África y China, la cooperación más fructífera de las últimas dos décadas

En noviembre del año 2006, en Pekín, capital de China, se realizó por primera vez la cumbre del Foro Cooperación África China. La cumbre se inscribió en los esfuerzos africanos por relanzar la Cooperación Sur – Sur, en la creencia de que podía aportar mayores beneficios mutuos que la Cooperación Norte – Sur, en esa onda estivo también la Cumbre América del Sur – África que al contrario de la África – China, se desinfló por falta de voluntad política y por el asedio realizado por occidente que incluyó la guerra contra Libia que se aprestaba en 2009 a albergar la tercera ASA. Los foros de América Latina con otros países del Sur no avanzan más allá de consensuar buenas redacciones en las actas, no se materializan por falta de seguimiento político y desconocimiento de las instituciones de los estados de las potencialidades del Sur.

Cuarenta y ochos jefes de estados africanos se reunieron con el alto mando político chino. Buscaba la cumbre sistematizar la ya profunda relación de la mayoría de los países africanos con China (salvo los que para entonces reconocían a Taiwán) en las áreas de energía, en la cual África se ha venido convirtiendo en el primer proveedor de petróleo para China, agricultura, construcción, comunicaciones, comercio, finanzas, relaciones entre empresarios. La premisa fue: "que necesita China de los africanos y que necesitan los africanos de China". Un dando y dando que ha significado para China mayor acceso a materias primas y alimentos agrícolas y para África a inversión para el desarrollo, tecnologías apropiadas, formación para el trabajo, infraestructura institucionales, carreteras, puertos, aeropuertos y vías férreas.

La llave maestra del Foro de Cooperación África – China (FOCAC), que comenzó en 2004 con las reuniones de cancilleres ha sido el pragmatismo, de lo cual han carecido otros foros Sur – Sur. El FOCAC catapultó los mecanismos ya existentes, las comisiones mixtas, visitas por áreas que dieron como resultados más acciones de cooperación mutua.

Los africanos han repotenciados sus propias instituciones subregionales y regionales. Trabajaron algo muy clave como sus bancos: el Banco Africano de Desarrollo, el Banco de Comercio y Desarrollo de África Oriental y Meridional y el Banco de Desarrollo de África Occidental, para permitir el intercambio con los bancos chinos.

En transporte, las líneas aéreas africanas y las chinas fueron estimuladas a estableces más conexiones directas entre ambas. Compañías africanas en Etiopía, Angola, Sudáfrica, Kenia, Argelia, Egipto, por ejemplo. En trasporte terrestre, China ha incluido al este y norte de África en la rentable Ruta de la Seda, esto implica inversión en infraestructura portuaria y ferrocarrilera, como el moderno tren de 800 Kilómetros que une Yibuti con Etiopía.

Para brindarse de las amenazas externas el FOCAC, llegaron al compromiso vivo de fortalecer las posiciones comunes den la ONU, la OMC y organismos multilaterales comunes, así como repotencias los regionales como la Unión Africana, convertida en timonel para la región de la FOCAC. Hay la comprensión africana de que los organismos regionales y subregionales no pueden responder a tendencias políticas gubernamentales sino al supremo interés regional de desarrollarse y crecer. La Agenda 2063, del continente, el mayor y más elaborada programa de planificación de organismo del Sur alguno, son líneas gruesas y delgadas de hacia dónde va África en los próximos 50 años, y allí está presente, en rol estelar, el FOCAC.

En lo cultural y educativo, China y África muestran su conciencia de la importancia histórica que tiene la multi expresividad cultural y la formación universitaria en el crecimiento de los pueblos. De allí, varias iniciativas permanentes como intercambios artísticos, visitas de conocimiento y divulgación, muestras, becas universitarias y modernización de las instituciones educativas.

FOCAC 2018

Parte del reconocimiento de lo alcanzado en esta cooperación Sur – Sur, África y China, que a simple vista es la más importante y fructífera desde 2000 a la fecha. China invirtió en África unos 125.000 millones de dólares entre 2000 y 2016. Los resultados son más que evidente.

China, en atención a esta cooperación mutua, y como el socio de mayor poder económico, renueva las inversiones por el orden de 60 mil millones de dólares. En esta oportunidad, FOCAC centrará la inversión en asistencia gubernamental e inversión en proyectos de infraestructura, planes para el desarrollo socioeconómico y protección ambiental.

Al parecer, estamos en presencia de una extraordinaria experiencia de cooperación mutua Sur – Sur

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 361 veces.



Reinaldo Bolívar

Investigador, fundador del Centro de Saberes Africanos, vicecanciller para África

 reibol@gmail.com      @bolivarreinaldo

Visite el perfil de Reinaldo Bolívar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Reinaldo Bolívar

Reinaldo Bolívar

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a268850.htmlCd0NV CAC = Y co = US