La CIA planificó el acto terrorista

1976: Crimen en Barbados

El 6 de octubre de 1976, hace 44 años, el gobierno de Estados Unidos, a través de la CIA, planificó, organizó y dirigió un acto de terrorismo en el cual perdieron la vida 73 personas, la mayoría deportistas que participaron en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, celebrados en Venezuela. El cruel episodio fue contra una nave de Cubana de Aviación ocurrido en Barbados.

La criminal acción fue dirigida por los agentes Luis Posada Carriles y Orlando Bosch, ambos cubanos exiliados, pertenecientes a la organización terrorista denominada Coordinadora de Organizaciones Revolucionarias (CORE), fachada creada y financiada por la CIA, quienes a su vez reclutan a los venezolanos Hernán Ricardo y Freddy Lugo, que son los encargados de colocar el artefacto explosivo en el avión.

Posada Carriles llegó al país en 1969 y de inmediato fue acreditado como agente de la Disip, policía política en la cual fungía como jefe de la Brigada 54 Antisubersiva, mientras que Bosch llegó a Venezuela el 7 de septiembre de 1976. También recibió la credencial como Comisionado del mismo cuerpo policial, además le fueron entregadas armas y guardaespaldas. Es decir, tenían la inmunidad suficiente para cometer cualquier acto contra Cuba. Ambos "personajes" recibieron todo el respaldo del presidente de la época Carlos Andrés Pérez y del ex presidente de EE.UU., George Bush ( padre), cuyo respaldo fue tal que crearon una empresa de seguridad que asesoró a los cuerpos de seguridad venezolanos.

Los venezolanos Ricardo y Lugo, autores materiales, fueron reclutados por Posada y Bosch, ambos laboraban como fotógrafos en medios impresos de nuestro país. Confesaron recibir dinero en dólares luego de ser detenidos en Trinidad y de recibir órdenes de Posada Carriles, jefe de la operación terrorista.

Después de la operación terrorista, Ricardo informa a Posada Carriles: " ...el ómnibus se hundió con los perros adentro", grabación encontrada en la empresa de seguridad del terrorista entrenado por la CIA.

"Tenemos una explosión y estamos descendiendo. Tenemos fuego a bordo", informó uno de los pilotos a la Torre de Control del aeropuerto Seawel de Barbados, nueve minutos después del despegue.

"Eso es peor! Pégate al agua! Felo, pégate al agua. Nos estamos quemando intensamente. Pégate al gua", exclamó el piloto.

El Vuelo CU-455 salió de Guyana, hizo escala en Trinidad y Barbados y se dirigía a Jamaica para finalizar en La Habana. No llegó por la acción terrorista.

Ante semejante "operación criminal" de la CIA la condena de los pueblos fue unánime, mientras que en Cuba centenares de compatriotas rindieron homenaje a sus mártires. Ese día, 15 de octubre de 1976, en la Plaza de la Revolución, el Comandante en Jefe Fidel Castro cerraba la jornada de duelo con estas palabras:

" No podemos decir que el dolor se comparte. El dolor se multiplica. Millones de cubanos lloramos hoy junto a los seres queridos de las víctimas del abominable crimen. ¡ Y cuando un pueblo enérgico y viril llora la injusticia tiembla !



Esta nota ha sido leída aproximadamente 534 veces.



Alcides Castillo

Periodista-Politólogo-Especialista en Sistemas y Procesos Electorales

 acastillo472@hotmail.com

Visite el perfil de Alcides Castillo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alcides Castillo

Alcides Castillo

Más artículos de este autor