Gracias Lula por ayudarme a llegar al poder. J. Bolssonaro.

Las políticas de los gobiernos "progresistas" (Hoy reformismos gatopardianos, mañana "el progreso" capitalista, como si el capitalismo no fuera una descomunal fábrica de hacer pobres. La historia continuada y evolutiva, que evite la ruptura definitiva. La falacia del tránsito inevitable por el capitalismo. Hoy tolera, "mañana estarás en el paraíso". Occidentalizados por la fuerza, practicamos y defendemos lo que nos coloniza; lo que nos domina, lo que nos oprime. La dominación no es sólo económica, lo es fuertemente cultural. Sin descolonización no hay revolución), son muy similares: aproximación al capital oxigenándolo de diversos modos, pretendiendo una industrialización capitalista, obviando la insuperable contradicción capital Vs trabajo, sabiendo que son burguesías parasitas profundamente dependientes del exterior e importadoras. Cómo ocultarán, que la "propiedad privada" es "trabajo extrañado"; "hombre extrañado", del trabajo enajenado. La conciliación de los progresistas, los lleva a suponer la posibilidad de un capitalismo humano y una burguesía nacionalista. ¿De dónde sale la plusvalía? ¿Entonces, cuál es el papel de la división internacional del trabajo? Los progresistas suelen usar el populismo y el asistencialismo, para impedir que el pueblo gobierne. "Para el pueblo, pero sin el pueblo". Hacen aparecer la historia como universal y continuada, para justificar su conciliación con la burguesía, es "la transición" como continuidad del capitalismo, no como ruptura histórica. Construyen un partido absolutamente dócil a la élite de gobierno. Condicionan "la unidad" con otros partidos, a que éstos acepten todas sus políticas; incondicionalidad o nada. Uso frecuente de la demagogia con lenguaje esperanzador; el del mañana, el del progreso. Prefieren los espacios coyunturales y eluden los estructurales. Son timoratos frente a la corrupción, saben que la tienen muy cerca, llegando a ser ésta, garantía de continuidad gubernamental. Se procuran por diversos medios, el respaldo militar. Uso recurrente de símbolos nacionales, que sirvan para una circunstancial "unidad nacional", y por supuesto para confundir. Con frecuencia aplican medidas contrarrevolucionarias, haciéndolas pasar por revolucionarias, y sus mentores por revolucionarios. Usan la institucionalidad del Estado, como acopio de empleo generalmente burocrático, siempre clientelar, ocultando el papel histórico del Estado y su finitud. Enmascaran al derecho burgués como el Derecho Justo, cuando en verdad el nacimiento del derecho burgués, tiene que ver con la liquidación del derecho comunitario. Impulsan el burocratismo pero bajo su control. Dilapidan fondos públicos para mantener su electorado. En algunas oportunidades dejan ver su anticomunismo.

La necesidad de la crítica es vital, hablo de la crítica dialéctica, la que me conduce a la raíz de las contradicciones. Sólo llegando a la raíz, se puede construir el camino revolucionario. Es aquí en la confrontación de las contradicciones, cuando la crítica tiene que ser más aguda y dialéctica; aquí fenece lo viejo y se inicia la construcción de lo nuevo. Debelar las contradicciones para visibilizarlas y erradicarlas. Aquí surgen los aportes teóricos revolucionarios, con la ejecución de la práctica-teórica. "Conocer la realidad para poder transformarla". El hombre concreto y real, no el hombre abstracto. "La raíz del hombre es el hombre mismo". El que produce y padece los efectos de su propio trabajo enajenado. Cuando las élites políticas burocratizadas son las que piensan y deciden, la revolución amaina. Los caminos del reformismo, conducen las esperanzas populares a la quiebra. En verdad, las contradicciones del capital no avanzan mecánicamente sino dialécticamente. Las crisis son expresión de sus contradicciones. Ser tan radical como las circunstancias, aconsejaba Lenin. Esta comprensión y éste crecimiento, fortalece la fuerza de la teoría; le da veracidad y vida. Los progresistas no quieren la crítica, prefiere la subordinación. Siempre la crítica debe alimentar la autocrítica. ¿Qué pensaran los progresistas ahora, cuando el neoliberalismo viene por el Estado-Nación?

El progresismo como la socialdemocracia, además de reformista, detienen los cambios revolucionarios. Revolución que se detiene revolución que retrocede. Miremos la historia para contabilizar cuántos gobiernos "progresistas" detuvieron y desviaron procesos revolucionarios en puerta. Los más próximos a nosotros: Argentina, Ecuador, El Salvador, Nicaragua, y el más elocuente: Brasil. Bolivia y Cuba: en suspenso. México en manos de AMLO, que es progresista, no revolucionario y menos socialista, esperaremos.

Si los gringos se juegan un Viet Nam en "Nuestra América" sería muy interesante. "Vienen por lana y pueden salir trasquilados". Buscan la hegemonía que una vez tuvieron y no volverán a tener. "Los pobres nada tiene por perder, sólo las cadenas que les atan", y son mayorías. A todas estas, ¿por dónde anda la izquierda?

El rechazo electoral del pueblo, al Partido de los Trabajadores en Brasil, es el resultado de sus políticas conciliadoras, erráticas y ambiguas, que pretendieron estar bien con dios y con el diablo. Bolssonaro no ganó la Presidencia por su lenguaje tremebundo y su barbarie prometida, (QUE LA CUMPLIRÁ). EL PUEBLO DEL BRASIL ESTÁ ARRECHO CON EL PT Y TODO LO QUE ÉL PRACTICÓ Y TOLERÓ: el reformismo. La demagogia, el populismo, el asistencialismo y la corrupción, llevaron a (Hitler), digo a Jair (Adolfo), al poder. Lo que le viene a Brasil es candela pura. ESTO SE PUEDE EXTENDER POR NUESTRA AMERICA.

"Cuando veas arder las barbas de tu vecino, pon la tuya en remojo", pero… "ni aprendemos ni olvidamos". 2019 será un año muy difícil; profunda crisis estructural del capitalismo, y más agresión interna y externa contra Venezuela. La burguesía que hoy se tilda de liberal y recibe las mieles del gobierno, mañana se cuadraría con el invasor. ¿Tendremos que perder el gobierno para creerlo? ¿Será necesario comprobar que: "las derrotas enseñan más que las victorias"?



Esta nota ha sido leída aproximadamente 413 veces.



Jesús M. Vivas P.

Profesor Universitario con 45 años de servicio docente. PhD en Historia, egresado de la Universidad Complutense de Madrid. Más de 700 Artículos publicados a nivel nacional e internacional, mas de 60 años en la lucha revolucionaria, soy Jesus "Chucho" Vivas

 jesusm_vivas@hotmail.com

Visite el perfil de Jesús M. Vivas P. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jesús M. Vivas P.

Jesús M. Vivas P.

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a274143.htmlCd0NV CAC = Y co = US