El coleccionista de improperios

La manifiesta incapacidad de Donald Trump para presidir una nación
cualquiera, y mucho más si se trata de una gran nación imperialista
como los Estados Unidos de América con pretensiones de hegemonía
global, se pone de manifiesto cada día y en todas las circunstancias.
Alguien que se dedique a coleccionar vituperios tendría en este
insólito empresario ricachón devenido dirigente político una fuente
extraordinaria de inspiración para injurias, ofensas, agravios y
escarnios.

Sus enemigos políticos del partido demócrata, que actualmente ejercen
como oposición, le califican de incompetente, grave peligro para la
democracia, peligrosamente impulsivo y enfermizamente mentiroso,
degradante para la nación, grosero, inculto e indigno, entre otras
lindezas.

Sus aliados políticos actuales del partido republicano, le acusan de
no ser capaz de mantenerse a la altura de la presidencia que desempeña
por su irrespetuoso intercambio de reproches públicos con sus
correligionarios. Le consideran titubeante, soez, escandaloso,
mentiroso, imprudente, indigno de confianza y, tan inmaduro que
prácticamente hay que mantenerlo en una guardería de adultos.

Como presidente, Trump ha demostrado ser totalmente incompetente, y se
pronostica que, cuando su mandato acabe, por lo que será más recordado
será por la total degradación en la que habrá dejado a su país.
Piensan que trata la presidencia como un "reality show" y que sus
encendidas amenazas a otros países podrían poner a Estados Unidos en
el peligroso camino hacia la Tercera Guerra Mundial.

John McCain, el ultra reaccionario farsante de su propia historia como
jefe militar y ex candidato presidencial en las elecciones del 2008,
mantuvo numerosos enfrentamientos públicos con Trump pese a ser ambos
republicanos con orientación política semejante.

En su carta póstuma, McCain dijo de Trump que "discutíamos y
competíamos e incluso nos vilipendiábamos en ruidosos debates
públicos". En uno de los mensajes suyos que representaban críticas
veladas a Donald Trump, recomendó a los estadounidenses "no debilitar
nuestra grandeza confundiendo el patriotismo con rivalidades tribales
que terminan por sembrar resentimiento, odio y violencia en todos los
rincones del globo".

En todo el mundo, aliados y enemigos del imperialismo tildan a Trump
de xenófobo, racista, supremacista blanco, misógino, adicto al
escándalo e irrespetuoso de otras naciones. Uno de los casos más
representativos de esto último fue cuando calificó de "agujeros de
mierda" a Haití, El Salvador y las naciones del África negra.
Un día después de que se diera a conocer la perturbadora frase del
mandatario estadunidense –ante la ausencia de un desmentido oficial de
que haya usado este término para justificar el rechazo por Estados
Unidos a recibir inmigrantes de esos países– embajadores de 54 estados
ante la ONU denunciaron la xenófoba expresión y exigieron una
retractación y disculpas.

Los insultos contra centroamericanos, caribeños y africanos se
produjeron cuando el tema migratorio dominaba la agenda política de
Washington en un intento legislativo por sacar adelante un texto que
diera protección a los 700 mil jóvenes conocidos como los soñadores o
dreamers antes de que expirara el plazo de seis meses dado por Trump
tras disponer la cancelación del programa que impedía su deportación.
En contraste con este esfuerzo, el magnate presidente anunció el fin
del Estatuto de Protección Temporal, que protegía de la deportación a
200 mil salvadoreños, susceptibles de expulsión del país a personas
con años de residencia en Estados Unidos, luego que en noviembre ya
había condenado a más de 50 mil haitianos a prepararse para salir del
país o vivir en la ilegalidad.

También fue ocasión propicia para que Trump volviera sobre su obsesión
de construir un muro fronterizo (pagado por México) "para mantener
fuera a inmigrantes y traficantes de drogas".

Tras la conferencia de prensa que culminó la reunión en la cumbre con
el presidente ruso Vladimir Putin, muchos miembros del Partido
Republicano y algunas personalidades de Fox News, tacharon la
actuación de Trump como vergonzosa, calamitosa y "sin precedentes"
durante una reunión con legisladores para discutir una propuesta de
reforma migratoria.

Sin embargo, no se puede apostar a que, en lo interno, su popularidad
haya descendido lo suficiente como para evitar que siga imponiendo su
estilo excéntrico de gobierno, que sigue siendo atrayente para la masa
de obreros blancos, pequeños empresarios y agricultores golpeados por
las políticas neoliberales de los gobiernos precedentes, que se
sienten seguros de que Trump, con sus políticas nacionalistas de
"América primero" y de reducción de los inmigrantes, les sacará de su
actual situación declinante.
Septiembre 20 de 2018.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 401 veces.



Manuel Yepe

Abogado, economista y politólogo. Profesor del Instituto Superior de Relaciones Internacionales de La Habana, Cuba.

 manuelyepe@gmail.com

Visite el perfil de Manuel Yepe para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Manuel Yepe

Manuel Yepe

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a269626.htmlCd0NV CAC = Y co = US