¡Para lo que ha quedado los Derechos Humanos!

En la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano que el 26 de agosto de 1789 se aprobó como prólogo a una nueva Constitución en Francia, Brissot, Mirabeau, Volney, Condorcet, Sieyés y otros pensadores ilustres participan en su elaboración. Los constituyentes franceses redactaron esta Declaración para su país, pero eran conscientes de hacerlo también para todo el mundo. La Declaración de 1789 se encuentra en la base de la Declaración Universal de los Derechos Humanos aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas reunida en París en 1948, y de la Convención Europea de Derechos Humanos aprobada por el Consejo de Europa en 1950. ¿Y qué dice estas Declaraciones que actualmente tanto le gusta invocar, con subterfugios, los gobernantes de países poderosos para precisamente irrespetarlos? Tal como es público, notorio y comunicacional, los pueblos de Afganistán, Irak, Libia, Siria, y muchos otros países desde mitad del siglo veinte, comenzando con la guerra fría, cuando por varias décadas martirizaron a pueblo enteros bajo la imposición de que ellos no podían auto determinar la forma política en que debían vivir, y así han seguidos estos gobernantes inescrupulosos haciendo la guerra, hoy no por los medios convencionales del enfrentamiento bélico cuerpo a cuerpo, sino utilizando los medios modernos de armamentos, los bloqueos de alimentos, medicinas y otros bienes y la cruel tiranía de los medios de comunicación, propalando noche y día por boca de personas que venden sus conciencias, en transmitir noticias y opiniones falsas, sembrando la angustia en millones de habitantes de los países que consideran no siguen las normativas que ellos quieren imponer. Veamos y hagamos un bosquejo sobre lo que dice la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Preámbulo. 1) Considerando que la libertad, la justicia y la paz en el mundo tienen por base el reconocimiento de la dignidad intrínseca y de los derechos iguales e inalienables de todos los miembros de la familia humana. 2) Considerando que el desconocimiento y el menosprecio de los derechos humanos han originado actos de barbarie ultrajantes para la conciencia de la humanidad, y que se ha proclamado como la aspiración más elevada del hombre, el advenimiento de un mundo en que los seres humanos, liberados del temor y la miseria, disfruten de la libertad de palabra y de la libertad de creencias. 3) Considerando esencial que los derechos humanos sean protegidos por un régimen de derecho, a fin de que el hombre no se vea compelido al recurso de la rebelión contra la tiranía y la opresión. 4) Considerando esencial la promoción del desarrollo de relaciones amistosas entre las naciones. 5) Considerando que los pueblos de las Naciones Unidas han reafirmado en la Carta su fe en los derechos fundamentales, en la dignidad y valor de la persona humana y en la igualdad de derechos entre hombres y mujeres y se han declarado resueltos a promover el progreso social y a elevar el nivel de vida dentro de un concepto más amplio de libertad. 6) Considerando que los Estados miembros se han comprometido a asegurar, en cooperación con las Naciones Unidas, el respeto y la observancia de los derechos y libertades fundamentales del hombre. 7) Considerando que una concepción común de estos derechos y libertades es de la mayor importancia para el pleno cumplimiento de dicho compromiso.

Amigo lector. Fíjese por donde los infames gobernantes han pretendido, y conseguido, imponer sus criterios perversos al aducir que su actuación en contra de un país determinado se justifica por cuanto el segundo preámbulo de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, taxativamente así lo permite al ordenar "liberados del temor y la miseria, disfruten de la libertad de la palabra y de la libertad de creencias" Y entonces aquellos países poderosos se creen son los propiciadores de esas liberaciones y en consecuencia aplican el terror contra pueblos indefensos y con una saña desmedida contra sus habitantes, asesinándolos a mansalva.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 327 veces.



José M. Ameliach N.


Visite el perfil de José M. Ameliach N. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José M. Ameliach N.

José M. Ameliach N.

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a268869.htmlCd0NV CAC = Y co = US