Asidero

Infiltración hegemónica y biológica, pretexto de control para el virus y dólar en Venezuela

España, sube la ola con el coronavirus al diseñar bien sus estrategias económicas y geopolíticas, lo vengo expresando de una manera clara, el ex primer ministro José Luis Rodríguez Zapatero lo ha hecho muy mal al visionar hacia Latinoamérica, me hace recordar al presidente Bill Jefferson Clinton como designado en Haití como comisionado por una ONG y el gobierno estadounidense. En ambos casos, una realidad palpable de los trastornos de una hegemonía de poder mal concebida desde un principio territorial. En una oportunidad, la primera ministra de Alemania, Angela Merkel reflejo en sus discursos el mal manejo de la inmigración de africanos musulmanes y orientales a la vieja Europa y hacia Latinoamérica, porque no existen las prevenciones requeridas para un sistema integrado de seguridad, al poco tiempo en Francia se sintieron los pasos de grupos de terroristas que causaron muertes y en España. Esto, obligó al sistema financiero mundial a acelerar un nuevo giro económico y acudieron a los laboratorios, el COVID- 19 es un programa experimental de trabajo científico creado para controlar la población y regular los presupuestos internacionales de salarios para los trabajadores y artesanos, cualquiera sea su permeabilidad en el consumo de alimentos y adquisición de viviendas.

Es una cuestión de iconos y simbologías para generar conflictos y someternos a un juego terapéutico, donde las metáforas y discursos políticos tienen relación con el modo de vida de los ciudadanos y, esta situación sanitaria viene desde el siglo XX en las exploraciones que se han hecho en los principales laboratorios transnacionales y se viene echando el virus en grupos cerrados a menor escala, con este concepto, aclaro que acepto la opinión que es un virus creado de regulación poblacional y tiene una tendencia de control financiero en los valores de salarios de la población mundial.

Así, los especialistas han sido claros y en un cerrar y abrir de ojos, todos estaremos contagiados sino estamos preparados molecularmente para soportar esta pandemia. Es necesario un buen control de supervivencia de parte nuestra, porque de nuestra parte, hemos contaminado el medio ambiente y la ecología como tal, alimentamos roedores y depredadores en nuestros hogares.

Es una incomprensión total, los presidentes del ala progresista se equivocaron en el tratamiento del tema y pagaron a asesores desconocedores de la verdad del virus para exigir prudencia al orden mundial que se avecinaba y de allí se dio el salto a los acontecimientos. Ya conocidos, siendo una lucha vital en peores condiciones para los desposeídos y países que no poseen fuentes de riqueza.

América Latina, debió haber reaccionado hace diez años atrás para mitigar la crisis y comprar material sanitario para soportar el caos logístico que se veía venir, hablo del año 2012 y, ahora en lo global se habla del euro y dólar, ante la frivolidad que en la actualidad cuesta vidas.

A raíz de esta indolencia, la imposición de una alarma se hizo pública y empezaron los gobiernos ha tomar sus propias decisiones, luego en este tiempo, el cierre de colegios y el control del transporte extraurbano, constituyéndose en una falacia, porque los términos de infección vienen en progresión ascendente por el cambio climático, la ingesta de roedores como alimento proteico ordinario y el descuido ordinario en nuestros hogares.

Los ruidos de la ciudad han cambiado por completo. De pronto, ahora somos capaces de escuchar, de percibir el movimiento, de preguntarnos qué es eso que oímos. Mientras el sonido de los motores perturbaba la tranquilidad, los pájaros han dejado de trinar. Ha sido el único momento del día que lo han hecho. Me refiero a la mañana o amanecer. Las muestras de solidaridad de la ciudadanía son conmovedoras con el personal sanitario. Cada uno está haciendo lo que puede. Mascarillas, respiradores, aplausos, confinamiento serio y comprometido, cartas para los enfermos, actividades gratis en las redes de todos los colores. Emociona saber que vivo en un país maravilloso. Apoyando a su presidente.

Pero, la economía está muy fracturada y el bolívar ya no existe como moneda, los comerciantes y bodegueros la desaparecieron para prevalecer el dólar, porque los chinos dicen que son nuestros amigos, pero no permiten que su yuan circule por nuestros mercados, ellos son del hemisferio asiático y han venido a colonizarnos, como lo hizo Francia con La India, África y ahora El Líbano, atrás quedo el viejo esclavismo y el indigenismo.

Ante esta realidad, lo mejor es no salir de casa por los flecos existentes y son los poderes públicos los que nos gobiernan, no el ejercicio libre de la democracia. Han irrespetado nuestras vidas privadas por completo y desean que nuestra vida privada tenga un avatar o mascota para no pensar, empezaron por lo virtual, esto, trae hilaridad.

El bichito, el covid 19 que ahora estamos llamando para quizás quitarle fuerza al suyo primitivo de coronavirus, que parece asustar, como ser vivo que es como cualquier otro, para prosperar, poder reproducirse y ejercer su jodida actividad, necesita comer, que es lo básico de la vida, pero no de cualquier manjar de los muchos y buenos de que pudiera echar mano, sino, precisamente de aquello que mejor le viene, que son las estructuras de las que los humanos estamos formados, y de éstas, de las que más a mano halla para desencadenar sus malévolas faenas, que son primero las respiratorias superficiales, como las nasales, oculares y subangulares, para a partir de éstas llegar a las profundas. Pero con voracidad tal, que en 48 horas mínimo han dejado ya sus detritus orgánicos, muy tóxicos, y que para podernos entender los voy a llamar excrementos. No me voy a meter, porque no es el caso, aunque puedo hacerlo, en consideraciones de tipo biológico. Muy tóxicos por supuesto, repito, pero no con la misma intensidad para sus muy diversos hospedadores, pues hay diversos grupos de estos que por sus especiales características ofrecen muy diferente labilidad ante sus furibundos ataques. Por esto, me he permitido hacer a mi muy corto modo, un parvo estudio de esta población más sensible a sus más que diabólicas atenciones,

En este tiempo complejo, esbozado por la incertidumbre, las alarmas y los temores, la soledad encontrada por muchos de nuestros mayores la califico de ingrata. Aquellos quienes nos llevaron entre sus brazos en volandas hacia un futuro de desarrollo social, económico y cultural sin pedir nada a cambio; los mismos que padecieron una infancia marcada por unos años cruentos y enrevesados vividos en una posguerra civil muy ardua y que sin muchos recursos supieron colaborar en la construcción de una ciudad cosmopolita, enclave donde los sueños se conforman en una vida rutilante. Se tiene que hacer algo y, solo Trump y Putin lo pueden hacer.

España, esta confusa y sus mejores científicos no han podido hablar. Todo la Unión Europea esta agravada en una soledad doliente y, esta generando un efecto de desvalimiento, de un abandono y una exclusión de no deseados. Los pobres seguirán siendo pobres y le hicieron creer que dominarían sus regiones, algo falso, despertemos de este desasosiego y busquemos vínculos que genere confianza y se traduzca en las estadísticas y matemáticas. Cambiemos implacablemente nuestra percepción de la subsistencia,

Debemos retornar hacia nuestros mayores ya que el arte de envejecer es la técnica de conservar alguna esperanza.

Los asesores económicos y políticos que vinieron del mundo europeo no ayudaron en nada en la construcción de Venezuela, menos de Sudamérica.

Los verdaderos héroes se quiebran cuando vuelan, y tienen ciclos de vida, y sufren desgaste, y mueren. Y son héroes porque a pesar de ello cumplen su misión, sin necesidad de luz ni taquígrafos. Alguna vez hasta hubo héroes en la política, dicen, pero ya no, ya no... El día en que la política se convirtió en un oficio proveedor del pan nuestro de cada día pasó a ser la vulgar antinomia de la heroicidad con mayúsculas. Insubsanable error este.

Si hubiera de pronunciarme en cuanto a la primera condición de la heroicidad, creo que me decantaría por la de ser útil. Un héroe inútil no es un héroe; para inútiles ya estamos nosotros, los no héroes que respondemos fielmente a la definición del sapiens. Incluso a los héroes llamados a actuar en los aspectos más sutiles del ser humano, esos que residen en el mundo de lo transpersonal que mora más allá de la amígdala cerebral, les es exigida la cualidad de la utilidad para mantener su estatus heroico.

El héroe de hoy en estas letras es un héroe silente, capaz de empapar las lágrimas de todos los ojos, especialmente las de los ojos que nunca lloran. Un héroe que no invade, sino que espera a ser llamado, que siempre responde cuando es requerido. Un héroe sin ego que pasa desapercibido, del que pocas veces hablamos, porque cuando apelamos a él lo hacemos desde los recovecos más íntimos de nuestra yoidad no compartida.

La urbe latina se encuentra vacía, desocupada y comprometida desde su reclusión en la lucha contra esta atribulada epidemia, recuerdo a todos los que asumen esta cruzada en la más profunda soledad.

Dada la gran incertidumbre de la duración de la crisis es aconsejable que las pymes opten por plazos holgados, suficientes para cubrir los escenarios más adversos. Al final la línea de financiación con avales públicos será de salvamento tanto para las empresas como para la banca, que podrá aumentar su negocio con un bajo riesgo. En un momento de reducción de sus beneficios como consecuencia del escaso volumen de negocio solvente y los bajos tipos de interés. Y el pueblo sigue apretándose el cinturón ante un dólar ruin y la idea descabellada de unos economistas que no les importa el hambre del pueblo, sino el oro que se puede llevar a otro continente como forma de pago.

Los pobres y desposeídos somos el chivo expiatorio y, necesitamos aplacar esta furia que se nos viene encima, solo algunos se aprovechan de esta crisis y desconocemos a quien darle el abrazo del oso, no sé, sí a Pablo Iglesias, Monedero o al presidente Maduro con su gestión y dificultándoles a efectos prácticos la exigencia de responsabilidades y la crítica a Su Persona.

Estamos en un momento de confrontación de ideas y donde no se toma en cuenta a pensadores de prestigio mundial, por lo que el oscurantismo prosigue haciendo historia y los aprovechadores de oficio aprovechan esta oportunidad de pandemia para confrontar el racismo y seguir esclavizando a los negros del África y enfermarlos en sus experimentaciones., dando lugar a una gran depresión económica.

Son distintos momentos de una realidad política, donde converge desde el cambio climático, aparición de plagas, hambruna y concentración de la actividad bancaria lo que viene originando una depresión económica. La clásica oligarquía estadounidense de derecha en USA viene desviando los intereses de ese país hacia el nacionalismo, utilizando en oportunidades a personas de raza negra para proseguir colonizándolos y, la idea es aumentar el poder e influir en los países del Tercer Mundo para capitalizarse y los laboratorios, no lo dudo, desde años anteriores aplicando sus fórmulas para enfermar a la población, como lo hicieron con los indígenas del Amazonia infectándolos de sarampión, miles de niños y hombres adultos murieron para desplazarlos de sus tierras ancestrales.

Es algo, totalmente programado cubierto por los mantos de defensa de una nación y sus colonias, los chinos también tienen parte de responsabilidad en esto. Es el poder hegemónico. Luego la mano del hombre que obligaron a las colonias de animales desplazarse hacia los centros comunitarios rurales y suburbanos, los depredadores más pequeños a las grandes ciudades ocasionando un descontrol en la estructura sistemática de los ecosistema afectando la salud de millones de personas, el ejemplo más patético es La Amazonia, donde se quiere desplazar a los indígenas para cortar madera proveniente de árboles legendarios, cuyos aserraderos son propiedad de Corporaciones internacionales con sedes en Europa. Este casco protector oxigenante del mundo, tiene en su seno, el acuífero más rico de la región, el guaraní. Que abraza a Brasil, Venezuela, Paraguay, Uruguay y parte de la Argentina.

La extrapolación del dólar en Venezuela y la explotación insensible de sus recursos energéticos con apoyos de las autoridades que ejercen el poder autoritario lo han llevado a un hábitat de condición riesgosa, donde los labriegos, profesionales de todo rango y docentes apenas ganan un dólar mensual de ingresos para sus gastos personales y nos lleva a un Estado fallido de destrucción masiva del modus vivencies de sus modos de vida, donde hay un desconocimiento total sobre las tierras, hoy controladas por los militares que ejercen hegemonía sobre ellas.

Noam Chomsky develó en uno de sus textos; "El burocratismo y la cultura de Estado de bienestar que aún son un lastre para Europa, han visualizado en el resto de los Continentes una economía que funciona como un mercado libre que trae desigualdad en las etnias y un proteccionismo falso que esclaviza a los países del Tercer Mundo" .

Simplemente, en Sudamérica se pone en práctica una doctrina de contrainsurgencia y terrorista que cumple sus fases de devastación en los ciudadanos y en la floresta, donde los barcos traen cajas de alimentos, mascarillas, gasolina y otros productos ya elaborados por la industria metalúrgica y farmacéutica, pero se llevan nuestras plantas para convertirlas en pastillas y la materia prima para convertirse en los grandes colosos de la exportación y obtienen ganancias netas en dólares, no en yuanes y rublos, para irlos a depositar en los subterráneos Del Reino Unido, bajo la figura de viejos corsarios y, hoy vemos a un Enmanuelle Macron en Francia para proseguir los planes expansionistas tal como sucedió en Libia e Irak, antes en el África y La India donde asesinaron a mansalva a grupos humanos étnicos y portadores de la mano de obra esclavo, solo que en vez de llegarles otro modelo de fe y esperanza, le llegaron primero los musulmanes para adoctrinarlos en el Islam, eso marca una diferencia cultural- religiosa en sus principios fundamentalistas.

Hay una perspectiva histórica larga, desde el siglo XVIII, China y la India eran los controladores del gran comercio de telas y alimentos, medicamentos y pociones de salubridad. En este caso, Asia Oriental ha llevado mucha ventaja a Europa y a USA en salud pública, dando lugar, probablemente a un sistema complejo de sistemas de mercado, donde Japón logro entrar por el campo electrónico y de los textiles. Ahora, se les quiere tutear de piratas en los acuerdos comerciales de facturación con un mecanismo de aranceles terciarios. Es un manejo del discurso de la Tercera Ola y de los Betas. Pero, se obvio, el otro mercado, el farmacéutico y del bienestar común provenientes del sector pentecostal- protestante, quienes controlan la fuerza del dólar fronterizo y del narcotráfico desde las casas de cambios en las líneas fronterizas a nivel mundial y que hunden a los países de riquezas energéticas en una gran depresión económica, colocándolos en una concepción de Estados fallidos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 861 veces.



Emiro Vera Suárez


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas