Avances para una guerra

Los filamentos en la continuidad de la guerra se van ampliando como algo cotidiano en el Golfo Pérsico. Y no es un nuevo conflicto, es el mismo de siempre, alargado, permanente, indefinible, interminable.

Con los años la configuración cambia y no es para bien pues así lo muestran sus mismos acontecimientos los cuales se van tomando incluso otras regiones cercanas donde las situaciones políticas son aún más explosivas y serían mucho más violentas, estas bien valen la pena mirar.

Lo que pase en esta extensa región de naciones árabes la cual superan los quinientos cincuenta y cinco millones de habitantes repercutirá en muchos países incluyendo a Venezuela como importante nación productora y miembro principal de la OPEP.

En la República Árabe Siria hay una guerra y cada vez que la zona se mueve a punta de amenazas la paz parece inalcanzable. Los acuerdos son temas sin agenda. Es un conflicto de intervención ⎯no una guerra civil⎯ donde participan más de noventa y seis países.

Cerca de esos territorios está la reciente situación entre Crimea, Ucrania y la Federación Rusa, juntas van alterando el panorama hacia la región del Asia Septentrional y van descomponiendo, a pesar de lo distante, la gobernanza en Damasco.

Las flamantes noticias del atentado contra el premier de Bielorrusia Aleksandr Lukashenko, organizado desde Norteamérica, va a tender a agravarse de nuevo una endeble estabilidad la cual va muy comprometida en su contra y este hecho los hará actuar con mucho más peso.

La situación en Líbano es insostenible, el gobierno ha caído y llegar a apostar a una estabilidad política más bien parece un riesgo. Desde el asesinato de Rafig Hariri el 14 de febrero del 2005 todo se resuelve con mega atentados, todos aún sin aclarar y parecen acabar con la París del mundo árabe.

La estabilidad política en Irak no existe pues un bamboleo en lo político ha derribado al gobierno. Se ha planteado una junta transitoria por seis meses y hasta el periodista Muntazer al Zeidi, quien el 14 de diciembre del 2008 lanzó sus zapatos a George Bush, ha sido postulado, cargo que este ha rechazado.

La situación de Yemen es un verdadero David luchando contra un monstruo conocido como Arabia Saudita. Esta es una realidad bien particular pues la petromonarquía busca quedarse con su franja fronteriza la cual está inundada de petróleo. De nuevo el petróleo es el protagonista en esta, como en todas las guerras.

Yemen comienza a ser conocida como la Vietnam del mundo árabe. Más de setenta mil niños han muerto de hambre, esto sin contar los que a cada momento son asesinados a causa de la guerra. Histórica pelea entre chiitas contra sunitas representados estos últimos por los saudíes.

Todo este escenario impulsa con más firmeza y arrogancia la fuerza de una dura guerra en la zona. A estas alturas los cálculos son indetenibles. El 2021 será conocido por la prolongación de un conflicto sin soluciones.

Lo de Israel es vergonzoso. Es un gobierno fascista, ya el sionismo les ha quedado corto. Mueve su invención el Arco de la Crisis a su antojo y todo indica que su estrategia es descargar su odio en contra de Irán.

Irán destruiría primero dentro de sus objetivos a los Emiratos Árabes Unidos pues estos ni pretenden molestarse en saber con quién se están metiendo al prestar su territorio para emplazar cientos de cohetes en contra de Irán.

La región cambia y se desconfigura tan rápidamente que es lo menos en que podría fijarse un analista. Solo cabría fijarse en la posición de Turquía en el cual su gobierno no quiere ser menos que un imperio. En sus recuerdos está presente rememorar cuando eran parte muy importante del Imperio Otomano.

Siria puede estallar en una gran rebelión de sus jóvenes, están saturados, fatigados. No quisiera adelantarme, pero a veces da la impresión de una guerra civil y esto sí sería lamentable. Hay la posibilidad real de un gran levantamiento.

Para complicar aún más las cosas a mediados de abril del 2021 el perseguido gobierno sirio tomó nuevas medidas con su moneda; la Libra, mediante un aumento muy duro pues anteriormente eran 1250 Libras por 1$. Ahora son 2515 por 1 $. Y el paralelo ha quedado en 3200 Libras por 1$. El país va a explotar.

Es parte de los avances para una agenda de guerra muy próxima en la región donde ya las cosas no son iguales. Nótese que Irak, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos son miembros de la OPEP y la Federación Rusa de la OPEP⎯Plus, por ende, todos socios de Venezuela.

La guerra es y va en contra de los países OPEP.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 516 veces.



Miguel Jaimes

Politólogo, Magister Scientiae en Ciencias Políticas y Doctor en Ciencias Gerenciales. Director del Diplomado en Geopolítica del Petróleo. Sitios webs; https://www.geopoliticapetrolera.com y https://www.lamucuy.com.ve

 venezuela01@gmail.com      @migueljaimes2

Visite el perfil de Miguel Jaimes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Jaimes

Miguel Jaimes

Más artículos de este autor