Crítica ácida

Un maestro campesino reta la hipocresía de la democracia



El primer gabinete del presidente de Perú, Pedro Castillo lo integran ministros a quienes el Jefe del Estado llamó equipo del pueblo que defenderá los derechos de la mayoría de los peruanos, y resaltó que el compromiso es construir un país más justo, libre y digno. Los nombres de sus juramentados por el hecho de provenir de partidos de izquierda se convierten en un auténtico desafío a la hipocresía política tradicional de la mal llamada democracia representativa, represiva a la hora de la verdad actuante.

Destaca el marcado carácter de izquierda de los integrantes del gabinete peruano, reto valeroso a los que intentaron impedir o desconocer la mayoría de los votos emitidos en estrecha paridad de preferencias de quienes sufragaron por las dos tendencias, resultado apegado al procedimiento comicial de una consulta no manipulada, respondida con respeto así sea por el ajustado porcentaje de 44 mil votos, diferencia entre el docente Castillo y su oponente Keiko Fujimori.

Diputados, ex diputados, ex candidatos presidenciales de partidos de izquierda e incluso vicepresidenta de la república Dina Boluarte quien ocupará la cartera de Desarrollo e Inclusión Social, el nuevo titular de Relaciones Exteriores, Héctor Béjar, abogado y doctor en sociología quien tiene 85 años y fundó en 1962 el “Ejército de Liberación Nacional” grupo insurgente inspirado en la Revolución Cubana, sin temor al viejo complejo de satanizar a Cuba para restarle votos a los candidatos latinoamericanos.

Ministro del Interior es Juan Carrasco, fiscal anticorrupción de la provincia de Lambayeque, Hernando Ceballos en la cartera de Salud, médico, ex congresista del izquierdista “Frente Amplio” y portavoz del presidente Castillo para temas sanitarios, incluyendo el combate a la pavorosa pandemia de la enfermedad contagiosa coronavirus. Juan Cadillo, joven maestro independiente uno de los mejores profesores infantiles del mundo por su uso de las tecnologías para la formación, ministro de Educación.

El ex diputado del Frente Amplio, Iván Quispe, será ministro de la Producción, Roberto Sánchez, congresista y presidente del partido de izquierda “Juntos por el Perú” ocupa la cartera de Comercio Exterior. Ciro Gálvez, ex candidato presidencial del partido indigenista “Runa”, asume el Ministerio de Cultura, y en los despachos con perfil más técnico: Desarrollo Agrario, Trabajo, Energía y Minas, Vivienda y Ambiente, figuras poco conocidas. Repito que es actitud demócrata a ultranza la del nuevo Presidente PEDRO CASTILLO, maestro rural y campesino primer peruano de humilde origen electo en la historia de su país para el cargo de máxima autoridad ejecutiva, y como lo dijo Castillo poder moral.

Pendiente el nombramiento de los ministros de Economía y Justicia, en esta cartera se menciona al jurista Aníbal Torres principal abogado que enfrentó las maniobras de Keiko Fujimori para escamotear la victoria electoral de Castillo, quien anunció el envío al Congreso de un proyecto para reformar la Constitución vigente desde 1993 aprobada en el gobierno de Alberto Fujimori. Cinco años pauta la ley, en medio de la esperanza de millares de sus compatriotas y obvia inquietud de buena parte de los manipulados por noticias falsas, amenazas del capitalismo salvaje, y prensa mundial que desaparece noticias, logros o alcances de cualquier índole que lleven avance y beneficios sociales a los pueblos donde los presidentes no sean del agrado a EE UU y al salvaje mercantilismo, manipulación sin tapujos de la derecha.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 475 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: