Una hipótesis a tomar en cuenta

A qué juega la conspiración en la ONU

La lucha contra el gobierno de EE.UU., el gran capital y  los sectores y gobiernos proimperialistas que en estos momentos se desarrolla en la Organización de las Naciones Unidas (ONU)  tenía este escenario previsible a la hora de la votación,  El hecho que hayan votaciones  recurrentes ( 6 ó más vueltas), porque el candidato de Bush no logra los votos necesarios para ocupar el puesto en el Consejo de Seguridad de la ONU,  ya constituye una victoria para el Gobierno Bolivariano de Venezuela contra el gobierno estadounidense, un imperio con una trayectoria histórica de control político y económico sobre la gran mayoría de los gobiernos del mundo.

 

Esto último, jamás lo van a decir los medios de comunicación  del mundo porque, al igual que la ONU, están bajo la tutela del imperialismo.   Hoy la lucha diplomática internacional en la ONU se convierte para los enemigos del proceso revolucionario venezolano en un nuevo escenario conspirativo contra Chávez, quien tiene asegurada su relegitimación en el escenario electoral interno que se avecina para el 3 de diciembre.   La oposición nacional e internacional, y este es parte de su plan mediático, califica la actuación del gobierno bolivariano en la ONU como una derrota vergonzante y trata de generar una matriz en cuanto a  esta actuación de Chávez en el ámbito internacional, principalmente  en Latinoamérica, como parte de una política errónea que ha conducido a derrotas de varias candidaturas en la región, hablan de Ollanta Humala en Perú, de Lula en Brasil, Correa en Ecuador y hasta de López Obrador en México, para luego especular sobre otros eventos electorales que se avecinan en Nicaragua, El Salvador y nuevamente, en segunda vuelta, para Brasil y Ecuador.  El cinismo manipulador corre en los medios de comunicación tratando de inocular en el pueblo venezolano que la confrontación es de Venezuela (un país petrolero y con recursos) contra una pequeña nación pobre: Guatemala.   Pretenden hacer creer que se trata de una confrontación entre pueblos, cuando todos sabemos que la lucha es entre gobiernos lacayos y serviles al imperialismo contra gobiernos independientes que ven en el gobierno estadounidense un peligro demostrado en sus actuaciones históricas de carácter genocida y con planes futuros, precisamente votados y aprobados en la ONU, que colocan en peligro la libertad y la vida del planeta.

 

La mayoría de los organismos internacionales mas conocidos en el mundo han sido creados y financiados por el gran capital transnacional y por sus gobiernos en el norte del planeta, nada se decide sin el visto bueno de estos factores de poder.  Contra ellos es la lucha inmensamente desigual que estamos librando en la ONU.  Están curtidos en el arte de la conspiración y más en esa diplomacia corrupta y servil que recorre todos los rincones del mundo, que cada vez más queda en evidencia como tal y por lo que se justifica que el gobierno bolivariano dé esa lucha en ese terreno.   Aunque sepamos que ese no es nuestro terreno, que nuestro proceso es de un pueblo en revolución que debe privilegiar la diplomacia por la base, con las organizaciones sociales y de lucha de los pueblos construyendo solidaridades para la vida,  solidaridad entre los pueblos, preparándonos para defender lo conquistado y ganando espacio para lograr nuevas victorias.

 

Lo que ocurre en la ONU está ligado al plan conspirativo contra la revolución  venezolana y hay una variante a estudiar que se desprende del comportamiento de las marionetas opositoras que tienen como candidato al ignorante Manuel Rosales.  Pareciera que la maniobra es solicitarle a Chávez que se “retire dignamente” de la confrontación en la ONU, pero en el fondo apuestan a que se mantenga en la disputa por el puesto en el Consejo de Seguridad  con el objetivo de sacarle provecho  mediático a lo interno de la coyuntura electoral.  Si esto es así, el gobierno de Bush dirige el plan y se negarían a un consenso por la búsqueda de otro miembro distinto, con el fin de desgastarnos internamente en innumerables rondas de votación durante un tiempo indefinido, mientras los medios de comunicación nacionales e internacionales continúan su trabajo manipulador de intentar quebrar parte de la base electoral que se vino desde 2003 a las filas de lo que se denomina el chavismo.  Esta es una hipótesis a tomar en cuenta, a sabiendas del control que tiene el gobierno estadounidense en el seno de la ONU y de cómo juega la socialdemocracia, la democracia cristiana internacional y el fascismo en contra de Chávez en esta disputa.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5584 veces.



Juan Afonso


Visite el perfil de Juan Afonso para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas