Un poco de historia nunca hace mal...

Ya son harto conocidas las terribles masacres cometidas por los "Estadounidenses" en su expansión hacia el oeste por allá entre el 1700 y el 1800 y dele. En las tierras del norte vivían más de 7 millones de nativos que fueron reducidos a unos cuantos miles a punta de fusiles, cañones y virus. Los primeros ejemplos de "guerra biológica" se dieron cuando los civilizados y puritanos colonizadores le entregaron, muy a propósito, mantas contaminadas con el virus de la viruela a miembros de las diferentes tribus originarias del norte, como gesto de "amistad". Un verdadero genocidio, una limpieza étnica de la peor calaña. También ya para nadie es un secreto como a mediados del siglo 19, los Yankees le roban a México la mitad de su territorio y continúan su expansión hacia el sur apropiándose indirectamente de centroAmérica con la complicidad de las oligarquías locales, despojando a los habitantes autóctonos de sus tierras, masacrándolos impúnemente. Los Estados Unidos de Ameŕica, desde su independencia, nacen ya con una semilla sanguinaria, racista, supremacista y "evangelizadora" que solo produce guerras constantes que han causado desde entonces y hasta nuestros días millones de víctimas inocentes en naciones tan diversas como Serbia, Vietnam, Camboya, Filipinas, Nicaragua, LIbia, Irak, Yemen y podríamos seguir en una larga y triste lista.

Pero veamos hacia NuestrAmérica, un territorio que los imperialistas consideran vanidosa, arrogante y muy equivocadamente su "patio trasero".

En 1935, los gringos despues del vil asesinato de Augusto Cesar Sandino lider de la resistencia revolucionaria de Nicaragua quien despues de 6 años de una intensa guerra había logrado expulsarlos de su país, colocaron en el gobierno al dictador Anastacio Somoza un miembro destacado de la oligarquía nica quien ejerció el poder con mano de hierro y totalmente subordinado a las ordenes de las transnacionales gringas instalando una dinastía sangrienta que gobernó la patria de Sandino por mas de 40 años. CentroAmérica era desde temprano en el siglo 19 una gigantesca plantación en manos de la United Fruit Company, la misma que en 1929 dio órdenes al ejército para masacrar a los trabajadores bananeros colombianos, un cable desclasificado de la embajada gringa en la Colombia de aquellos años lee textualmente: " tenemos el honor de informarles que según el representante de de la United fruit Company en Bogotá son más de 1000 los huelguistas muertos por los militares colombianos..." el "honor",¡coño! así se mantenían - y aún se mantienen - a salvo las inversiones de los Estados Unidos. En Guatemala a mediados de los años 50, Jacobo Arbenz un presidente nacionalista que subió al poder prometiendo una sociedad mas justa, fué acusado de "comunista" y derrocado por un golpe militar impulsado y respaldado por los Estados Unidos. Pocos años despues en 1960 debido a la pobreza extrema generada entre el pueblo Maya debido a la confiscación de sus tierras ancestrales por las oligarquías cafetaleras y el sometimiento de la población en general por los malos gobiernos siempre arrodillados frente a las grandes transnacionales, estalla una cruenta guerra civil que es tristemente célebre por la terrible matanza de más de doscientos mil miembros de la población Maya, cifra que incluye mujeres y niños, otro genocidio que hasta hoy sigue impune y del que nadie ya quiere hablar. Uno de los principales actores en estas masacres fué un militar asesino graduado con honores en la "Escuela De Las Américas" el dictador Efrain Rios Montt, con el complaciente respaldo y la plena colaboración de unos asesinos sanguinarios como el presidente gringo Ronald Reagan y su cómplice Elliot Abrahams, quien por cierto todavía hoy anda por allí planeando y promoviendo asesinatos e invasiones.

En Colombia en 1948 las oligarquías pro yankees asesinaron a Jorge Eliéser Gaitan un popular escritor, jurista y político al que todos consideraban el próximo presidente del país. El asesinato fué planeado y llevado a cabo también con la aprobación y el apoyo de los gringos para evitar la llegada al poder de un lider socialista. El crimen dio inicio a una terrible espiral de violencia que perdura hasta nuestros días. Colombia se convierte entonces poco a poco en el portaviones del capitalismo imperial en territorio nuestro americano y tiempo después pasa a ser el principal productor de drogas, en especial cocaína, del mundo.

En 1954 con el respaldo de los Estados Unidos las oligarquías paraguayas ponen en el poder al más que fascista Alfredo Strossner quien impuso una sangrienta dictadura que se mantuvo en el poder hasta 1989.

En el 57 se impone (con apoyo Yankee por supuesto) en Haití - un país que tuvo el coraje de luchar y vencer a los imperialistas europeos y de paso ayudar a Bolívar en su gesta independentista- la sangrienta dictadura de los Duvalier que se mantiene hasta 1986. Las elites eurocéntricas nunca le perdonaron a nuestros hermanos haitianos tanta osadía. Hoy Haití sigue sumido en la miseria y el conflicto.

Si revisamos bien nuestra historia, después de las guerras de independencia del siglo 19, en toda NuestrAmérica, las oligarquías locales terminan traicionando el sueño de los libertadores de una Suramérica unida. Bolívar, San Martín y O'Higgins mueren en el peor de los exilios. Sucre y muchos otros son asesinados. Los oligarcas se hacen del poder y durante siglos gobiernan genuflexos a las élites colonialistas y de espaldas a un pueblo siempre abandonado y traicionado. Continúa el genocidio físico y cultural de nuestros pueblos originarios y el robo de sus tierras ancestrales en nombre de un supuesto "progreso". La América es fragmentada en pequeñas y débiles "repúblicas Bananeras", a cada una se le asigna su rol como plantación de los viejos poderes coloniales , en especial del nuevo poder del norte. Algunas siembran bananas, otras café, en otras se extraen el cobre, el petróleo y muchas otras materias primas, pero siempre beneficiando solo a las oligarquías locales y a las grandes transnacionales de la muerte que, al igual que lo hizo el imperio español, siguen llevándose nuestras riquezas, dejando atrás miseria, contaminación y sufrimiento.

En El Salvador, Honduras, Guatemala y Colombia los pueblos viven sometidos y a merced de políticos y oligarcas corruptos al servicio de las transnacionales. Cuando se rebelan, son reprimidos con terribles torturas, desapariciones y muerte, decretadas desde el norte bajo las doctrinas de "seguridad nacional" que convierte a los pueblos originarios, a los campesinos y a los movimientos sociales en general en un enemigo interno. En 1963, en república Dominicana un presidente demócrata y nacionalista, Juan Emilio Bosh es, como ya es costumbre, acusado de comunista y derrocádo violentamente por un golpe militar liderádo por otro "heroe" de La infame Escuela de las Américas el general Wessing y Wessing. En el Salvador, en 1979, al igual que en Guatemala, estalla una cruenta guerra civil donde mueren más de 75000 personas. Bajo las ordenes de Roberto D ́áubisson, otro alumno sumacumlauden en terror tambien graduado con honores en la Escuela De Las Américas, se crea el escuadrón "Atlácatl" que asesinó a más de 1200 civiles en la tristemente célebre masacre de "El Mozote". Monjas, sacerdotes, estudiantes, niños y niñas y hasta un importante monseñor protector de los pobres el monseñor Oscar Arnulfo Romero, son asesinados víctimas del odio de la derecha radical apoyada por los Estados Unidos en una guerra que durará ḿás de diez años.

Todo gobierno nacionalista que se desvíe aunque sea un poco de los designios imperiales es derrocado con un golpe o una intervención militar. Durante los siglos 19 y 20, Estados Unidos realiza más de 40 invasiones militares en naciones de NuestrAmérica y fomenta decenas de golpes de estado, impone sangrientas dictaduras y asesina a todo aquel que se le oponga, así desaparecen a grandes líderes como Allende, Torrijos, Bishop en Grenada y hasta Renny Otolina un popular locutor de la televisión Venezolana, quien se atrevió a lanzarse contra la mafia adeco/copeyana, muere en un muy extraño accidente. En Brasil en 1964 los gringos promueven el golpe contra Joao Goulart, e instalan una dictadura militar y asesina que dura hasta 1985, el presidente Kennedy, supuesto paladín de la democracia, incluso tenía planeado invadir el país si el golpe fracasa. Así la gran nación del norte, cuna de la "libertad y la democracia" y paladín de la justicia, instala en NuestrAmérica sangrientas dictaduras militares: en Chile 1973/90, Argentina 1973/83, Uruguay 1973/85, Bolivia 1971/78. Además en esa década de los años 70 las fuerzas imperiales y sus dictadores cómplices instalan la infame "operación Cóndor" para exterminar toda disidencia simultáneamente en cualquier país latinoamericano. Esto no solo sucede en nuestras tierras, también en África y en medio oriente carismáticos líderes revolucionarios son asesinados por las agencias de inteligencia del norte imperial ya descaradamente al servicio de las grandes corporaciones capitalistas. Hasta en las entrañas del mismo imperio aquellos que se opongan al sistema hegemónico o sus voces rebeldes resuenen demasiado alto, son asesinados por "los pistoleros solitarios" o mueren en "extraños accidentes" o de agresivas enfermedades repentinas. Así mueren presidentes como Kennedy y su hermano solo por oponerse a las guerras en Asia, líderes como Malcom x Martin luther King, asesinados por reclamar los derechos de su gente. Potentes voces disidentes como la de John Lennon son acalladas a tiros y son cientos los líderes sociales afro y nativo americanos que terminan encerrados de por vida, olvidados en cárceles de máxima seguridad.

En Venezuela, al caer la dictadura del General Perez Jimenes, en 1958, las cúpulas Adeco/Copeyanas pactan con los gringos, traicionan la rebelión popular y comienza la larga dictadura con sonrisa bipartidista donde ser comunista o estar en contra de la falsa democracia te costaba la vida. Durante esos años la policía política venezolana era dirigida por torturadores y asesinos entrenados por la CIA. Terroristas cubanos reclutados por esta agencia ocupan cargos en cuerpos policiales y cométen todo tipo de desmanes, torturas y asesinatos, incluso actos terribles de terrorismo como la voladura de un avión cubano con toda la selección juvenil de esgrima de esta isla del Caribe abordo. Fué durante estos gobiernos cuarto republicanos que se comienza con las desapariciones forzadas de líderes y militantes opositores. Pero recordemos que estamos hablando de la "época de oro" después de la segunda gran guerra, durante esos años de auge económico, las inversiones en la economía real no solo favorecen a unas oligarquías poderosas sino que también hacen crecer a las clases medias de nuestros países...hasta que a finales de los 70 el monstruo neoliberal comienza a mostrar sus garras. Pero como el cuento se está volviendo un poco largo, sigamos revisando la historia. No olvidemos, que como comenté al comienzo del artículo, ya a principios del siglo 20 los Estados Unidos se habían robado la mitad del territorio de México, lograron separar al Istmo de Panamá de la República de Colombia. Invadieron a Cuba y a filipinas y se anexaron Hawaii y Puerto Rico. En los 60 se tomaron la isla de Guam donde plantan otra de sus grandes bases militares y destruyen los atoles de las islas Bikini con las pruebas de sus bombas atómicas contaminado con radiación a los nativos.

Corea, Vietnam, Camboya, Yugoslavia, Somalia... incluso China!. Podríamos seguir con los datos históricos del prontuario criminal de la supuesta "nación indispensable" del norte, y recordar además toda la muerte y destrucción sembradas por el imperialismo gringo desde la operación de bandera falsa de las torres gemelas en Nueva York hasta nuestros días, pero ese cuento, creo, esta bien fresco en nuestras memorias y lo que es más, aún está en pleno desarrollo.

Todos estos datos son fáciles de conseguir por internet, además sobre el tema se han escrito decenas de libros bien documentados. Si alguien quiere seguir "desinformado" pensando que el imperialismo y el colonialismo no existen y que los Estados Unidos de América y su ejército imperial, o sus socios en gobiernos lacayos están pendientes del bienestar de los pueblos de NuestrAmérica, en especial del pueblo venezolano y que solo los mueve la búsqueda de nuestra felicidad, libertad y democracia... Bueno no digan que no les advertimos lo suficiente.



 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 740 veces.



Gustavo Corma


Visite el perfil de Gustavo Corma para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: