Estadounidenses pagan el precio de criminales guerras con masacres en casa

La horrorosa violencia con armas de fuego en Estados Unidos puede ser atribuida a múltiples factores pero, existe un solo factor sobre el cual se habla muy poco o que no se menciona en el discurso público, que es el aparente vínculo entre los tiroteos masivos y la desenfrenada cultura militarista norteamericana.

Los tiroteos masivos en Estados Unidos –tiroteos que involucran a cuatro o más personas—ocurren sobre una base prácticamente cotidiana. La más reciente atrocidad cometida ocurrió en la localidad de Virginia Beach el mes pasado durante la cual fueron asesinadas doce personas. Se informó que el hechor era un ex militar.

https://www.usatoday.com/story/news/nation/2019/06/01/dewayne-craddock-what-we-know-suspect-virginia-beach-shooting/1310595001/

Resulta que veteranos militares norteamericanos son de manera desproporcionada responsables de muertes violentas empleando armas de fuego entre civiles norteamericanos. El periodista investigador David Swanson recientemente descubrió que alrededor de un 35 por ciento…

http://google.com/url?q=http://davidswanson.org/updated-data-mass-shooters-still-disproportionately-veterans/&sa=0&sntz=1&usg=AFQJCNENUt2y33pwWEyvCDWVgIR1SUhxRA

de los tiroteos masivos en Estados Unidos involucraron a ex militares. Swanson estudió una muestra de una base de datos de 97 incidentes fatales y descubrió que a partir de informaciones conocidas públicamente, más de un tercio de los perpetradores fueron alistados para prestar servicio en las fuerzas armadas. El periodista advierte que la proporción real podría ser mucho mayor debido a la falta de información públicamente disponible sobre otros perpetradores.

Swanson pone énfasis en un aspecto que es obvio en el sentido que la vasta mayoría de los veteranos norteamericanos no son perpetradores masivos. Sin embargo, el hecho de haber servido en las fuerzas armadas y la frecuencia con la que ocurren los tiroteos masivos, si surge una correlación altamente significativa y lo que es más, él sostiene que lo que llama extrañamente la atención es cómo la prensa corporativa norteamericana no ahonda en lo que parece ser un urgente problema que es el de la violencia armada en la sociedad norteamericana.

La renuencia de parte de los medios de prensa y de los políticos en reconocer semejante factor, se debe sin duda alguna que esto abriría la Caja de Pandora de la auto acusación. Esto plantea dolorosos interrogantes en torno a una cantidad de problemas que los norteamericanos dejan pasar como normales, como ser la militarización de la cultura en la sociedad donde jóvenes muchachos son inducidos a saludar a la bandera de las franjas y las estrellas y a cantar himnos a la "grandeza" de Estados Unidos; el grosero despilfarro de 700 mil millones de dólares al año en armamento en vez de hacerlo en servicios públicos y desarrollo social; el casi permanente despliegue de fuerzas militares alrededor del mundo y en crímenes de guerra cometidos por militares norteamericanos, cosa que hasta el mismo presidente Donald Trump desea condonar a los criminales de uniforme.

Este último aspecto debiera ser condenado, pero no lo es. ¿Cómo es posible que un congresista y ex militar aparezca en un importante canal noticioso y trate de restar importancia a las masacres…

https://www.youtube.com/watch?v=ePOIz3AE3LI

y otros crímenes de guerra cometidos por fuerzas norteamericanas como si se tratara de hechos intrascendentes y que por lo tanto –en su opinión—no eran gran cosa? Sus escalofriantes y despreocupadas opiniones fueron publicadas con apenas un murmullo de reacción pública y sin ninguna condena.

Las criminales agresiones y devastación causadas por militares norteamericanos en el exterior durante varias décadas, con toda seguridad están pasando factura a la sociedad norteamericana. Los veteranos regresan a casa mental y físicamente traumatizados debido a la violencia masiva en la cual han participado o de la cual han sido testigos. El público norteamericano paga el precio a través de los crecientes costos para la atención y el cuidado médico de los veteranos. También pagan el precio de familias destrozadas y de toda una gama de problemas patológicos…

https://americanaddictioncenters.org/learn/state-of-veterans/

que van desde el consumo de estupefacientes hasta suicidios. Se ha reconocido que más veteranos norteamericanos han perdido la vida a través del suicidio que por acciones de bélicas durante las guerras contra Irak y Afganistán. Ex militares norteamericanos vuelven sus armas contra sí mismos. ¿Cuál será la causa? - ¿Por qué sucede eso?

Pongámoslo de manera sucinta, no se puede pretender que las fuerzas militares norteamericanas causen millones de muertos en países extranjeros y que esas matanzas no se manifiesten psicológicamente en casa de una u otra manera.

Millones de jóvenes norteamericanos de origen pobre y desposeídos son entrenados en el uso de armamento letal financiado con miles de millones de dólares de los contribuyentes. Luego, que son enviados a hacer la guerra contra países extranjeros al tiempo que son saturados de una paranoica propaganda que a menudo los deshumaniza, estos asesinos profesionales, sin ceremonia alguna, son arrojados de vuelta a su país natal, con frecuencia sin trabajo o un futuro y a menudo con recuerdos constantes de los crímenes cometidos al servicio de la "grandeza norteamericana" cuya "grandeza" no llega a tratarlos como seres humanos.

El tema del embrutecimiento necesita mucha más investigación. ¿Cuál es definitivamente el número de veteranos dentro de la sociedad norteamericana involucrados en tiroteos masivos? El periodista Swanson parece haber tocado un significativo factor causativo. En todo caso, una mayor base de datos sobre los tiroteos masivos debe ser estudiada y la experiencia militar de los perpetradores debe ser revelada. Tal como lo supone Swanson, la proporción de veteranos involucrados en los tiroteos masivos es posible que sea muy superior al 35 por ciento.

También deberá estudiarse cuántos de los veteranos involucrados en tiroteos masivos estuvieron destacados en el extranjero. Otro aspecto sería el de rastrear los incidentes con armas de fuego en Estados Unidos como una función de carácter temporal, década por década a través de todo el siglo pasado.

Podríamos esperar que en la medida que se multiplicó el número de guerras ilegales de Estados Unidos durante las dos últimas décadas, así también lo ha hecho el número de asesinatos en masa.

Nota.- Sus comentarios y opiniones acerca de este artículo serán bienvenidos en www.strategic-culture.org

Traducción desde el inglés por Sergio R. Anacona



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1081 veces.



Finian Cunningham

Analista internacional


Visite el perfil de Finian Cunningham para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: