El zombi Trump

Interesantes resultados, arrojaron las elecciones de mitad de período en los EEUU. El presidente Donald Trump, asumió para sí dicho proceso electoral y se dedicó a recorrer el territorio estadounidense difundiendo su mensaje de odio y rabia contra todo aquello que se opone a la supremacía de los blancos anglosajones en territorio del imperialismo estadounidense. Centró su campaña y sus mensajes en dos puntos: la inmigración y Venezuela. Coincidió su campaña, con sendos éxodos de migrantes hondureños en búsqueda del "sueño americano". Cerca ya, de 6 mil migrantes se han sumado en "caravanas" que buscarán ingresar a territorio de EEUU en los próximos días; en cuya frontera, el propio Trump ha ordenado la movilización de igual número de militares para hacerles frente, y evitar que puedan entrar a dicho territorio. Ese éxodo masivo de personas, mujeres, hombres y niños, permitió a Trump reivindicar su odio: "los inmigrantes están infectando este país", y en referencia a quienes se han incorporado al éxodo masivo desde Honduras, acusándolos que se trata de personas "muy malas que quieren ingresar a EEUU". Se olvida Trump, siempre es bueno recordárselo, que su señora madre Mary Anne MacLeod, de nacionalidad escocesa, es una migrante que llegó a EEUU en mayo de 1930 y traía consigo apenas 50 dólares. Por lo demás, su abuelo Frederick Trump, también es un migrante llegado a EEUU en 1885, atraído por la fiebre del oro, que hizo fortuna y abrió algunos hoteles en Alaska, según se enorgullece su nieto Donald. Su esposa Melania, es también descendiente de inmigrantes europeos. Por donde se le mire al enemigo de migrantes, se le sale un familiar migrante, como expresión de lo incongruente de su discurso, todo cargado de odio. Desde los migrantes, Trump bombardeaba a los Demócratas: "Los demócratas quieren borrar las fronteras y dar más derechos a los clandestinos que a los ciudadanos estadounidenses", con ello, aplicaba pequeñas dosis cargadas de miedo entre la población votante.

El otro punto en que hizo énfasis Trump, en su campaña de odio, fue Venezuela. "Si ganan los demócratas, EE UU será como Venezuela", sentenciaba en un mitin. En otro, denunciaba: "Los demócratas impondrán el socialismo. Bienvenidos a Venezuela". Siempre, insistiendo con el tema Venezuela. En otro mitin, en Montana, señalaba: "La base principal de los demócratas está tan a la izquierda que terminará siendo Venezuela, este país terminaría siendo Venezuela". No se equivocaba, habida cuenta el crecimiento que ha venido adquiriendo la tendencia de Bernie Sanders al interior del partido Demócrata, quienes se proclaman como socialistas democráticos. La retórica agresiva de Trump, no caló en el electorado estadounidense, y los resultados propinaron su primer knock down en lo que lleva de ejercicio de gobierno. Venezuela y los migrantes, hicieron posible que cayera al piso y está de cuenta regresiva por los próximos dos años, que son los que le restan en la jefatura del gobierno imperialista. Pierde Trump, la Cámara de Representantes que estaba en manos de la mayoría de Republicanos (241) hasta este martes 6 de noviembre, ahora con la pérdida de 48 representantes se colocan en minoría con relación a los Demócratas quienes ahora pasan a tener 219, una mayoría sólida que si bien no tiene la posibilidad de hacerle un impeachment al presidente, con dicha representación pueden obligar al presidente a tener que negociar muchas de sus políticas contrarias al bienestar del pueblo estadounidense, lo que obligará a Trump a ejercer menos la retórica belicista que lo caracteriza y tener que recurrir a la política y al arte de la negociación para poder aprobar el presupuesto en los años que le restan, leyes anti inmigratorias entre otras, pues el poder absoluto con el que contó en sus dos primeros años de gobierno se esfumó, siendo éste el principal elemento que nos lleva a concluir, que Venezuela y los migrantes, derrotaron electoralmente a Mr. Trump. O como decimos en criollo: ¡Quien se mete con Venezuela, se seca!

En otros aspectos de interés, es importante resaltar que entre las gobernaciones en disputa, Trump pierde 7 que estaban ocupadas por Republicanos conservadores con lo que se equilibra, en parte, la distribución del poder a nivel estatal. Lo que permite visualizar, desde ya, el resultado de las próximas presidenciales pues los Demócratas se concentran en gobernaciones de territorios urbanos industrializados y de alta concentración poblacional. El 69 por ciento del voto latino, estimado en 29 millones de votantes, se decidió por apoyar a los Demócratas contra el 29 por ciento por los Republicanos. De los 44 candidatos demócratas hispanos, 33 de ellos obtuvieron la victoria. Y de los 15 postulantes republicanos latinos, apenas 7 se impusieron. Este dato, no puede verse aisladamente. Hoy viven en EEUU, 55,2 millones de latinos y latinas, el 17 por ciento de la población total. Un informe de la Oficina del Demógrafo Estatal, señala con relación a Texas, que en el año 2020, los latinos superarán a los blancos anglosajones y en 2042, los latinos serán la mayoría de la población estatal. Y, en relación a la población total estadounidense, dicho informe señala que en 2055 la población de EEUU estará compuesta por menos blancos anglosajones y será más diversas (hispanos y/o latinos, afroamericanos, otros). De allí, que tanto Demócratas como Republicanos, vean en el voto latino una apuesta al futuro.

Estas elecciones de mitad de período, se convirtieron en un adelanto al cambio generacional que está por ocurrir en los EEUU. Muchos latinos y latinas ingresaron como congresistas, incluyendo migrantes desde otros territorios del planeta, como es el caso de las dos primeras mujeres musulmanas electas para la Cámara de Representantes por los estados de Michigan y Minnesota, mientras que Kansas y Nuevo México estarán representados por las primeras indígenas en llegar al Congreso. Mucha mujer ingresa como congresista, como respuesta a las campañas de Trump contra la mujer. Sin duda, una Cámara de Representantes muy diversa para despecho de Trump, como símbolo de los nuevos Estados Unidos que está emergiendo como respuesta al autoritarismo de Mr. Trump y su supremacismo anglosajón que en el transitar del nuevo tiempo estadounidense se irá minimizando y abriendo camino a la diversidad racial que hoy por hoy es el principal síntoma de los grandes cambios que están ocurriendo a lo interno del territorio imperial estadounidense y frente al cual se ha plantado como un zombi, el muerto viviente de Trump, sin que pueda hacerle mella alguna a los cambios inevitables del proceso histórico que habrá que transformar, y esperemos para bien de la humanidad, a los Estado Unidos de Norteamérica…

Caracas, 11-11-2018



Esta nota ha sido leída aproximadamente 229 veces.



Henry Escalante


Visite el perfil de Henry Escalante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Henry Escalante

Henry Escalante

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a271733.htmlCd0NV CAC = Y co = US