Iván Duque arma sus falsos positivos en contra de Venezuela

De verdad que Colombia ha tenido presidentes malos; pero Iván Duque es
lo peor que ha pasado por la casa de Nariño; es un pelele de esa
secta uribista que gobierna tras bastidores a Colombia. Muchos al
verlo actuar como un títere lo tildan de subpresidente. Hasta los
voceros del alto gobierno se refieren públicamente a Alvaro Uribe como
el presidente. Ya dicen en ese país que ante el caos que lo ha
conducido Duque, es el mejor jefe de campaña que tiene Gustavo Petro,
que por los pitos que tocan se está convirtiendo y las encuestas no
mienten, en el virtual presidente de Colombia. Hasta Uribe que lo
llevo allí, como su hijo putativo, se oye con insistencia que le va
dejar el pelero para que se "defienda solo".

Ante este acorralamiento, no sabe de qué palo ahorcarse y acusa al
presidente Nicolas Maduro hasta del mal dormir. El 25 de junio cuando
el helicóptero en que viajaba a Cúcuta y se disponía aterrizar,
recibió algunos impactos de bala, sin abrir investigación, ni tener
un elemento probatorio a la mano su ministro de la defensa y él
señalaron que el atentado "se había fraguado en Venezuela". Lo cierto
fue que los involucrados y entre ellos un ex capitán del ejército
trabajaban en una empresa de seguridad presidencial llamada Isvi,
conocían con anticipación la ruta a seguir por Iván Duque. Luego
vendría el pasado 26 de julio, en la instalación del lll Seminario
Internacional de Análisis y Prevención del Terrorismo Urbano celebrado
en Bogotá, allí por supuesto estaba presente el embajador gringo
Philip Goldberg, allí Iván Duque se fue de bruces y en su afán para
congraciarse con el representante de los EEUU, pidió a ese país con
todo el descaro y desfachatez que Venezuela sea declarada como país
"protector del terrorismo". En verdad que este señor no pierde
espacio y escenario para derramar su bilis que tiene acumulada contra
nuestro país.

De Colombia se puede decir muchas cosas, que es un país sumido en la
pobreza, en la inseguridad, en la droga, en el paramilitarismo; semana
a semana asesinan o masacran a líderes sociales. Industrializo la
exportación de mercenarios; sino que lo diga la Operación Gedeon hacia
Venezuela, que fue fraguado en Colombia y tenían como objetivo
asesinar al presidente Maduro, lo cierto fue que los mercenarios
fueron detenidos por unos pescadores en una de las playas del estado
Aragua. Lo último fue el magnicidio al presidente Haitiano Jovenal
Moise, donde participaron una veintena de ex militares colombianos y
que dijo su mentor que avala todos estos hechos salvajada criminal,
que habían sido llevados allí "engañados". Una declaración que raya en
lo ridículo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 506 veces.



Luís Roa

Licenciado en Administración de Empresas (ULA). Luchador social. Jubilado de CVG Alcasa

 Luisroa519@gmail.com

Visite el perfil de Luís Roa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: