Siniestro plan del Pentágono: prolongar avanzar a nuevas devastaciones de países con mayores genocidios contra la humanidad

Trascender la gran crisis económica que azota el sistema capitalista es la urgencia suprema de las burguesías financieras. Aquellas entienden que sus zozobras provienen de la parálisis de la circulación de sus capitales por los enormes stocks de mercancías acumulados en los mercados y la sobreacumulación de capitales tóxicos sobre saturados en sus grandes bancos monopólicos.

Históricamente estas burguesías desde su ascenso a la era monopólica ya habían completado sus andanzas ilícitas en medio de la especulación y la usura convirtiéndose a partir de ahí en aviesas ladronas (tipo Soros). Esto indudablemente ha llevado al conjunto del sistema capitalista a una situación de extrema degradación. Es el sistema capitalista que había llegado a su máxima instancia, segunda y última fase, "chorreando sangre y lodo por todos los poros".

En este marco ocurre esta danza siniestra de la vieja burguesía financiera estadounidense por alargar la devastación de los países que ya están agredidos, ocupar nuevos países que no se someten a sus designios y ejecutar brutales genocidios contra la humanidad.

Veamos cómo ocurre esto:

1.- El asunto es la destrucción de las fuerzas productivas. La primera y la segunda guerra mundial cumplieron aquel objetivo de forma espectacular:

Una de las soluciones más significativas, después de la intensificación de la explotación y opresión de la mano de obra, fue la destrucción de mercancías y sobre todo la destrucción de fuerzas productivas. Esto tenía resultados masivos con las guerras y los conflictos bélicos. Así fue con la primera y la segunda guerra mundial. Se entiende que después de las destrucciones normalmente se sucedían las reconstrucciones, las millonarias inversiones, es decir, el nuevo discurrir de los execrables capitales que estaban paralizados. Entonces a partir de ahí se abría un nuevo ciclo económico largo de prosperidad y avance. Este era el método de las burguesías para salir de las graves crisis económicas de su sistema.

Como sabemos el último ciclo económico largo de prosperidad y avance llego a su fin en 1973. Aquello había avanzado desde 1945 cuando terminó la Segunda Guerra Mundial. Entonces los imperialistas estadounidenses estaban en una guerra de agresión contra el heroico pueblo de Vietnam del que salieron derrotados en 1975. Posteriormente cuando la ex URSS el 27 de diciembre de 1979 ingresa a Afganistán no tienen la capacidad de enfrentarlo directamente, tenían temor al armamento nuclear que poseía la ex URSS. Entonces acentúan en sus bandas paramilitares. Los muyahidines fueron sus paramilitares que hicieron todo el trabajo sucio hasta la salida del ejercito ex soviético de este país (Afganistán) en 1989. Esto fue sorprendente para los estrategas del pentágono como Zbigniew Kazimierz Brzezinski​. A partir de ahí el paramilitarismo se convierte en una sección muy importante de sus ejércitos. Para entonces la gran hecatombe en la ex URSS ya estaba presagiándose. Los estadounidenses empezaban a frotarse las manos de pura alegría.

La debacle de la ex URSS en diciembre de 1991 fue más que la explosión de un artefacto nuclear. Fenomenal y sumamente estruendoso. Y tras ella inmediatamente devino el saqueo completo de las propiedades del proletariado ruso. La fuga de capitales hacia occidente era realmente sin control alguno. Las burguesías financieras estadounidenses estaban embriagadas de pura alegría. Gozaban de las desfachateces de Gorbachov y Yeltsin. Lamentable.

Pero la historia no se quedaba petrificada tras estos hechos. Después de unos pocos años, exactamente en el año 2001 los consorcios monopólicos estadounidenses (estado estadounidense) lograron visualizar sorprendidos el curso peligroso al que estaba asumiendo el sistema capitalista y consiguientemente observaron el peligro al que se acercaban sus sistemas de dominio. Saltaron como resortes de sus nidos de ocio. Entonces clavaron sus miradas sobre el Oriente Medio e inmediatamente tramaron el autoatentado a las Torres Gemelas para ir a Afganistán (7 de octubre de 2001 «Operación Libertad Duradera» para el Ejército estadounidense y «Operación Herrick» para las tropas británicas) a introducir una cuña (una cabecera de playa) al avance de Rusia y China justamente en Asia Central. Luego apuntalaron el Oriente Medio, donde escogieron a Irak ("Operación Libertad Iraquí", un país que está situado al suroeste de Asia pero que forma parte de los países que integran el llamado Oriente Medio), como el país a ocupar (20 de marzo de 2003). Lógicamente tenían que asegurar sus posicionamientos en la región más grande de la energía mundial. Entonces el ruido de las armas empezó a sentirse.

Luego la historia llega a un periodo importantísimo. Un periodo que las burguesías financieras hubieran querido que nunca llegase. En 2008 la gran crisis económica empieza a sacudir los cimientos del sistema capitalista. Por cierto estaba circunscrita al ciclo económico largo de contracción y crisis del desarrollo del sistema capitalista iniciada en 1973.

En realidad el periodo que corre entre 2008 y la actualidad (2018) es un periodo especial, importantísimo en la historia universal de estos últimos tiempos. Algo similar al periodo ocurrido antes de la debacle de importantes poderes mundiales como del imperio romano a finales de la época esclavista, del poderío británico en 1931 y del poderío de la ex URSS en 1991.

Algunos no han tenido la capacidad de abstraer esta situación. Sus preocupaciones han quedado rezagadas en los años 80 del siglo pasado. Han seguido y siguen con sus elucubraciones de la globalización y el neoliberalismo como realidades sin parangón, sin tener un mínimo espíritu de análisis de los fenomenales cambios que han estado batiéndose sobre el mundo.

Sin embargo a partir de aquella época ya no hay quiebras monumentales como la de la ex unión soviética en 1991. Su cabalgata sobre el lomo de la China expansiva ha terminado. China quiere ser la máxima potencia capitalista. Entonces los estadounidenses no saben a dónde aferrarse para salvar su economía del cataclismo en que están sumergidos. La crisis económica es realmente muy grave. Un cataclismo que ha llevado al colapso su economía. Algo inimaginable en los 80 y 90 del siglo pasado. Entonces avanzaron a lo único que sabían, la agresión y las pretensiones de ocupación, esta vez acentuando aún más en Oriente Medio. La "Primavera Árabe" cumplió aquel plan.

2.- Pero después de la derrota militar estadounidense en la península coreana (miedo a usar el armamento nuclear), el asunto es prolongar aquellas agresiones, avanzar hacia nuevas ocupaciones y orientarse al genocidio contra la humanidad, el plan de hecho es siniestro:

La historia como siempre estaba corriendo. En efecto, algo sorprendente ocurrió en estos años en la península coreana, cuando la RPDC probó el 3 de septiembre de 2017 de forma exitosa un mil balístico intercontinental (ICBM) con capacidad de transportar ojivas nucleares de hidrogeno hasta territorio continental estadounidense. En los hechos este país (RPDC) se había convertido en una nueva potencia nuclear. Un acontecimiento único y extraordinario en la historia de estos últimos tiempos de máxima dictadura imperialista. Por supuesto aquello de inmediato hizo temblar de pies a cabeza a la gran burguesía financiera estadounidense, que en su insana brutalidad pretendió obligarlo a que se desnuclearice. Las carcajadas de la máxima dirección comunista de la RPDC fueron estruendosas.

A finales de 2017 todo estaba sellado. Los estadounidenses no podían traspasar ni tan solo unos centímetros de su sagrado territorio para que inmediatamente respondiesen con el armamento nuclear. El pánico fue terrible. Convocaron a reuniones de sus llamadas altas esferas: la ONU, Cumbre de Seguridad de Múnich, Cumbre de Davos, la trilateral, etc. Pero nadie tuvo la capacidad de detener a nadie: la derrota militar fue contundente. En realidad esto fue histórico que cambio de plano la correlación de fuerzas existentes hasta ese instante en el mundo.

Aquello incluso fue una gran lección para Rusia y China que ahora se ahogan en contradicciones minúsculas impuestas al influjo y el gusto de los Estados Unidos pudiendo frenar en seco todas aquellas ínfulas agresivas como lo hizo la gran RPDC.

Entonces tras estos históricos hechos sale a la palestra la incapacidad de las burguesías financieras por solucionar sus diferencias con el armamento nuclear. Este es un disuasivo vigente mientras Estados Unidos no se atreva a usarla contra la RPDC, de lo contrario se convertirá en obsoleta para su propia existencia, pues, aquel país (RPDC) no lo pensaría dos veces.

Consecuentemente los países imperialistas saben que a corto o mediano plazo está descartada la tercera guerra mundial por sus implicancias con la armamentística nuclear al que, como sabemos, temen de sobremanera.

Si a corto y mediano plazo, según las concepciones de las burguesías, no hay una Tercera Guerra Mundial, entonces, ¿Cómo piensan trasuntar las burguesías esta gran crisis?

La respuesta para la burguesía financiera estadounidense que es la más incendiaria de todas, es alargar por tiempo indefinido las guerras de agresión utilizando el armamento convencional para devastar al máximo países y ciudades enteras, destruir unidades productivas y desangrar a los pueblos como antaño en las dos guerras mundiales hicieron sus ancestros.

La muestra más clara de esto es lo que ahora mismo hacen en Oriente Medio particularmente en Siria. También en Yemen. De igual forma sus desesperaciones por intervenir en Venezuela, incluso, poniendo en riesgo la seguridad de toda América Latina.

De otra parte sus denodados esfuerzos por el genocidio contra la humanidad están inscritas en sostener dictaduras descaradas con estados prácticamente policiacos tanto en América Latina y otras regiones del planeta que niegan derechos elementales de seguridad social, estabilidad laboral, gratuidad de la enseñanza, persecución de la cultura y el saber, negación de libertades de expresión y persecuciones de luchadores sociales y presos políticos con más de 25 y 30 años de prisión.

Lo más siniestro es que al parecer estas burguesías sádicas habiendo recibido información de sus "estrategas" de insuficiencias en sus actuales devastaciones, estarían planeando mayores destrucciones. El plan realmente es siniestro y macabro que la humanidad debe conocer. Hay peligro de mayores agresiones, nuevas ocupaciones y mayores sangrías de pueblos enteros. Hay que tomar nota de esto y hacer la respectiva denuncia mundial sobre estos siniestros planes de tipo nazi e hitleriano en que está implicada la burguesía financiera estadounidense. Los movimientos anti-guerra y las plataformas antiimperialistas tienen la palabra.

Entonces como consecuencia de sus planes hegemónicos Estados Unidos ha establecido cuatro frentes de guerra. La primera y la fundamental es contra la RPDC, la misma que fue resuelta tras la histórica decisión de este país, de que tan solo entrase en peligro de ocupación unos centímetros de su sagrado territorio, respondería inmediatamente con su armamento nuclear. Segundo contra Rusia, en Siria y el Donbass (este de Ucrania). Tercero contra China, en Taiwán, en su frontera con India y el Mar Meridional de China. Cuarto, finalmente contra los países oprimidos, ejemplo, Afganistán, Irak Libia y ahora contra Siria, también contra Yemen y muy pronto contra Venezuela. En estas regiones por supuesto la confrontación será muy sangrienta, esto en la medida en que los pueblos ofrecerán resistencias heroicas. La investigación aquí está pendiente.

Por supuesto luego vendrá el asunto de la reconstrucción, inversión de ingentes cantidades de capitales, que las burguesías financieras buscan como hienas hambrientas para hacer circular sus capitales atascadas como producto de la gran crisis. En la actualidad la gran zona de reconstrucción sería nada menos, Oriente Medio, una región completamente diezmada y devastada por estos atilas en la que no han dejado una piedra sobre otra.

Hay antecedentes a este respecto, ejemplo, la reconstrucción de Europa tras el final de la segunda guerra mundial en 1945.

3.- El nuevo reparto de mercados y zonas de influencia:

Por supuesto lo anterior no anula las contradicciones inter-imperialistas. Esta es una ley del sistema de producción capitalista del que China, Estados Unidos y Rusia no pueden evadirse. Es una ley que implica el logro de mercados y zonas de influencia para un mayor control del mundo.

Cierto, hay un nuevo reparto de mercados y zonas de influencia. Es lo medular del nuevo reajuste capitalista que está en proceso desde el año 2008 y que en lo inmediato está llevando a una nueva estructura económica del sistema capitalista mundial. Esto por supuesto marcha en medio de fuertes conflictos. No podía ser de otra forma. En realidad enardece los conflictos. En última instancia es su epicentro. Sin olvidar que aquí lo central, no podemos olvidar, es la quiebra del poderío estadounidense y la ascensión de nuevos poderes económicos como China, India y Rusia. Esta es la base de todo este proceso.

Consecuentemente en las regiones donde hay injerencia rusa y china probablemente los conflictos tiendan a ser más cruentas, sobre todo, en las regiones donde estos países sientan alguna debilidad y falta de firmeza, pues, nada menos se trata de la pugna entre las tres superpotencias capitalistas más poderosas del momento.

Repito, están enzarzados en este nuevo reparto de mercados y zonas de influencia los principales poderes económicos y militares como China, Estados Unidos y Rusia. Además, pretenden participar India, Japón, Alemania y Francia. En el caso de los países europeos, antes estos deberán deslindar sus compromisos anteriores con Estados Unidos, es decir, deberán romper sus antiguos grilletes. Se entiende que ahora están en ese proceso. Esto es muy interesante.

Los procesos de integración, por ejemplo en la región de Eurasia deben llevar además del encumbramiento de los países asiáticos que las impulsan (China y Rusia) al realce de países como Alemania y Francia. Sobre esto hemos adelantado hace ya varios meses que ante el declive del poderío estadounidense estaba gestándose en el mundo un proceso nuevo de reagrupamiento de fuerzas geopolíticas. A este respecto hay muchos ejemplos, Alemania, Irán, lo último tal vez sea el caso de Pakistán. Esa es la base del nuevo reparto que sacude el planeta en la actualidad

Incurso en esto Estados Unidos ha avanzado al influjo de sus amenazas, chantajes y complots y, en relación directa con su vieja estrategia de provocaciones y más provocaciones, en este caso, utilizando su cuantioso armamento convencional a fin de recuperar su hegemonía mundial que lo había perdido a finales del año 2010.

4.- Finalmente el mundo ha ingresado a un periodo especial inmerso en la tercera fase de la coyuntura histórica:

Partimos de los fenomenales cambios que han ido batiéndose sobre el planeta a partir del 2008. En efecto, en la nueva situación mundial después de la bancarrota de la economía estadounidense y la ascensión económica capitalista de China, la trascendencia de la República Popular Democrática de Corea (RPDC) ha sido lo más importante.

Como sabemos el 3 de septiembre de 2017 el todopoderoso ejército estadounidense mordió el polvo de la derrota cuando la RPDC desarrolló una prueba exitosa de un misil balístico intercontinental (ICBM) con capacidad de portar armamento nuclear de hidrogeno hasta territorio norteamericano.

Aquella acción se había convertido prácticamente en un hito en la historia universal de estos últimos tiempos. Había cambiado de forma definitiva la correlación de fuerzas que hasta entonces existía en el mundo.

Entonces la respuesta de la gran RPDC había sido contundente y firme. Toda la provocación, incluidos los insultos del presidente estadounidense, Donald Trump, habían sido respondidos palmo a palmo. Advirtiéndole claramente que no toleraría ni un pulgada de su sagrado territorio bajo la bota del decadente ejército estadounidense.

Entonces en el nuevo periodo especial al que últimamente asumió el mundo es muy importante la ascensión de la RPDC a una gran potencia nuclear.

Pero para que esto ocurra hubo una serie de hitos históricos:

Primero, lo que significó 2006 cuando la RPDC probó con éxito la bomba atómica de hidrogeno, el máximo artefacto explosivo producido por la tecnología moderna.

Segundo, el 3 de septiembre del 2017 cuando la RPDC probó con éxito el misil balístico intercontinental (ICBM) con capacidad de transportar ojivas de hidrogeno hasta territorio estadounidense.

Y tercero, lo que ocurrió el 14 de octubre de 2017 cuando se vino abajo el letal imperialismo estadounidense. Prácticamente su rendición. Me refiero a la percepción que tuvo Estados Unidos de la advertencia que le había enviado la RPDC por medio de la presidenta de la Cámara Alta rusa, Valentina Matvienko (en el marco de la 137a Asamblea de la Unión Interparlamentaria celebrada en octubre de 2017 en la ciudad rusa de San Petersburgo"), a fin de que parara su retórica belicista si no quería ser aplastado por el armamento nuclear.

En efecto ese día Washington cambió su tono de amenaza contra este país (RPDC) después de haberse enterado por intermedio de Moscú de que Pyongyang estaba listo para un ataque nuclear sobre su territorio. "Según reporta este sábado la agencia rusa de noticias Sputnik, una delegación norcoreana envió una carta al presidente ruso, Vladimir Putin, por medio de la presidenta de la Cámara Alta rusa, Valentina Matvienko. El informe explica que la misiva fue entregada por la delegación de Corea del Norte en el marco de la 137a Asamblea de la Unión Interparlamentaria (UIP) celebrada en octubre en la ciudad rusa de San Petersburgo". Como se sabe la 137ª Asamblea de la Unión Interplanetaria y Reuniones Conexas, se efectuó entre el 14 - 18 de octubre de 2017 en San Petersburgo (Rusia). (1).

Por supuesto después de estos hechos el Pentágono ha seguido con su retórica de insultos y amenazas. En realidad puede decir lo que quiera. Y de hecho va seguir así. No hay duda de eso.

Con la ascensión de la RPDC a una potencia nuclear, cuyo status no necesita del visto bueno ni de Rusia ni de China menos de Estados Unidos, se asume a una nueva situación mundial.

Lo cierto en todo esto, es que de acuerdo a esta situación si Estados Unidos, el mayor enemigo de los pueblos del mundo y por añadidura de la RPDC, pretende tensar con sus provocaciones la existencia de este país, lo único que hará será conducir de forma automática e inevitable a que su armamento estratégico (bomba nuclear) termine siendo obsoleta e inservible para garantizar su propia existencia y del conjunto del sistema imperialista, porque la respuesta de este país (RPDC) será automática.

Adema tener en cuenta, como mencioné en otras notas, que la RPDC es la cuarta potencia militar del mundo.

Entonces de acuerdo a esta situación deviene que los principales países protagónicos en la nueva realidad mundial son (ojo, esta relación esta observada sin tomar en cuenta sus características clasistas): China, Estados Unidos, Rusia y la RPDC. Hay que tomar nota de esto.

5.- Y en estas condiciones las superpotencias capitalistas quieren seguir siendo superpotencias:

Los estadounidenses después de su derrota militar en la península coreana por la gran RPDC han estado desesperados por la nueva situación mundial, incluso han mandado a decir a través de sus propagandistas que han confeccionado tres nuevas estrategias militares que son de seguridad, defensa y estrategia nuclear. Todo esto a fin de que la opinión pública internacional se trague aquello de que utilizaría el armamento nuclear contra Rusia y China en caso de agresión.

El asunto mínimo es: ¿Quién agrede a quién? ¿Se atreverá Estados Unidos? ¿Esta en capacidad de hacerlo? Esto en realidad es una tremenda farsa, pues, después de su derrota militar en la península coreana ni siquiera tiene ganas de hablar seriamente del armamento nuclear sino solo de diatribas y farsas y, nada más.

En efecto ahora está totalmente afanado en un nuevo rearme pretendiendo modernizar sus ya numerosas viejas armas convencionales que por supuesto va conducir a graves riesgos los intereses de Rusia y China, si estos no la enfrentan con firmeza y dignidad como lo hizo la gran RPDC el 14 de octubre de 2017 cuando le hicieron saber por medio de la presidenta de la Cámara Alta rusa, Valentina Matvienko, en el marco de la 137a Asamblea de la Unión Interparlamentaria celebrada en octubre de 2017 en la ciudad rusa de San Petersburgo, que estaban listos para enviarle armamento nuclear hasta territorio estadounidense.

Entonces hay que estar muy claros que en el nuevo reparto de mercados y zonas de influencia intervienen fundamentalmente China, Estados Unidos y Rusia por ser las mayores potencias económicas del momento, el último por ser la mayor potencia militar del mundo.

Pero, repito lo que ya más arriba afirmé, el pentágono sabiendo que Rusia y China van a dejarse arrastrar por la espontaneidad de los acontecimientos, continuará envalentonándose e irá a las regiones donde estos dos países muestren precariedad de poder a fin de desestabilizarlos y ocuparlos. Entonces en la actualidad Rusia y China enfrentan situaciones muy difíciles. Así por ejemplo Rusia pide constantemente a Estados Unidos apertura de diálogos cuando este país realmente es muy agresivo que incluso ya está encima de sus fronteras. Este país debe romper toda atadura de anteriores compromisos que los estadounidenses aprovechan agresivamente.

De China ni que hablar. Prácticamente hay una colusión descarada con Estados Unidos. Esto es lamentable.

Sin embargo aquel temor por el futuro, temor por un enfrentamiento frontal, lo es también de Estados Unidos. En última instancia es el que está más preocupado en esto, máxime si es la potencia en decadencia. La que ahora, mal que bien, debe consensuar con Rusia y China la política mundial que de hecho conduce a nuevas perspectivas la geopolítica mundial.

En otras palabras, estas superpotencias capitalistas quieren seguir siendo superpotencias. Nadie quiere entrar en un combate frontal. Y nadie quiere correrse riegos. Las bravuconadas de Estados Unidos son solo eso bravuconadas y nada más. Aquello debería ser entendido por Rusia y China para salir de sus entrampamientos.

En este contexto, en un artículo anterior me preguntaba sobre la actitud que asumirían Rusia y China ante la última ofensiva militar desatada por Estados Unidos desde inicios del presente año (2018), después de su derrota militar en la península coreana por la RPDC. Entonces me era inquietante saber si estos países adoptarían una posición firme y digna como lo había asumido en su momento la gran RPDC. Es que aún había en mí, una cierta dosis de ingenuidad política.

En realidad hay muchas cosas que no están escritos en las prensas internacionales o en su defecto las declaraciones están formuladas en un orden inverso (son los llamados secretos de estado guardados celosamente por los grupos de poder que oprimen a los pueblos). Hay que analizarlas debidamente. Para eso está el análisis.

NOTAS:

1.- "Fuente rusa: Pyongyang está listo para ataque nuclear contra EEUU". Nota publicada el 12 de noviembre del 2017, en: HispanTV.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 644 veces.



Enrique Muñoz Gamarra

Sociólogo peruano, especialista en geopolítica y análisis internacional. Autor del libro: "Coyuntura Histórica. Estructura Multipolar y Ascenso del Fascismo en Estados Unidos". Su Página web es: www.enriquemunozgamarra.org

 henry764@hotmail.com

Visite el perfil de Enrique Muñoz Gamarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Enrique Muñoz Gamarra

Enrique Muñoz Gamarra

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a259734.htmlCd0NV CAC = Y co = US