AMLO: "no a la reeleción"

"No me postularé para un nuevo período presidencial. No, no vine para perpetuarme en el poder. Solo soy un servidor público que vine a erradicar a la corrupción y a golpear al neoliberalismo que tanto daño le han hecho a México. Tan solo soy un mexicano más, ansioso de hacer las cosas diferentes a los del pasado. No. Le hago el santo y seña a la reelección. Vendrán otros que, con seguridad encontraran un país diferente al que yo encontré, y un gobierno trabajando por el pueblo… Me canso, ganso".

Eso lo manifestó en una de sus ruedas de prensa que ofrece todos los días, a partir de las siete de la mañana, donde se enfrenta a un nutrido grupo de periodistas, de todas las tendencias, y donde pueden preguntar libremente sobre el tema que sea. Nunca lo he visto molesto por alguna pregunta. Todo lo contrario estimula a los periodista para que pregunte sobre lo que sea. Si él no tiene la respuesta, en ese momento, lo acepta, y promete responder detalladamente, el siguiente día, donde hará acto de presencia un colaborador suyo, para que también sobre el tema en cuestión. Mayo democracia que esa, no se consigue tan fácil en los países latinoamericanos.

"Si un familiar mío, sea quien sea, incluyendo a mi esposa e hijos, cometan un acto condenable, que la justicia actué. Yo no moveré un hilo para defenderlos. He venido para acabar con la corrupción, y mal podría alcahuetear a mi familia". Resulta evidente que AMLO vino a gobernar a México con otra visión de lo que es un buen gobernante. Heredó buena parte de las enseñanzas del poeta y escritor tabasqueño, Carlos Pellicer Cámara, quien fue su maestro.

Por cierto, el presidente mexicano, sin amenazas, sin estridencias, ha venido cumpliendo sus promesas, algunas muy parecidas a las que asumió Chávez al principio de su mandato. Pero la resistencia ha sido poca, dado la manera muy peculiar de decir las cosas, claras, terminantes, pero suave como la brisa. Y al paso que va, no hay duda que logrará imponer sus ideas, en materia social, económica, educativa, mientras mantiene intacta los pilares en los que se soportan la libertad y la libertad de México.

En efecto, el camino es largo y culebrero. A penas va por su primer año en el gobierno, y las fuerzas retrógradas tienen como hacerle daño, y nadie duda, además, que los propios Estados Unidos, en un momento dado, meta su mano negra para entorpecer el desarrollo de las ideas del mandatario mexicano. Pero, veremos. Hasta los momentos se muestra seguro y caminando paso a paso, tal como habla: lento pero pensando primero antes de hablar. Buen ejemplo el de AMLO.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1572 veces.



Teófilo Santaella

Periodista, egresado de la UCV. Militar en situación de retiro. Ex prisionero de la Isla del Burro, en la década de los 60.

 teofilo_santaella@yahoo.com

Visite el perfil de Teófilo Santaella para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Teófilo Santaella

Teófilo Santaella

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a280958.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO