El Papa Pancho

El capitalismo y el socialismo, de antuvión y sin digresión, preséntanse como casos límite contradictorios caliginosos, y cuando el Papa Francisco, dice, en la nueva Encíclica, Hermanos Todos, que el capitalismo fracasó, de repente no sorprende, pues, el Papa, entre el éxito y el fracaso, estaría apuntando y apostando hacia el exitoso socialismo cristiano, hacia un verdadero cristianismo originario, de la modernidad ilustrada originaria cristiana einsteiniana, distinto al cristianismo de la invasiva millonaria masacre aborigen de la mano española colonial al Territorio Indígena Avanzado, entre otros, al universo mundo de los Incas, los Chibchas, los Caribes, los Mayas. Hacia el socialismo, hacia un verdadero cristianismo originario distinto al cristianismo cruzado inquisitorio, distinto al distorsionado cristianismo fanatizado, en que Mike Pompeo, enviado de Donald Trump, que ya conocían la publicación de la Encíclica del Papa, y que el alter ego trumpiano, endenantes, buscaría atajar la publicación, mas y más, el Papa Francisco, agarrólo, al rolo e’vivo, en el salto, y nególe la audiencia, en que endespués publicárase la Nueva Encíclica, "Fratelli Tutti" ("Hermanos todos"), en que Mike Pompeo, quedose como pajarito en grama. Pues el Papa Francisco, en perfecta gambeta pandémica, burlose de Trump, tanto que sobrevínole, a éste, el coronavirus, pa’subir escuálidas encuestas de San Martín, lo que no logró con el Papa, que esperólo en la bajaíta, y, sumbóle el coñazo golazo abracadabrante de palomita cándida, en que, a según el Papa, con sierpe chapulín astucia, dijera: "¡El capitalismo fracasó!" Y, el Papa, invitóle, a jugar entre el exceso y el defecto, convocóle, a situarse en el medio aristotélico profundo de la justicia social espiritual dialógica solidaria, entre la guerra trumpiana y la pacifista franciscana, entre pandemonio y padrenuestro, entre la medianía rosalucemburgoiana profunda, el socialismo y la barbarie. La justicia social espiritual dialógica solidaria papal, entre la economía mágica del mercado y la economía natural de todos hermanos, entre la ONU antes del coronavirus y la ONU después del coronavirus, entre verdaderas seguridades y las falsas seguridades, entre la evidencia y la duda, la capacidad de acción conjunta y la incapacidad de acción conjunta, entre los hermanos todos y las herramientas todos, entre los consumidores y los espectadores, entre el fuerte y el débil, entre los ricos y los pobres, entre la dependencia y la independencia, entre la política soberana fuerte y la política soberana frágil, entre la política del divide y reinarás y la política del multiplica y la hermandad. La justicia social espiritual dialógica solidaria papal, entre la colonización y la liberación, la consistencia moral y la inconsistencia moral, la independencia política económica social ideológica y la dependencia política económica social ideológica, entre el dejarse licuar la conciencia histórica y el no dejarse licuar la conciencia histórica, entre el dejarse licuar el pensamiento crítico y el no dejarse licuar el pensamiento crítico, entre el dejarse licuar la lucha por la justicia y los caminos de integración de hermanos todos y el no dejarse licuar la lucha por la justicia y los caminos de integración de hermanos todos, entre el no dejar vaciar el sentido de las palabras democracia, libertad, justicia, unidad y el dejar vaciar el sentido de las palabras democracia, libertad, justicia, unidad, entre el no dejar manipular ni manosear ni desfigurar las palabras democracia, libertad, justicia, unidad y el dejar manipular, manosear y desfigurar las palabras democracia, libertad, justicia, unidad, entre el permitir la utilización de las palabras democracia, libertad, justicia, unidad como instrumento de dominación, como títulos vacíos de contenido que pueden servir para justificar cualquier acción y el prohibir la utilización de las palabras democracia, libertad, justicia, unidad como instrumento de dominación, como títulos vacíos de contenido que pueden servir para justificar cualquier acción. Asina asín ansí así, cuidar el mundo, el medio ambiente, los recursos naturales, el continente que nos rodea es cuidarnos a nosotros mismos, llevado, el cuidar el mundo natural ambiental continental, por el constituirnos en un "nosotros", que es contenido que contiene el continente que habita la casa común, que no es mas y más que la justicia social espiritual dialógica solidaria papal, entre ganancia capital y perjuicio social, entre los interese particulares y los interese comunales, entre una cultura vacía inmediatista desequilibrada y una cultura plena estabilista equilibrada, entre una cultura con un proyecto común y una cultura sin un proyecto común, entre la guerra por el agotamiento deficiente de recursos y la paz por la abundancia de recursos, entre una guerra disfrazada y una paz desembozada. Asina asín ansí así ha de estar repleta, la Encíclica del Papa Francisco Hermanos Todos, por mas y más de cuatrocientas categorías límbica contradictorias caliginosas, en que el medio estagirita abismal, ha de ser la justicia social espiritual dialógica solidaria papal.

Con digresión y sin digresión, esta lata perorata paraulata, deviene de lo que dijera el Papa Francisco de su Encíclica, el domingo 04/10/2020, véase la página web de Aporrea, https://www.aporrea.org/actualidad/n359340.html; "El capitalismo fracasó, denuncia el papa Francisco y produce polémica en las redes. El papa Francisco dijo este domingo que la pandemia del coronavirus ha demostrado que las "teorías mágicas" del capitalismo han fracasado y que el mundo necesita una nueva clase de política que fomente el diálogo y la solidaridad, y rechace la guerra a toda costa. Habló de un mundo postcovid uniendo los elementos clave de sus enseñanzas sociales en una nueva encíclica, "Fratelli Tutti" ("Hermanos todos"), publicada en el feriado del santo y que atribuye a el pacifista San Francisco de Asís. Planteó que las instituciones económicas y políticas actuales deben reformarse para responder a las necesidades legítimas de la gente más afectada por la pandemia. "Cualquiera que piense que la única lección que se puede aprender es la necesidad de mejorar lo que ya estábamos haciendo, o refinar sistemas y regulaciones existentes, está negando la realidad". Hasta un cambio en la ONU asomó ante la necesidad de una nueva gobernabilidad global. Ver encíclica en: https://www.vidanuevadigital.com/wp-content/uploads/2020/10/FRATELLI-TUTTI_espanol.pdf. Algunos párrafos de la encíclica del Papa Francisco: "Asimismo, cuando estaba redactando esta carta, irrumpió de manera inesperada la pandemia de Covid-19 que dejó al descubierto nuestras falsas seguridades. Más allá de las diversas respuestas que dieron los distintos países, se evidenció la incapacidad de actuar conjuntamente. A pesar de estar hiperconectados, existía una fragmentación que volvía más difícil resolver los problemas que nos afectan a todos. Si alguien cree que sólo se trataba de hacer funcionar mejor lo que ya hacíamos, o que el único mensaje es que debemos mejorar los sistemas y las reglas ya existentes, está negando la realidad." "Hay más bien mercados, donde las personas cumplen roles de consumidores o de espectadores. El avance de este globalismo favorece normalmente la identidad de los más fuertes que se protegen a sí mismos, pero procura licuar las identidades de las regiones más débiles y pobres, haciéndolas más vulnerables y dependientes. De este modo la política se vuelve cada vez más frágil frente a los poderes económicos transnacionales que aplican el "divide y reinarás". "Son las nuevas formas de colonización cultural. No nos olvidemos que «los pueblos que enajenan su tradición, y por manía imitativa, violencia impositiva, imperdonable negligencia o apatía, toleran que se les arrebate el alma, pierden, junto con su fisonomía espiritual, su» consistencia moral y, finalmente, su independencia ideológica, económica y política» Un modo eficaz de licuar la conciencia histórica, el pensamiento crítico, la lucha por la justicia y los caminos de integración es vaciar de sentido o manipular las grandes palabras. ¿Qué significan hoy algunas expresiones como democracia, libertad, justicia, unidad? Han sido manoseadas y desfiguradas para utilizarlas como instrumento de dominación, como títulos vacíos de contenido que pueden servir para justificar cualquier acción." "Cuidar el mundo que nos rodea y contiene es cuidarnos a nosotros mismos. Pero necesitamos constituirnos en un "nosotros" que habita la casa común. Ese cuidado no interesa a los poderes económicos que necesitan un rédito rápido. Frecuentemente las voces que se levantan para la defensa del medio ambiente son acalladas o ridiculizadas, disfrazando de racionalidad lo que son sólo intereses particulares. En esta cultura que estamos gestando, vacía, inmediatista y sin un proyecto común, «es previsible que, ante el agotamiento de algunos recursos, se vaya creando un escenario favorable para nuevas guerras, disfrazadas detrás de nobles reivindicaciones»."

Con digresión y sin digresión, la Encíclica Papal, Hermanos Todos, asoma un cambio en la ONU ante la necesidad de una nueva gobernabilidad global. La nueva gobernabilidad global, entre una cultura vacía inmediatista desequilibrada y una cultura plena estabilista equilibrada, que no de otra suerte ha de ser el medio estagirita abismal, ha de ser la justicia social espiritual dialógica solidaria papal. El Papa Francisco, con la Encíclica, Hermanos Todos, habíale dado la vuelta a la grisura difusa en la difuminación continua espectral, en el centro universal unificado reflexivo teilhardiano, en la justicia social espiritual dialógica solidaria, tanto como la fe hebrea abisal, entre la certidumbre y la incertidumbre, la esperanza y la desesperanza, la convicción y la dubitación, lo visible y lo invisible.

Si el Papa Francisco entre el capitalismo y el socialismo, entre el éxito y el fracaso, dice, en la nueva Encíclica, Hermanos Todos, que el capitalismo fracasó. Entonces sea dicho que el Papa Francisco, estaría apuntando y apostando hacia el exitoso socialismo, hacia un verdadero cristianismo originario de la modernidad ilustrada originaria cristiana einsteiniana. Ergo vergo sea dicho que el Papa Francisco en su Encíclica Hermanos Todos, movióse como un peso pluma en la Ciudad Desnuda del Vaticano, con mas y más de cuatrocientas categorías límbicas contradictorias caliginosas, tanto como el exceso y el defecto de la Gran Moral Aristotélica. Ergo vergo sea dicho que entre el defecto y el exceso, necesariamente ha de haber un medio. Ergo vergo sea dicho que el medio estagirita abismal es el medio franciscano abisal, la justicia social espiritual dialógica solidaría papal entre la ONU antes del coronavirus y la ONU después del coronavirus. Ergo vergo sea dicho que el Papa Francisco y la Encíclica Hermanos Todos, asoma un cambio en la ONU ante la necesidad de una nueva gobernabilidad global. Ergo vergo sea dicho que el Papa Francisco y la Encíclica Hermanos Todos, habíale dado la vuelta a la grisura a la borrosidad, con mas y más de cuatrocientas categorías límbica contradictorias caliginosas en la justicia social espiritual dialógica solidaria papal, tanto como en la fe hebrea abisal, entre la certidumbre y la incertidumbre, la esperanza y la desesperanza, la convicción y la dubitación, lo visible y lo invisible.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 472 veces.



Miguel Homero Balza Lima


Visite el perfil de Miguel Homero Balza Lima para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Homero Balza Lima

Miguel Homero Balza Lima

Más artículos de este autor