La mayor fiesta islámica

Muchos desatinadamente relacionan a los musulmanes, como mahometanos, ignorando la esencia de los trascendentales monoteístas, creyentes del último y no único Mensajero de Dios, Muhammad. (P) Yaciendo este inocente desliz entre la mayoría, que se encuentran desorientados de los pilares y vías del Islam. La mayor conmemoración de los musulmanes no es la fiesta de Ramadán, sino el día del sacrificio. En este año el aniversario cayó el 31/ 07/ 2020, y el ciclo siguiente se adelanta 10 días, a causa del calendario lunar. Este día fue Abraham (P), padre de todos los mensajeros, se le relegó a través del Ángel Gabriel, la inmolación de su hijo Ismael, a cambio del sacrificio de un borrego. Por cierto, el sacrificio de un carnero es unos de los deberes del peregrinaje islámico, en donde presumidamente su carne se distribuye a lo más necesitados.

Igualmente todos los musulmanes tiene el deber de viajar y peregrinar a Meca, aunque sea una vez en su vida, siempre y cuando pueda costearlo, allí se localiza la casa que construyo y vivió el Mensajero Abraham, (P) conjuntamente con su segunda esposa Hurra, e hijo Ismael. El KAABA, es comarca de la peregrinación y orientación islámica, desde aproximadamente ocho mil años atrás, mucho antes del judaísmo, cristianismo e islamismo. También en el siglo VI, DC, Fátima, Bint (hija de) Assad, caminaba por la cercanía de la deshabitada KAABA, pero por faena celestial se le apertura una ranura por un costado de la vivienda, e ingreso de emergencia a dar a luz, al primer Imam, Ali, (AS) Ibn Abu Talib (hijo del padre de Talib), y esposo de Fátima, la hija de Mensajero Muhammad (P).

La mayor fiesta islámica, se manifiesta desde la época de Abraham, (P) inclusive su descendiente e hijo el Mensajero Muhammad, (P) peregrinó y lo festejó siempre. En conclusión queda al descubierto para todos, en que los musulmanes son discípulos, y seguidores de Abraham, conjuntamente con sus retoños, Moisés, Jesús y Muhammad, ((P) a todos ellos).

Después o antes de la obligatoria peregrinación en la casa de Abraham (P), en la tierra santa de Meca, los peregrinos se trasladan a otra localidad, para visitar el sarcófago del último Mensajero de Dios, Muhammad, (P)) donde se presume o supone que se encuentra en la mezquita de Medina, lamentablemente e igualmente situada en la inmerecida e incompetente monarquía saudí. Este tributo no es unos de los deberes de la peregrinación islámica, sino un altísimo deseo de todos los musulmanes.

Jaled Ali Ayoub Bazzi, CI 6.975.178, Int, DDHH.

 














 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 631 veces.



Jaled Ali Ayoub Bazzi


Visite el perfil de Jaled Ali Ayoub Bazzi para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jaled Ali Ayoub Bazzi

Jaled Ali Ayoub Bazzi

Más artículos de este autor