En la ruta hacia un mundo post G20

Traducción desde el inglés por Sergio R. Anacona

Strategic Culture Foundation

http://www.strategic-culture.org

La guerra comercial iniciada por Donald Trump contra China tal vez no se resolvió durante la cena de dos horas y media compartida por el presidente chino Xi Jingping y Donald Trump durante la cumbre del G20 en la ciudad de Buenos Aires, el sábado pasado. Pero, pudo haber planteado una vía hacia un drástico realineamiento.

Más allá de las teatralidades alrededor de las "fotos de familia" y aquellos gestos y guiños que sugirieron un capital geopolítico de éxito seguro –el G20 transitó y habló como en un último aliento para "salvar" el (des)orden en el mundo turbo capitalista actual.

Los sherpas del G20 no pudieron dormir durante dos noches tratando de producir una declaración final capaz de apaciguar a Trump, ya que virtualmente todos los países del G20 apoyan al multilateralismo en el comercio, nadie quería alterar aún más al Gran Jefe en Buenos Aires: Xi Jingping.

En todo caso, el clímax del evento fue la reunión bilateral de Estados Unidos y China –que tenía el potencial de descarrilar toda la economía global si las cosas iban cuesta abajo.

El giro de la Casa Blanca consistió en negociaciones inmediatas –con una duración de noventa días—en torno a la transferencia forzosa de tecnología norteamericana a China; protección de la propiedad intelectual; un sistema de barreras no arancelarias; las supuestas "intrusiones" cibernéticas de parte de China. Si no se logra un acuerdo, Estados Unidos alzará los aranceles sobre las importaciones chinas en un 25 por ciento.

Ahora comparemos eso con lo principal que se le extrajo a Beiyín, con Wang Yi, el muy experimentado ministro chino de relaciones exteriores, quien describió la conversación durante la cena como "amistosa y franca". Tampoco hubo nada específico en torno a cuán concreta fue la supuesta e "inmediata" compra china de productos agrícolas, energéticos e industriales a Estados Unidos.

Wang Yi, franco y desafiante, especializado en Japón, fue ascendido a consejero de estado lo cual significa Ministerio de Asuntos Exteriores y ahora ejerce mucha más influencia sobre otras importantes instituciones chinas. El verano pasado Wang acuñó un valioso desquite en torno a la guerra comercial de Trump: "A menudo Estados Unidos sostiene que se están aprovechando de él, lo cual resulta sorprendente. Es como si alguien que compra un producto que cuesta cien dólares en un supermercado, luego sostenga que le están faltando cien dólares. ¿Cómo se sostiene esa lógica?

En referencia a Sun Tzu

Sin embargo, el campo negociador chino está encabezado por un atento intelectual, graduado de Harvard y vicepresidente, Liu He de 66 años de edad, que dirige la todopoderosa Oficina General de la Comisión Central Financiera y de Asuntos Económicos, Xi Jingping preside la comisión pero es Liu, su principal asesor sobre política económica, quien en realidad es el que dirige las operaciones diarias. También es el máximo interlocutor con el Secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin.

Al fin y al cabo, Beiyín en realidad aplicó algunas tácticas modificadas de Sun Tzu para hacer tiempo. En paralelo, ha postergado en un hilo de voz la agenda "Hecho en China, 2015", plan para

https://en.wikipedia.org/wiki/Made_in_China_2025

fomentar la industria nacional de China que el Consejo de Relaciones Exteriores denomina como "una verdadera amenaza existencial para el liderazgo tecnológico de Estados Unidos.

El inminente liderazgo chino en la robótica y la inteligencia artificial por supuesto que procede pero por ahora en modo disimulado.

No es que Beiyín nunca haya pensado acerca de las denominadas "reformas". Las medidas ya han sido delineadas en el informe China 2030 acordado cinco años atrás entre el Premier Li Keqiang

https://www.worldbank.org/content/dam/worldbank/document/China-2030-complete.pdf

y el Banco Mundial que apunta hacia una progresiva privatización de las grandes corporaciones estadales y el sistema bancario.

Pero esto ocurrirá en el momento oportuno chino, no de Estados Unidos. Pocos analistas, si es que los hay, han notado que en la nueva negociación NAFTA hecha por el gobierno de Trump con Canadá y México y firmada en Buenos Aires, que la sección 32.10 prohíbe a los miembros negociar con "países que no son economías de mercado".

Eso es clave para China. Cualquier cosa que suceda después, Beiyín seguirá siendo satanizado por sus prácticas "depredadoras" –que es la terminología elegida por la oligarquía y sus consagrados…

https://dod.defense.gov/Portals/1/Documents/pubs/2018-National-Defense-Strategy-Summary.pdf

… en la Estrategia Nacional de Seguridad de EE.UU.

El Sometimiento del Sur

En el frente Global del Sur, así como en la cumbre del G20 que fue hospedada por América del Sur, las dos potencias regionales, Brasil y Argentina, una de ellas miembro del BRICS y la otra un potencial miembro BRICS Plus, en vez de destacarse, presentaron un cuadro lamentable. Argentina con su economía hecha jirones gracias a un títere neoliberal y Brasil totalmente humillado a punto de ser gobernado por un neofascista caricaturesco, ambos, postrados en total sumisión a la nación "indispensable".

Sin embargo, existen algunos matices fascinantes, el presidente de Argentina, el neoliberal Mauricio Macri, es en realidad un híper multilateralista, pro libre comercio y proponente de la cooperación en todos los foros internacionales, pero su amigo Trump resultó clave para lograr que el Fondo Monetario Internacional, FMI llevara a Argentina a la lavandería una vez más.

Macri tiene excelentes relaciones con los destacados multilateralistas, China y la Unión Europea. Cuando la Casa Blanca alegó en Buenos Aires que Buenos Aires estaba de acuerdo en que las políticas comerciales de China son "depredadoras", los diplomáticos argentinos de inmediato lo desmintieron.

Con razón, ya que la cuarta planta nuclear eléctrica de Argentina será financiada por China a un costo de ocho mil millones de dólares, China se convertirá en el mayor prestamista no institucional de Argentina luego que el intercambio monetario duplique la línea crediticia de la nación hasta 18,7 mil millones de dólares.

La Militarizada República Bananera Evangélica anteriormente conocida bajo el nombre de Brasil, una vez más no falló en su engaño. El presidente francés, Emmanuel Macron, ahora combatido por la Insurrección de los Chalecos Amarillos en toda Francia, reiteró que un acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea y el Mercosur ha estado en negociación durante casi veinte años y podría…

https://www.mercosur.int/en/about-mercosur/mercosur-in-brief/

…ser asegurado solo si el gobierno brasileño, bajo Jair Bolsonaro, no abandona el Acuerdo de París Sobre el Cambio Climático.

Antes de la cumbre del G20, Bolsonaro declinó hospedar la Cumbre de Naciones Unidas sobre el cambio climático el año 2019 –ya que Brasil bien podría abandonar el Acuerdo de París para beneficio de un poderoso cabildeo agro-comercial que está arrasando con la Selva Amazónica. Para Macron, supuesto líder no solo de la Unión Europea sino del ámbito global, eso constituye una gruesa línea roja. Y eso se traducirá en un veto francés contra un acuerdo con el Mercosur. Con razón Macri se puso furioso.

Ingresando al R20

De manera significativa Xi Jingping una vez más hizo hincapié en Buenos Aires que Beiyín apoya "las necesarias reformas" a la Organización Mundial de Comercio (WTO sigla en inglés). Pero esta debe proteger los "intereses" de los países en desarrollo –China todavía se autodefine como un país en desarrollo.

Esto pone en una hoja de ruta que debería agradar al Sur Global.

Yaroslav Lissovolik, ex funcionario del Deutsche Bank y del FMI ante el importante Valdai Discussion Club que él dirige, propuso…

http://valdaiclub.com/about/experts/332/

http://valdaiclub.com/a/highlights/towards/a-g20-global-governance-framework/7sphrase_id=497257

Un formato horizontal para coordinar la integración del comercio y la infraestructura, concretamente, un R20 –es decir un Regional 20—que "reuniría a los más grandes peso pesados de la economía mundial representada por diez bloques regionales."

Esta "pista de conexión" dentro del formato R20 como la describe Lissovolik, podría convertirse en la plataforma esencial para interconectar muchos de los actuales proyectos de infraestructura, desde el ampliamente ambicioso y bien financiado Nuevas Rutas de la Seda o la Iniciativa de la Franja y la Ruta (BRI sigla en inglés) hasta el aún bastante impreciso Corredor de Crecimiento África-Asia encabezado por Japón y la India.

No se trata de países, sino de bloques regionales de comercio que bien podrían tornarse en los super cimientos de un mundo post G20 luego que un momento definitivo de destrucción del sistema mundial caiga sobre nosotros cuando el petroyuán eclipse al dólar.

https://www-scmp.com/comment/article/2176256/chinas-petroyuan-going-global-and-gunning-us-dollar

Consortiumnews.com

https://consortiumnews.com/2018/12/04/on-the-road-to-a-post-g20-world/

Nota.- Sus comentarios y opiniones acerca de este artículo serán bienvenidos en

www.strategic-culture.org








 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 698 veces.



Pepe Escobar


Visite el perfil de Pepe Escobar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pepe Escobar

Pepe Escobar

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a273203.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO