Trump reta al Covid-19 ante la crisis del pueblo

Es un hecho extraordinario que las 100.000 personas perdidas oficialmente por el virus en apenas dos meses ya superen la cifra combinada de muertes en combate de EEUU en la Guerra de Corea de tres años (33,686) y la guerra de los Estados Unidos de 11 años en Vietnam (58,220). También es casi el doble del número de soldados estadounidenses muertos en la Primera Guerra Mundial (53,402).

Esta asombrosa pérdida de vidas humanas es solo el comienzo. El gobierno de Trump está promoviendo en el feriado del Día de los Caídos actividades que desafían todas las reglas de distanciamiento social, lo que provocará un fuerte aumento de infecciones y muertes. La clase trabajadora se opone a un regreso prematuro al trabajo a pesar de la pérdida de casi 40 millones de empleos y condiciones cada vez más desesperadas, sin ningún alivio serio del gobierno. Casi dos tercios dijeron que se oponían a abrir el país ahora porque implicaría un mayor número de muertos.

Sin embargo, los multimillonarios les están yendo fabulosamente bien. El Institute for Policy Studies y Americans for Tax Fairness informaron que desde mediados de marzo, los multimillonarios han agregado $ 434 mil millones a su patrimonio neto. Colectivamente, los 630 estadounidenses más ricos ahora controlan $ 3.4 billones en riqueza, un aumento del 15 por ciento en dos meses. Esto no es más que la barbarie del capitalismo salvaje por mantener su impulso loco a expensa del pueblo por el beneficio y la acumulación de riqueza.

El Instituto Becker Friedman de la Universidad de Chicago estima que el 42 por ciento de las pérdidas de empleos hasta el 25 de abril son permanentes. Esto significa que 11,6 millones de personas no podrán volver a trabajar, cifras que son bastante conservadoras por los vientos que soplan. Ya devastada por la crisis de 2008, toda una generación de jóvenes que se gradúan de la escuela secundaria o la universidad se enfrentan al abismo de años de desempleo y subempleo, incapaces de formar una familia o tener una vivienda. La política de la oligarquía financiera puede resumirse como: muerte y devastación social. Los ricos han utilizado la pandemia de coronavirus para amasar billones de dólares.

La lucha contra el Covid-19 es una lucha contra la clase dominante y su economía. En la lucha para implementar las medidas urgentes y necesarias para detener la propagación de la pandemia está indisolublemente unida a la lucha para derrocar al capitalismo, y así implantar al socialismo, un modelo para la preservación de la vida humana y las necesidades de los pueblos.

Como colofón llama la atención que el Covid-19 siendo mortal, haya miles que también han superado el virus. Cómo se explica lo "mortal" si hay sobrevivientes después de haber sido contagiados. El capitalismo desde hace rato tiene interés en diezmar la población mundial para acrecentar sus arcas. Siempre están las dudas, pero "de que vuelan, vuelan".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 777 veces.



Alberto Vargas

Abogado y periodista, egresado de la UCV, con posgrado en Derecho Tributario y Derecho Penal. Profesor universitario en la cátedra de Derechos Humanos

 albertovargas30@hotmail.com

Visite el perfil de Alberto Vargas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas