Petróleo, Economía y Covid-19

Las dimensiones generadas por la aparición del coronavirus desde diciembre de 2019 en la provincia de Wuhan en China, vienen en aumento en escalada mundial, tomándolo en este momento histórico como "Pandemia" categoría aplicada por la Organización Mundial de la Salud. Esta categoría fue dictaminada luego de conocer estadísticas impactantes del crecimiento y expansión del virus a nivel mundial, cuyo epicentro en Europa es Italia por ser una población envejecida y España la segunda con mayor impacto de contagio y decesos, razón por la cual, los gobiernos han tomado acciones de aislamiento para prevenir un crecimiento exponencial.

La aparición de este virus en China no es casual y más en la provincia de Wuhan siendo la capital de Hubei, ya que, siendo considerado el centro económico, financiero, industrial, político, cultural y educativo de la República Popular China con una población aproximada de 11.895.000 Hab y un área de 8467 km2 con una densidad de 1400,4 Hab/Kms2; da una presunta implicación para distraer la economía mundial por parte del gobierno de los Estados Unidos y sus aliados, para reorganizarse y con ello no socavar su hegemonía desde el punto de vista económico, político y militar, así tengan que sacrificar vidas inocentes para lograr sus objetivos militares desde el punto de vista del nuevo método de guerra asimétrica, es decir, no convencional.

El mundo está en guerra, una nueva visión sin utilizar hombres día en territorios hostiles para destruir estados – nación sin generar gastos multimillonarios aplicados a la industria militar, no obstante, la industria farmacéutica por medio de la bacteriología está generando nuevas acciones de dominación política y militar. Para dar paso a una posible guerra bacteriológica, se debe dar indicios de una económica y financiera, pues, la administración Trump, ha empleados una serie de sanciones económicas (Aranceles) a productos fabricados en China, entre ellos la principal industria es la de Telecomunicaciones Huawei y no es de extrañar que dentro de la provincia atacada por el virus este ubicada dicha industria en telecomunicaciones, electrónica y óptica.

Al darse estos efectos virales en China y que se ha propagado en la comunidad de la Unión Europea para luego esparcirse al continente americano, se viene la caída de los precios del crudo "Petróleo" a causa de no darse un acuerdo entre los países productores de petróleo y con ello Arabia Saudita aumente su producción y bajara los precios, China redujera su producción y consumo, trayendo como consecuencia la caída estrepitosa de los precios del crudo hasta llegar en el caso venezolano a 28 dólares americanos por barril, esto quiere decir que, desde el ataque a la economía mundial en el corazón de la OPEP, arremeten con fuerza los enemigos de la paz y los amos de la guerra acompañado con el ataque bacteriológico hacia la bolsa de valores de Shanghái para distorsionar la ruta de la seda y con ello vulnerar la estabilidad mundial aplicando una estrategia neomaltusiana para obtener dominio político, económico, social y militar.

Estas medidas neomaltusianas aplicadas a la sociedad mundial teniendo claro las consecuencias colaterales por parte de los perros de guerra, no cantaban que la hermandad, solidaridad, responsabilidad social y profesionalismo del gentilicio Cubano y Chino que junto con profesionales venezolanos, han demostrado la capacidad operativa para lograr darle posibles soluciones a dicha pandemia, empezando por la provincia de Wuhan cuando para el 15 de Marzo del año en curso el gobierno Chino diera una sorpresa para el mundo cuando levanta el aislamiento y da de alta al paciente 70.000 y a su vez envía profesionales a Italia para generar estudios, análisis y soluciones a dicho país atacado por la epidemia de CONVID – 19.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 771 veces.



Jesús A. Sánchez

Educador. Miembro del equipo PSUV sector universitario.

 jash79.jesusalberto@gmail.com

Visite el perfil de Jesús A. Sanchez H. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jesús A. Sanchez H.

Jesús A. Sanchez H.

Más artículos de este autor