Pequeño repaso del imperialismo estadounidense en Latinoamérica, (I)

La relación de Estados Unidos con Latinoamérica es la historia que transita entre la hegemonía, descrita como un reconocimiento o consentimiento al poderío yanqui, hasta su fase imperial basada en el uso de la fuerza para doblegar, torcerse el brazo, a sus aliados y a sus competidores; a todos aquellos gobiernos que no legitimen su proceder. Veamos.

Comienza con Doctrina Monroe en 1822. Período de las independencias y el declive de los imperios españoles y británicos. Estados Unidos expande su influencia, fundamentalmente en Mesoamérica, y ya para 1847 Estados Unidos ha adquirido y tomado los territorios mejicanos de California, Nuevo México, Arizona, Colorado y Nevada. En 1898 frente a la debacle española. Estados Unidos adquiere los territorios coloniales de Filipinas, Cuba y Puerto Rico; ésto le permite a Estados Unidos mayor margen de maniobra imperial en el Océano Pacífico y la Cuenca del Caribe. Estados Unidos invadirá 34 veces la Cuenca del Caribe durante los próximos 30 años. Méjico, Honduras, Guatemala, Costa Rica, Haití, Cuba, Nicaragua, Panamá y República Dominicana estos países se convierten en territorios ocupados por el imperialismo yanqui. Usando otra estrategia Estados Unidos en 1933 comienza la Doctrina de la Buena Vecindad, al llegar al poder de Franklin D. Roosevelt. En 1945, al terminarse la Segunda Guerra Mundial, se establece el mundo bipolar liderado uno de los bloques por Estados Unidos frente al bloque soviético. Un año antes se crea el llamado Fondo Monetario Internacional, FMI, y el Banco Mundial, BM. El dólar se convierte en la moneda internacional de cambio. Se expande la relación imperial con toda Latinoamérica y se crea la Agencia Central de Inteligencia, CIA, por sus siglas en inglés, dedicada en buena medida a cuidar "su patio trasero"

Es la época de los golpes de Estado que van desde el derrocamiento de Jacobo Árbenz en Guatemala, 1954, hasta la invasión de Panamá en 1989 – 1989. Estados Unidos gana la Guerra Fría con la caída del muro de Berlín y se declara el fin de la historia por los ideólogos neoliberales y se establece una hegemonía económica basada en el "Consenso de Washington", el cual tiene su primer experimento en 1973 con el golpe de Estado contra Salvador Allende en Chile. El FMI supervisa el establecimiento del Nuevo Orden Económico, NOE. En 2001-2008, llega al gobierno de Estados Unidos, George W. Bush. Con este Halcón mayor en el poder se recrudece la política militar del imperialismo bajo el fundamentalismo de los neoconservadores y su pretexto político para hacer cuanto se le ocurriese, aun incumpliendo las leyes internacionales, atacando basado en mentiras, que poco después son ampliamente comprobadas eran mentiras, y ni se preocupa ni siquiera dar una explicación o por lo menos dar una disculpa por destrozar la ciudad cuna de la civilización de la humanidad, Bagdad.

Imagínese la locura guerrerista de los halcones de los Estados Unidos que en la pequeña Guatemala se registraron tres intervenciones armadas directas de Estados Unidos, siendo la primera en 1920 cuando tropas militares realizaron acciones durante dos semanas contra los movimientos sindicalistas. Luego fue la operación de comandos, bombardeo y amenaza nuclear contra el gobierno de Jacobo Árbenz Guzmán en 1954; la CIA dirigió la intervención. Por último, entre 1966 y 1967 se realizó la intervención de boinas verdes contra rebeldes insurgentes. En esos mismos años fue aniquilado el Frente Guerrillero Edgar Ibarra, FGEI. Esto sin contar la intervención indirecta como parte de la Doctrina de Seguridad Nacional y el apoyo en inteligencia, contrainteligencia, armas y entrenamiento que Estados Unidos ha proveído a Guatemala en triangulación con Israel, más allá del respiro que propició la administración de James Carter como Presidente de Estados Unidos. Luego de la intervención armada en Guatemala en 1954, siguió la de Brasil en 1964, Bolivia en 1971, Uruguay en 1972, Chile en 1973 y Argentina en 1976. Por su parte, los autores de "Imperio con Imperialismo" coinciden en la presencia imperialista de Estados Unidos en Latinoamérica, Estos abusivos gobiernos se extienden desde la configuración del mundo bipolar luego del fin de la Segunda Guerra Mundial.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1001 veces.



José M. Ameliach N.


Visite el perfil de José M. Ameliach N. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José M. Ameliach N.

José M. Ameliach N.

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /internacionales/a264544.htmlCd0NV CAC = Y co = US