La imagen de Israel en EEUU se hace compleja

Todo el mundo conoce de la estrecha relación que une a Israel con
Estados Unidos. Basta observar como en todas las votaciones en la
Asamblea General de la ONU, no importa cuán comprometida sea ésta para
Washington, Israel secunda a la superpotencia por muy alejados que
queden ambos del consenso general.

Por eso es tan interesante el fenómeno que refleja un reporte de Ramzy
Baroud, escritor y periodista especializado en temas del Medio Oriente
en un trabajo publicado en el Palestine Chronicle titulado "El efecto
bumerán".

Baroud destaca que pese a las masivas sumas invertidas por Israel para
mantener una opinión pública a su favor en EEUU, se advierten
actualmente inequívocas tendencias en las encuestas que prueban que la
dinámica del apoyo a Israel por el ciudadano común estadounidense está
cambiando, incluso entre los que son judíos, algo muy preocupante para
el gobierno de Israel.

Tras los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 la afinidad
entre Israel y EEEUU creció hasta niveles sin precedentes.
Los ataques, el discurso mediático y las posteriores guerras
convocaron el apoyo de muchos cristianos protestantes evangélicos que
ven la ampliación del conflicto en el Medio Este como parte de la tan
esperada profecía bíblica que, según ellos, se cumplió con el
establecimiento del Estado de Israel.

Mientras el gobierno del Primer Ministro Benjamin Netanyahu, explotó
cada oportunidad que tuvo para maximizar el apoyo a los objetivos
considerados importantes por la derecha, la ultra derecha y los
partidos religiosos de Israel, el estilo vanidoso y confrontativo de
Netanyahu le ha enajenado el apoyo de muchos demócratas.

Las políticas de Netanyahu de fortalecer la ocupación, bloquear todo
esfuerzo de paz y expandir los ilícitos asentamientos judíos, también
comenzaron a minar el apoyo que Israel siempre ha dado por seguro de
los judíos americanos.

Pero en enero de 2018 las estadísticas entre los judíos americanos se
han desplomado aún más.

Según el diario israelí Haaretz un reciente estudio del Brand Israel
Group "el apoyo a Israel entre los estudiantes judíos en EEUU cayó un
32% entre 2010 y 2016.

La percepción de que los americanos judíos constituyen un grupo
aislado que presta apoyo a Israel independientemente de sus tendencias
políticas, ya no se sostiene. Las comunidades judías en EEUU están
cambiando, al igual que la nación entera.

El número de las que se identifican como "liberales" en EEUU ha subido
de 27% a 41% entre 2000 y 2015.

Este cambio ha estado acompañado por una creciente simpatía hacia los
palestinos, como lo indica una encuesta Pew de mayo de 2016. Más
demócratas liberales dijeron simpatizar más con los palestinos (40%)
que con Israel (33%). Varios analistas concluyeron entonces que el
desencanto con Israel obedecía a las diferencias entre Netanyahu y
Barack Obama sobre asuntos como la expansión ilegal de los
asentamientos y el acuerdo nuclear con Irán.

La tendencia continuó, porque cuando un tema pasa a formar parte de la
política partidista, se polariza, explica Baraud. Desde hace décadas,
Israel había sido considerado el único tema en que todos los
estadounidenses coincidían, pero esto no es así ya y Netanyahu ha
jugado un papel importante en ello.

La tendencia entre los demócratas liberales fue contrarrestada con
otra tendencia entre los republicanos quienes adoptaron la causa de
Israel como suya propia. Mientras que los evangelistas cristianos
lograban hacer del apoyo incondicional a favor de Israel un requisito
indispensable a cumplir por cualquier candidato que solicite su apoyo,
la causa israelí ha dejado de ser tema exigido por los demócratas.

Una encuesta Pew indica que "los liberales demócratas que apoyan más a
los palestinos que a Israel se han casi duplicado desde 2014 (de 21%
a 40%) y es mayor que en cualquier otra fecha posterior a 2001. De
todos los demócratas, solo el 33% simpatizaba con Israel según la
encuesta Pew de 2017.

Esta fue la "primera vez en la historia" que se ha dividido "casi a la
mitad el número de los que apoyan a Israel y quienes lo hacen a los
palestinos".

Y así como creció el apoyo a los palestinos entre demócratas, también
creció el margen entre los dos partidos mayores. Según lo indica la
más reciente encuesta Pew 2018, aunque el apoyo a Israel de los
republicanos sigue siendo alto, un convulso 79% de apoyo a Israel de
parte de los demócratas, se hundió a apenas un 27%.

Ciertamente, Netanyahu ha incrustado a Israel en el corazón de la
polarizada política estadounidense. Aunque ha logrado éxitos a corto
plazo (como la obtención del reconocimiento por EEUU de Jerusalén como
la capital de Israel) ha dañado el consenso de los estadounidenses
sobre Israel "y esto despierta esperanzas", concluye Baraud.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 396 veces.



Manuel Yepe

Abogado, economista y politólogo. Profesor del Instituto Superior de Relaciones Internacionales de La Habana, Cuba.

 manuelyepe@gmail.com

Visite el perfil de Manuel Yepe para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Manuel Yepe

Manuel Yepe

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /internacionales/a260067.htmlCd0NV CAC = Y co = US