La autoproclamada boliviana, un maniquí del imperialismo

"Es preferible tener la boca cerrada

y parecer estúpido,

que abrirla y disipar la duda"

Mark Twain

 

El imperialismo no descansa en frenar cualquier intento de soberanía e independencia de los pueblos de nuestra América. Utilizan cualquiera pieza a su alcance; si no la tienen la fabrican con todas las características para sus maquiavélicos propósitos. En Bolivia, descubrieron a una presentadora de televisión con todos los retoques de la moda actual, para usurpar el cargo de un Presidente electo legítimamente por el pueblo, como si iba a encabezar un desfile de moda, pero tan hueca y vacía, que apenas abrió la boca terminó aclarando las patrañas del libreto, dirigido, desde Washington por el no menos narcisista Donald Trump.

El gran problema del director de la asonada golpista en Bolivia, es callar a la marioneta, porque cada palabra, es una metida de lengua en un avispero alborotado, que no pondrán calmar, ni con las bayonetas, ni con el silencio de los medios al servicio de la oligarquía racista, y enemiga de las conquistas del pueblo boliviano bajo la acertada dirección de Evo Morales.

En cada intervención, la autoproclamada boliviana se parece tanto al interino venezolano–de palabras– que por muchos intentos no puede esconder un golpe de estado, bajo la dirección y vigilancia del imperialismo. Llegó dando órdenes en casa ajena queriendo callar a gobiernos amigos, y hermanos de los pueblos oprimidos. Apenas usurpó el gobierno boliviano, amparada en los esbirros amaestrados en la escuela de las Américas en los Estados Unidos, se dirigió de manera "inocente" al gobierno mexicano, pidiéndole no dejar hablar al legitimo Presidente del pueblo boliviano Evo Morales, como el que pretende callar a un niño recién nacido.

Este nuevo maniquí politiquero, va tener que andar, como modelo en pasarela, porque en el mínimo traspié puede rodar. La situación de usurpación, y desconocimiento de la voluntad popular de un pueblo, no es para jugar, ni para andar escondiendo la verdad con cualquier maquillaje. La última mentira es una acción propia de las dictaduras con el apoyo del gobierno estadounidense, así, como han mantenido un bloqueo criminal contra Cuba, por escoger su propio destino: una brigada de médicos cubanos, que se encontraban en Bolivia, prestando sus conocimientos, fueron apresados junto a unos venezolanos, y los tienen detenidos acusándolos de terroristas, pero de esto no dice nada la Bachelet, ni el arrastrado de Luis Almagro, cada día más entregado al sátrapa de Donald Trump.

La autoproclamación de esta presentadora de televisión, deja en claro todo lo que venían gestando: herir de muerte a Bolivia, pero no han podido, y no podrán detener el volcán que muy pronto va entrar en erupción, para lavar la maldad y la opresión, que han regado en un pueblo ansioso de libertad. El ímpetu de Tupac Katari, empieza aparece en la conciencia de sus compatriotas, y cuidado si la estampida de traidores no la detiene, ni la figura risueña de la envalentonada usurpadora de Jeanine Añez.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 562 veces.



Narciso Torrealba


Visite el perfil de Narciso Torrealba para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a284379.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO