otras personas asesinadas.


Bibliografia consultada:


[Del libro "CAMPANA DE PALO" de Roberto Baschetti]



Esta nota ha sido leída aproximadamente 447 veces.



Lois Pérez Leira

Coordinador General de la Internacional Guevarista


Visite el perfil de Lois Pérez Leira para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: