Marcus Garvey, el jamaiquino que puso a África en la escena mundial

El héroe nacional de Jamaica

Marcus Garvey, reconocido panafricanista es desde 1964, en su país de nacimiento, Jamaica (entonces colonia inglesa) como su héroe nacional. Nació en Saint Ann's Bay ,17 de agosto de 1887, era el menor de once hermanos, nueve de los cuales murieron jóvenes o niños.

Tuvo la fortuna de ser hijo de un albañil, Malchus Garvey, que tenía como hobby comprar y leer libros, por lo cual llegó a tener una de las bibliotecas más importantes de Jamaica, y de seguro, del Caribe Insular. Marcus hizo pleno uso de ese invaluable tesoro, en especial cuando tuvo que dejar la escuela, debido a la imposibilidad de sus padres de pagarla. Su madre fue Sarah Richards, mujer trabajadora y agricultura le enseñó el valor de la perseverancia y el trabajo duro. La carencia de la escuela normal, debió compensarla con la asistencia a la escuela religiosa, donde igual enseñaban a parir de la biblia .De adulto, aun confesándose cristiano, llegó a afirmar que no porque esté en la biblia debe ser verdad.

Con ese ímpetu familiar y lleno de ideas, entró, con solo doce años, a trabajar en la imprenta de un tío, quien le enseñó el oficio, por lo que con tan solo 14 años se mudó a Kingston y trabajó en una importante imprenta. Marcus aprende allí como hacer su propio periódico y editar publicaciones en función de su causa por la negritud y el panafricanismo. Se recuerdan de ella el periódico "Mundo Negro", "Estrella Negra" y "Hombre Negro".

A los 20 años es elegido vicepresidente del sindicato de impresores de Kingston. En 1908, lo despiden por participar en la huelga de la Unión de Impresores, reclamando mejoras laborales. Ya de lleno en la política y en la defensa de los derechos civiles va a Costa Rica, donde crítica las acciones explotadoras de la poderosa United Fruit Company y después por Panamá, donde editó un periódico antes de regresar a Jamaica en 1912.

Se traslada a Londres de 1912 a 1914, para trabajar como obrero. Allí conoce al político liberal David Lloyd George. En estos tiempos, Marcus, en contacto con cientos de africanos en Londres, conoce más sobre las ocupaciones europeas en África y el Caribe, y se da lleno con el drama colonialista.

De vuelta a Jamaica, en agosto de 1914, fundó la Asociación Universal para la Mejora del Hombre Negro ( UNIA). En lo adelante, con tan solo 27 años, se convertirá en un adalid de la negritud y de la independencia africana en todo el mundo, dado que para Marcus Garvey donde hubiera un descendiente africano, allí estaba África. Se convertiría en el primer líder negro en poner a África en el centro del ser afrodescendientes, y el primero en hablar de una nación africana, tal como se habla hoy de la nación árabe.

En su peregrinar por las tierras de la diáspora africana –Garvey jamás pudo visitar a su adorada África--, va en 1916 a Nueva York, y lleva allí a la UNIA que se convierte en una poderosa organización socio política en Estados Unidos. Su discurso se centraba en el orgullo de ser afrodescendiente, negros y en la necesidad de volver a África. Con esta idea fundó la Línea Black Star, para proporcionar el transporte a África, y el Corporación de Fábricas Negras para fomentar la independencia económica de los afrodescendientes.


En 1923, la justicia estadounidense, miope cuando se trata de los afros, lo condena injustamente a siete años de cárcel. Tras dos años de apelaciones es hecho prisionero en 1925. Tras las protestas de unas 70 mil personas, es liberado y deportado a Jamaica. Desde principio del año 2000 los movimientos afro en EEUU exigen la declaratoria de inocencia por la injustica cometida en 1923, evidentemente para frenar su causa. En 2008, el presidente afro, Obama, se negó a conceder a petición.

El pensamiento de Garvey, puede definirse como de "nacionalismo africano" o "nacionalismo negro". En su propuesta de la vuelta a África o la creación de un gran Estado-Nación Africano, se encuentra la aspiración de relanzar, de recrear la cultura, la identidad de África y su legado universal.

Edmund David Cronon, biógrafo estadounidense de Garvey, escribió en 1955:

Garvey atrajo la atención principalmente porque expresó en poderosas frases los pensamientos secretos del mundo negro. Les dijo a sus oyentes lo que querían escuchar: que una piel negra no era una señal de vergüenza, sino un símbolo glorioso de la grandeza nacional. Prometió una nación negra en la patria africana que sería la maravilla del mundo moderno. Señaló los triunfos de los negros en el pasado y describió con brillantes sílabas las glorias del futuro. Cuando Garvey habló de la grandeza de la raza, los negros de todas partes pudieron olvidar por un momento la vergüenza de la discriminación y los horrores de los linchamientos.
Martin Luther King, frente a la tumba del héroe jamaiquino, en 1965, dijo:


"Marcus Garvey fue el primer hombre negro en liderar y desarrollar un movimiento de masas. Fue el primer hombre a escala y nivel masivo en dar a millones de negros un sentido de dignidad y destino. Y hacer que el negro se sienta alguien"
El jamaiquino Bob Marley se inspiró en un discurso de Garvey para escribir la canción "Redemption Song". En ella Marley expresa el legado y lucha Marcus Garvey, a favor de la nación negra del mundo; la letra incluye frases de Garvey como "emanciparse de la esclavitud mental", y "sólo nosotros podemos liberar nuestras mentes".

El primer presidente de Ghana, Kuame Nkrumah, escribe en su autobiografía que el pensamiento de Garvey fue una guía para los movimientos independentistas de África.

En la Jamaica ocupada por Reino Unido, después de la muerte de Garvey, se le intentó matar política y filosóficamente. Lo cual fue imposible por la huella dejada en su pueblo. El ratafarismo, de gran arraigo jamaiquino, reivindicó su figura caribeña y africanista. Su mausoleo es uno de los más reverenciados en Jamaica, que en 1964, lo declaró su héroe nacional.

Marcus Garvey murió con apenas 52 años, en Londres. Su historia ha sido ampliamente divulgada en el panafricanismo, y por sus propios detractores. Dejamos aquí algunas pinceladas de su pensamiento:

* Fue una de mis grandes metas en poder hacer que los Negros se amaran el uno al otro. Gracias a Dios que triunfé y tengo 11 millones de conocedores del verdadero arte del amor. La ambición de uno mismo y el autorgullo no es un defecto de ti mismo para odiar a tu propio hermano. Es el defecto de aquel que te enseño a odiar a tu madre quien te trajo al mundo, para que tú te hicieras parte de un grupo desorganizado. Es hora de dejar atrás ese viejo abrigo de odio y cultivarse a uno mismo a través del verdadero amor, la verdadera comunidad, autoambición, autoorgullo, autorrespeto, y cuando puedas cosechar todo eso el mundo a tu alrededor te respetara.

* El "Negro" amo bajo severos castigos. Amaba a su amo, le servía, cuidaba de su hogar a pesar de que en un futuro pensaba en esclavizarlo, No somos una raza de odiosos sino amantes de la causa humana».

* Para nosotros, la raza blanca tiene derecho a la posesión y ocupación pacífica de sus propios países y, de igual manera, las razas amarilla y negra tienen sus derechos. Solo mediante una consideración honesta y liberal de tales derechos puede el mundo ser bendecido con la paz que buscan los maestros y líderes cristianos".

*Si Europa es para el hombre blanco, si Asia es para los hombres marrones y amarillos, entonces seguramente África es para el hombre negro. El gran hombre blanco ha peleado por la preservación de Europa, las grandes razas de hombres amarillos y marrones están peleando por la preservación de Asia, y 400 millones de negros deberán derramar, si se necesita, la última gota de su sangre para la redención de África y la emancipación de la raza en todas partes"

* Muéstrame una nación bien organizada, y te mostraré una gente y una nación respetada por el mundo.

* El reajuste político del mundo significa que aquellos quienes no estén lo suficientemente capaces, ni estén lo suficientemente preparados, estarán a la merced de las clases organizadas por otros cien o doscientos años.

* Nunca debes dejar de aprender. Los más grandes hombres y mujeres del mundo fueron personas que se educaron a sí mismas fuera de las universidades, con todo el conocimiento que la universidad da, y tú tienes la oportunidad de hacer lo mismo que los estudiantes de la universidad hacen: leer y estudiar.

*Vamos a emanciparnos de la esclavitud mental porque aunque puede que liberen el cuerpo, nadie más que nosotros puede liberar la mente.

 

 


 

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 879 veces.



Reinaldo Bolívar

Investigador, fundador del Centro de Saberes Africanos, vicecanciller para África

 reibol@gmail.com      @BolivarReinaldo

Visite el perfil de Reinaldo Bolívar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: