Diplomacia de gestos

En  mi último artículo señalaba la conveniencia de seleccionar funcionarios diplomáticos que  dominen con fluidez el ingles;  para enterarse a tiempo de lo que se trama en el escenario internacional. Esto es muy necesario en los organismos multilaterales donde suele haber cerca de 150 paises representasos, que necesariamente deben entenderse en una lengua distinta a la suya propia. Las  propuestas suelen venir  primero en inglés; es después de un  tiem po que aparecen las versiones en las otras dos lenguas internacionales: francés y español; cuendo llega la traducción ya se han adelantado muchas negociaciones referidas al texto en inglés. En otro  escrito recomendaba qu Venezuela garatizase  su seguridad negociase la con la cesión de unespacio para una base misilistica en el archipiélago de las aves.

En este momento Estados Unidos y China protagonizan una diplomacia de gestos. Después del encuentro en ASnchorage donde Estados Unidos reclamó como  violaciones del derecho internacional el manejo de algunos asuntos internos de China. Con olvido de queinmiscuirse en los asuntos internos de un país es una violación de la carta de la ONU. 

Después de eso China sobrevoló con una veintena de aviones de guerra suyos el espacio aéreo sobre Taiwan; que también es suyo. Estados Unidos replicó con unas maniobras navales en que con alguna reluctancia también participó Filipinas. A eso siguió la autorización a altos funcionarios del Departamento de Estado pare recibir y conversar con funcionarios del gobierno de Taipei. A eso siguió el apoyo ee Washington para que Japón vierta en las aguas del Pacífico lasaguas contaminadas de radioactividad de la destruida planta nuclear de Fukushima a pesar de la oposición de dos vecinos  rivereños: China y Corea del Sur. Por último Estados Unidos  que se comprometión en época de Nixon/Kissinger a reconocer  a Beijing como el único gobierno de China; acaba de enviar una misión diplomática a Taipei encabezada por  el ex senador Chris Dodd   y en la que figuran varios antiguos altos funcionarios de Departamento de Estado como Richard Armitage. La reacción de China fue enviar otra oleada de aviones de guerra chinos a sobrevolar Taiwan. China ya advirtió que eran ejercicios de práctica pare su reacción en caso de que se declare independiente. Uno se pregunta el lavado cerebral  que deberá hacer el gobierno de Washington para convencer a su población y a sus vasallos de que deben ir a la guerra mundial porque China recupera una provincia rebelde  que es suya. Un gesto que devolvería la lucidez  a los halcones buscaguerras de Estados Unidos sería un acuerdo  de alianza militar entre China y Rusia; porque Estados Unidos sólo agrede cuando cree que puede hacerlo con impunidad. 

Venezuela también pudiera aportar algo en la política de contenimiento de la agresividad norteamericana. Si comprometerse con acuerdos bastaría con que dejase patrullar, como ejercicio  demostrativo de su compromiso con la libertad de circulación marítima a un grupo naval ruso de esos pequeños  y discretos barcos rusos  que desde  el mar Caspio dispararon  unos misiles crucero  que dieron en el blanco  a unos 1600kms de distancia en una reunión de oficiales de inteligencia en una villa cerca de Aleppo. Hacerlo sin decir nada un gesto muy alocuente sobre la inutilidad de las 800 bases de Estados Unidos regadas por el mundo, para proteger  a su territorio de la destrucción que ellos esparcen en el territorio de países sin capacidad de retribución.Venezuela puede con ese gesto dar un gran aporte tácito a la causa de la paz mundial  



Esta nota ha sido leída aproximadamente 444 veces.



Umberto Mazzei


Visite el perfil de Umberto Mazzei para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Umberto Mazzei

Umberto Mazzei

Más artículos de este autor