Los casos de la invasión turca al cantón kurdo de Efrín (Siria) y la revolución de Rojava y la traición a la Comuna El Maizal (Venezuela)

La ley del tercero excluido: De la postura revolucionaria al revisionismo reaccionaria geopolítico

La ley del tercero excluido: De la postura revolucionaria al revisionismo reaccionaria geopolítico; los casos de la invasión turca al cantón kurdo de Efrín (Siria) y la revolución de Rojava y la traición a la Comuna El Maizal (Venezuela)

Estas son reflexiones confesadamente “exquisitas” pero no por izquierdismo de “gourmet” como pensaría mi amigo Eduardo Rothe, sino que el hablar en estas circunstancias, en tan macabra situación como la que oligarcas y gobierno nos han obligado a padecer, es casi una cachetada a la existencia colectiva real. Pero bueno, así como nos podemos sentir rodeados por una rabia que implosiona hacia adentro a través de la autodestrucción de las bases de vida nacionales y la hiperinflación generalizada “por ahora” -hasta que no reviente todo-, hecho transitorio que hace de toda abstracción un lujo, todavía queda un resquicio difícil y forzado del derecho a pensar. Por más “gourmet” y “exquisito” que resulte, se trata del pequeño derecho a denunciar cuan reaccionaria, falsa y vendida a intereses nunca develados, es esta izquierda revisionista, hija del viejo y suicidado “socialismo real” de la URSS, amparada hoy en día por las conexiones social-demócratas europeas, el servicio que le da la burocracia cubana y su gran síntesis americana que constituye el Foro de Sao Paulo. Disculpas entonces, pero como acto de resistencia esencial el derecho a pensar no lo voy a desechar por una desesperación inducida por el saqueo de los poderosos.

La estrategia del caos constructivo de Bersinski y la raíz de la ley del “tercero excluido”

Desde los años noventa lumbreras de la estrategia imperial de los partidos demócratas y republicanos norteamericanos establecieron las bases de lo que hoy gran parte del mundo sufre. Es la alquimia producida sobre naciones y grandes regiones del mundo en función de que vivan permanentemente en un, como dirá Bersinski, uno de sus mejores exponentes, “caos constructivo” sin fin (estructuras disipativas intencionales –los medios del poder se desconcentran mientras su estructuras de decisión global y la riqueza del mundo se concentra cada vez más en pocas manos- que se soportan a la hora de intentar comprenderlas en una clave maniquea que rige la globalización de la desigualdad, desde las cuales se intenta contraer un pensamiento primitivizado en medio de estas guerras interminables; ver Antony Guiddens).  Un orden permanentemente caótico y al borde de situaciones de choque y guerra tanto entre naciones como internamente. Como dirá Antonio Negri es la guerra civil permanente y sin fronteras atacándonos por todos los frentes, incluidos los frentes biopolíticos donde es la vida, la salud, el alimento, el ambiente de la biosfera y la noosfera humana (ver división de la estructura biológica del mundo: Versinski, URSS) lo que está en juego. Guerras sociales y regionales interminables para lo cual se juntan todo tipo de agentes paraestatales y paramilitares, mercenarios y agentes delincuenciales casi todos ligados al tráfico de drogas y seres humanos, soportes fundamentales del valor del dólar a estas alturas, de la misma forma que el imperio romano se soportó a final de sus tiempos en las hordas bárbaras romanizadas –ver Enzo Del Búfalo-. Son los tiempos de la robotización y el máximo beneficio, del capital moviéndose en estructuras dislocantes que virtualizan la realidad y con ello los flujos comerciales y financieros hasta llegar a las fórmulas de mayor disipación de los flujos de intercambio mientras opera en sus resultantes un mecanismo totalitario y global de condensación de la información y el capital cognitivo humano al servicio de los dueños mundiales de los verdaderos medios de producción. El flujo disipado se mueve sin falta a favor de la misma concentración de riqueza o peor,  con tendencias gracias a la informática de moverse sin control alguno o taxación posible, como los son las monedas virtuales y el mundo del Bitcoin, que desconcentran los mecanismos de acumulación rápida de capital, los individualizan aún más, trascendiendo en apariencia los instrumentos bancarios tradicionales, las normas estatales, pero en el fondo sirven al mismo amo que se apropia de ellos gracias a su propia operatividad recluidos en el tiempo 0 de la cibernética (medio para la acumulación en el inmediato 0, a través del agente de labor robotizado sin el riesgo por tanto a enfrentar la rebelión del trabajo, sueño de todos estos especuladores monopólicos del capital mundial); aparataje maquínico totalmente en manos del gran capital corporativo y mafioso sin fronteras; un mundo gasífero sin identidad ni respeto al ser o tierra alguna.

Allí llegamos al contexto de una nueva polarización, pero soportados ya no en naciones con una relativa soberanía estable, sino en un mundo feudalizado, donde las fronteras a los seres humanos son cada vez más rígidas y las relaciones con los restos de la autoridad estatal que sigue rigiendo formalmente el orden mundial, de carácter más y más despótico (empezando por el despotismo que le imponen a los inmigrantes hacia el norte que constituyen la gran fuga rebelde del mundo contemporáneo); reproducción de los viejos reyezuelos territoriales que sucedieron a los grandes imperios como lo fueron el romano o el persa. Los cuerpos individuales y colectivos quedan obligados a contraerse y vivir situaciones como las nuestras en Nuestra América o la tragedia de Siria, cada vez menos dueños de su misma tierra, hasta de sus cuerpos y su hambre, con la cabeza en fuga o huída de su espacio vital, mientras se despliega a su gusto y lujuria un capital virtualizado, desterritorializado que va absorbiendo y cooptando las burocracias estatales incluidas, sobretodo en el mundo occidental, a los Estados más importantes de la comunidad europea y los EEUU, desde hace mucho tiempo gobernado por los agentes corporativos que se dividen sólo en sus estrategias imperiales y políticas de discriminación poblacional interna, representadas en las controversias entre demócratas y republicanos.

Esta gran transformación del modo imperial de acumulación en los últimos treinta años luego de la caída de llamado mundo socialista, efectivamente ha movido el pensamiento dominante, arrastrando a gran parte de la izquierda, muchas de sus cabezas perfectamente conscientes de qué se trata, a construir la ficción de nuevas polarizaciones que van acoplando toda una discursiva mundial, toda ella encadenada a las corporaciones mediáticas y los conductos intelectuales donde a decir de Gramsci se construye el orden hegemónico sobre la sociedad civil. Derechas e izquierdas se acoplan a un nuevo molde polarizante: la derecha supuestamente defendiendo el liberalismo occidental y su agente principal de liderazgo los EEUU, mientras las izquierdas asocian sus esperanzas al contrapeso que representa el mundo euroasiático liderizado por Rusia y China; expectativas perfectamente vendibles a un pensamiento que no se asienta en ninguna complejidad ni ninguna totalidad concreta y cambiante sino necesita de polos compactos donde se juega el teatro mediático, el espectáculo en definitiva de la confrontación mundial. La izquierda estaría entonces sumada a toda la geopolítica e interés del polo asiático dirigido de la alianza chino-rusa, retrotrayéndose a viejas nostalgias cuando ven al partido comunista Chino sólido aún en el poder  y a un Putin elevando de nuevo la memoria soviética. Un mundo representado de esta manera y manejado en ambos polos, en ambas tendencias de derecha e izquierda, por liderazgos que luego se funden y articulan sus estrategias en los cubículos secretos donde particularmente el sionismo y los grandes gánsteres mundiales como el magnate de Soros y los Rockefeller, en función de garantizar la paz necesaria entre ellos y cumplir su máxima de saqueo y explotación de la tierra y el trabajo humano.

Eso es perfectamente legible en situaciones como la nuestra o la guerra en Siria de cómo desde discursivas de izquierda y derecha, geopolíticas confrontadas en su preferencia hacia el polo occidental u oriental del mundo, ninguna de ellas –tratando de darse el uno al otro culpas de índole parroquial- han denunciado y dejado en claro cómo esta entropía natural de riquezas naturales que es Venezuela, a través del saqueo de su renta, del desfalco completo no solo de sus finanzas sino de todo su piso industrial y servicios públicos, se convierta en un laboratorio social, económico, político, por donde millardos de dólares han terminado concentrados en los emporios financieros mundiales, salvando sus mismas deudas, dándole piso material a sus burbujas financieras siempre al borde de reventar (estamos hablando de algo que pronto podría bordear el billón de dólares saqueados),  dejándonos en una situación donde el valor de nuestro esfuerzo obrero diario no vale sino a precios asiáticos y en su peor versión, mientras la mercancía de uso vale cada vez más cerca de los precios globales (allí está en todo caso la verdadera polaridad). Para ello han contribuido y enriquecido divinamente las élites que luego se sacan las uñas y aparentes odios entre ellos desde discursos de pelea de bodega en tanto hijos de la liberal y eclesial derecha o el socialismo de geriátrico izquierdista. Lo mismo que hicieron con Irak y Libia sin la necesidad de agregar la guerra exterminante de invasión sino una guerrita blanda corrosiva y destructiva dentro de la sociedad a través de agentes estatales y paraestatales, bandas y mafias que encuentran su fuerza de trabajo y  de choque entre el hambre y la marginación de nuestros muchachxs pobres (esa es la estrategia de “caos constructivo” para nuestro continente) que luego mueren como perros callejeros metidos en las balaceras internas entre bandas mafiosas o los operativos exterminantes del Estado. En definitiva nos venció el atavismo a los esquemas bipolares y positivistas de pensamiento, reproducidos desde las oficinas de gobierno y el control comunicacional que han comprado en su corrupción, por una geopolítica revisionista que sustituye por completo la audacia y necesaria movilidad, dialecticidad y complejidad de un verdadero pensamiento revolucionario y clasista, comprometido con el pueblo en lucha y sólo eso, no con los teatros de guerra de la geopolítica impuesta, donde siempre se mira el mundo desde los lentes de las castas dominantes en cada terreno y su juego confrontativo.

El ataque turco comandado por el genocida de Erdogan contra Efrin y la revolución kurda de Rojava

 El ataque turco comenzó estos días con bombardeos e invasiones de tanques y el monstruoso aparataje bélico de Turquía al Cantón occidental de Efrin en el norte de Siria cerca del mediterráneo fronterizo con Turquía. Pronto se extenderá a la costa oriental del río Éufrates por la ciudad de Mambij y atacarán el Cantón de Kobane donde se venció en una batalla épica de las milicias kurdas a los mercenarios del ISIS junto al apoyo que le daba Turquía a esos bárbaros, hasta llegar a las zonas cercanas a Irak del Cantón de Cirsze, y las zonas de Shengal en el propio Irak, tomadas por las milicias populares desde este pueblo hijo de de Zoroastro. Se trata de la tercera parte del territorio Sirio o el noroccidente del Kurdistán donde en la medida en que los pueblos revolucionarios  liderizados por las milicias kurdas del YPJ y YPG, hasta la formación del ejército plurinacional (árabes, kurdos, turcomanos, asirios, etc.) del FSD (Fuerzas Democráticas de Siria), han ganado la pelea bélica a todas las barbaries terroristas, contenido el ejército Sirio y acelerado la transformación del Medio Oriente, así mismo han comenzado una gran revolución social, cultural, política, de autogobierno de los pueblos, liberación de la mujer, propiedad colectiva y cooperativa, guiados por el pensamiento y propuestas del PKK (Partido de los Trabajadores de Kurdistan, el pensamiento de Abdula Ocalam, -líder histórico del pueblo kurdo, preso o secuestrado desde hace 19 años en la cárcel turca de la isla de Irilami- y su propuesta síntesis y libertaria del confederalismo democrático). Bajo la escusa de un supuesto nacionalismo kurdo que quebraría el estado-nación Sirio, a través de la Federación del norte de Siria ya constituida, preludio a un Estado Kurdo que le haría el juego perfecto a la estrategia yanqui de quebrar los estados del medio oriente –algo totalmente falso ya que se trata de una milicia libertaria antiestatista, socialista, antimperialista que nada tiene que ver con el chovinismo kurdo de la familia feudal de los Barzani instalada en Arbil Irak, aliada al sionismo, EEUU y Turquía- y su expansión por Turquía, Irak, Irán, y en general todo la gran región central del Medio Oriente (espacio de la vieja Mesopotamia) que es el Kurdistán, todos los Estados-naciones (Turquía, Irán, Israel, Irak, Arabia Saudita y hasta el mismo gobierno de Al Assad en Siria que bajo el sombrero soberanista de rechazo a la invasión turca y supuesta declaración de guerra a la final en estos momentos ayuda a los grupos terroristas restantes en Siria para sustituir como payasos de Turquía en el control territorial todas las zonas que van siendo invadidas por el ejército turco, es decir, una alianza tácita entre la bestia fascista e islamista de Erdogan y el reyezuelo republicano de Siria por acabar con la revolución de Rojava en Siria y  la histórica resistencia social armada kurda en Turquía) del medio oriente se han puesto finalmente de acuerdo para atacar en conjunto a su enemigo común que no son en sí mismos los kurdos –esto no es una guerra religiosa ni étnica- sino la extraordinaria revolución libertaria que han liderizado las milicias, movimientos y guerrilla kurdas en el medio oriente, negadora de todos los fundamentalismos, monarquías, teocracias, nepotismos, autocracias, sionismos  e imperialismos y patriarcados que controlan entre sus mismas contradicciones y confrontaciones el medio oriente: en otras palabras es una monumental guerra de clase. Perfecto ejemplo todo esto del “Tercero Excluido” en este caso por toda expresión de clases, castas e intereses globales dominantes en esta zona clave del mundo.

Esta ley del “tercero excluido” la vemos extenderse hacia las posiciones de las potencias hegemónicas globales en el medio oriente, y donde las izquierdas revisionistas y sus padres intelectuales la social-democracia europea y el foro de Sao Paulo que hacen gala de su hegemonismo a través de toda clase de canales televisivos, gobiernos y redes sociales, caen atrapadas o incluidas en sus intereses finales absolutamente orgánicos a la acumulación global de capital, entre sus buros de mando exclusivos y siempre secretos. Rusia efectivamente jugó un gran papel ayudando al gobierno Sirio a acabar con el ISIS, seguido por Irán y las milicias del Hezbolla. Entre tanto se consolida, salvo territorios aún contralados por las fuerzas terroristas restantes, el norte controlado por los kurdos y la revolución de Rojava por medio de la Federación del Norte de Siria mientras el sur y occidente es controlado por el gobierno Sirio. En principio esta debería haber sido el final de la guerra civil en Siria, la salida de las grandes potencias, y el principio del complejo proceso de su reconstrucción política y soberana. Pero es allí donde entra en juego abiertamente Turquía que luego de la derrota de sus mercenarios del ISIS entra a atacar con tropa propia el norte a través de la primera invasión a Jarablus hace alrededor de seis meses, ciudad liberada en un principio por los kurdos fronteriza con Turquía y la costa oriental del Eufrates. Si vamos al hecho Rusia, Irán, y todo el compendio geopolítico que ha ayudado a la derrota del ISIS en la misma línea de las milicias kurdas, han debido apoyar a las milicias kurdas que ya han formado el FSD tomado la ciudad de Raqqa, antiguo califato y capital del ISIS, rechazando agresivamente la invasión turca por el norte Sirio. Tenían toda la fuerza y posición geopolítica para hacerlo, EEUU e Israel de hecho habían quedado fuera de juego completamente derrotados en sus estrategias de partición definitiva de Siria y el uso de los grupos terroristas para ello, permitiendo más bien una negociación entre el gobierno kurdo y las milicias revolucionarias kurdas para actuar en conjunto a acabar de plano con la agresión de gran sultán de Erdogan y el gobierno turco y  comenzar la gran reconstrucción progresiva y democrática de Siria. Pero no es así, los intereses geopolíticos escondidos respecto al control de las reservas petroleras en Siria y el paso de gasoductos entre Rusia, Turquía, Siria hacia Europa se impone, y Rusia más bien apoya por debajo a Turquía, lo cual obliga a extremar sus contradicciones con la OTAN, Europa, EEUU, por sus mismos intereses geopolíticos. De esta forma a la hora de la batalla retira su apoyo a las milicias kurdas y se calla la boca frente la invasión, jugando el mismo papel del gobierno Sirio, meramente declarativo pero sin actuación real ninguna, cuando no el apoyo indirecto a la invasión y colaboración táctica. Ha pasado lo mismo que en Ucrania que mientras se respondía a través del levantamiento de los territorios prorusos a la ofensiva de la OTAN y el golpe pro occidental y fascista en Ucrania, Rusia era un héroe para los pueblos, pero cuando ese levantamiento victorioso militarmente se tornó en un peligro revolucionario, antioligárquico y contrario a los intereses privados rusos en la región, forzaron un acuerdo de tregua y pararon en seco “el tercero revolucionario que peligrosamente levantaba la cara”.

Para nosotros lo más triste frente a este escenario terrible y clave al destino del mundo ya que se trata del destino de la revolución libertaria y la formación del ejército de liberación más importante en el planeta, es la posición que finalmente toma toda esta izquierda revisionista, y en particular en gobierno venezolano y su monopolio informativo cuando nos reducimos a nuestra tierra. Siguiéndole el juego a toda esta controversia geopolítica donde solo salen perdiendo los pueblos en lucha y la población en general, se convierte en un apoyo principal como diría Negri o Enzo del Búfalo, al “Uno imperial” y su ley común del “tercero excluido”. Bajo la escusa de que los kurdos están apoyados por los EEUU militarmente terminan apoyando concretamente al invasor turco y la alcahuetería del gobierno Sirio a la invasión de su mismo territorio. Telesur al frente, así como agencias de noticias iraníes y rusas, nada aclaran, asumen que el movimiento de liberación kurdo es una banda mercenaria y terrorista mas apoyada por los EEUU, y esconden por completo la verdad de lo que está ocurriendo aplastando la guerra de liberación de los pueblos.

La alianza táctica del FSD y los kurdos con los EEUU no es más que una consecuencia de la estupidez cuando no de la traición de los rusos y gobierno Sirio, en conjunto con los demás estados de la región, sean del bando que sean. En medio de esta guerra encarnizada, avisada y ejecutada la agresión turca que tiene en sus manos el segundo ejército más importante de la OTAN, los kurdos, junto a todas las alianzas plurinacionales que han logrado en el norte de Siria, para la toma final de Raqqa la presencia en la liberación del Dier el Sor, región petrolera más importante de Siria, y sobretodo su defensa ante la invasión turca apoyada por Irán y demás Estados, no le ha quedado otra salida que aceptar una alianza táctica con EEUU que los provea del armamento necesario para su defensa. EEUU una vez derrotado en su estrategia caótica y de quebrantamiento del los Estados Nacionales, a través de las bandas mercenarias y el apoyo de Turquía y Arabia Saudita a ellas, ha apelado a una última opción que es el movimiento revolucionaria kurdo y sus controversias con el gobierno nepótico de Al Assad, y por extensión la confrontación de los kurdos –once millones más o menos sólo en Irán, 4 millones en Irak- con la teocracia islámica instalada en ese país. El feudo kurdo de Barzani en Irak de nada les ha servido, un principado  marginal que vive burocráticamente del clientelismo que le da la renta petrolera de la zona kurda de Irak en Kirkuk, han sido incapaces para todo y unos cobardes a la hora de lucha contra el ISIS menos con el gobierno de Irak, más bien colaboraron con los mercenarios y los turcos. El problema de EEUU es mantener la confrontación caótica y utilizar los sujetos de guerra para ello, pero a desgracia de sus estrategias el haber colaborado con el armamento y alguna tropa mas la presencia de una base militar con las milicias libertarias kurdas de nada le ha servido y las consecuencias se ven perfectamente estos días. Los kurdos y la alianza plurinacional que dio nacimiento a las Fuerzas Democráticas de Siria (FSD), aunque han arreglado acuerdos concretos con EEUU de nada se han prestado para el quebrantamiento de Siria, cuando mucho los EEUU han impuesto cierta neutralización del avance revolucionario sobre las costas y pueblos al este del Eufrates unificando el cantón de Kobane con el de Efrin. Esa tensa alianza que enfrenta a Turquía y los EEUU en estos días de invasión, de hecho se deshace en estos momentos ya que EEUU como vemos a la final por supuesto que apostará por el malcriado fascista de Erdogán (no han dado ninguna declaración hasta los momentos de la invasión turca, los rusos apenas hablan de bajar el tono de la confrontación, solo el gobierno de Francia ha llamado a una reunión inmediato del Consejo de Seguridad, y mientras los islamistas en Turquía y todo el medio oriente hablan y rezan por lanzar la “yihad” con la revolución kurda, y estos a través de las YPJ-YPJ lanzan una declaración de contraofensiva revolucionaria; todo está perfectamente claro), y de hecho poniendo en riesgo a sus mismas tropas que acompañan a las milicias kurdas nada hacen y nada harán para confrontar la invasión, más bien colaboran al igual que el gobierno Sirio e Irán, sus aparentes enemigos a muerte, con el bestial ataque de Turquía. Las agencias noticiosas del movimiento libertario kurdo en el mundo entero ya dan cuenta de esta situación denunciando estas posiciones así como la fusión de intereses entre Rusia, EEUU, Israel y Turquía en esta guerra de invasión.

Pero allí es donde está el punto, la izquierda revisionista en su estilo de acoplarse a los esquemas bipolares, pobres, positivistas, reaccionarios y completamente interesada en ser parte aunque sea marginal y de pollito avergonzado de los grandes intereses de acumulación que allí se juegan, con la excusa de esta alianza táctica con los EEUU han desplegado toda una verborrea contra la revolución kurda que imita palabra sobre palabra lo que puedan decir todos los monopolios mediáticos globalizados. Parecen a los acompañantes de las mezquitas en Turquía que hoy obligan por fidelidad islámica a la población a rezar por las tropas turcas invasoras mientras reprimen a sangre y fuego la protesta y levantamiento de los kurdos en Turquía (alrededor de 20 millones).  Gobiernos como el venezolano se callan la boca y felices entre pasillos apuestan por Turquía luego de sus amplios y provechosos encuentros con el fascista de Erdogan, y los acuerdos y felicitaciones a la autocracia impuesta por este, establecidos por Nicolás, llenado de glorias a semejante colonizador y genocida. Son un juguete de geopolíticas que nada tiene que ver con la lucha de los pueblos. Son unos  tristes bufones que arreglan sus lenguajes aparentemente antimperialistas a la lógica del “tercero excluido”, dentro y fuera de sus territorios. Pero sea lo que sea aunque avance la invasión, igual la revolución de Rojava, las bellas y valientes milicianas del YPJ, la guerrilla kurda en Turquía del PKK, son una fuerza y utopía unificada gracias al genio estratégico, intelectual y espiritual del su líder Ocalam, que perdurarán. Y como ya lo dijeron en la batalla por Kobane, en esta guerra se está jugando el stalingrado del siglo XXI, y ya sabemos lo que finalmente pasó en esa batalla clave de la historia humana, ya sabemos también el inmenso sacrificio que costó al pueblo soviético y el favor que hizo a la humanidad en este episodio épico de su historia. Todo nuestro apoyo y corazón a los y las maravilloxs combatientes kurdas.

El ataque conjunto a la Comuna El Maizal en Lara

La a misma lógica, la misma ley del tercero excluido la encontramos cuando dejamos el escenario internacional y nos ubicamos dentro de la microfísica de resistencia de los pueblos, en este caso la comuna El Maizal frontera con Yaracuy en el municipio Simon Plana, Lara. Comuna socialista y democrática, productora principalmente de maíz en tierra colectiva y métodos de democracia directa. Heredera por supuesto de todos los ideales fundantes de la revolución bolivariana, popular, soberana, antiburocrática, chavista por tanto para los que siguen apoyándose en esa figura casi mítica de Hugo Chávez, pero cada vez más autónoma del aparato de Estado de sus instrumentos de cooptación partidarios e institucionales, algo que en Venezuela se ha transformado en una verdadera mafia de corrupción y destrucción incontenible del aparato productivo.

Las contradicciones con el polo burocrático y empresarial, supuestamente enfrentados en la contienda teatral política, se ha hecho en el último año cada vez más evidente. Nace con la comuna El Maizal el “kurdo venezolano”, el tercero revolucionario dentro de la pequeña tierra que controlan los comuneros del Maizal. En la medida en que la historia evoluciona con detenciones de sus dirigentes, saboteo productivo, y denuncias criminalizantes de sus trabajo liberador por parte de la burocracia,  la contradicción se eleva a nivel político hasta llegar al descaro totalitario callado  y apoyado por todo el mundo, incluida todo el sumiso mundo de movimientos y organizaciones populares de base administradas por la maquinaria de Estado. En las últimas elecciones municipales, el líder principal de esta comuna Ángel Prado, militante del PSUV,  se lanza por voluntad colectiva de todo el pueblo militante en la zona, a candidato a alcalde. Siendo constituyentista y militante del PSUV no podía tener mayor legitimidad. Pero hay un detalle inaguantable para la oscuridad reaccionaria del chavismo gobernante: hace parte de este diluido “tercero” que se expresa en todo el país de forma dispersa pero constante en todo el territorio, y que por la fortaleza ganada y la legitimidad política alcanzada por la Comuna El Maizal en Lara, encontramos una de sus expresiones más duras y auténticas. Todo el aparato burocrático y partidista y por supuesto empresarios y la oposición adjunta a ellos, se va contra esta candidatura. La maniobra hecha contra el compañero Ángel Prada es de un cinismo y una perversidad hasta legal que no podía ser más vomitable. Ángel Prada por órdenes del “la chilindrina” (Delcy Rodríguez presidente de la ANC) lo declaran imposibilitado a la elección, y a la hora de los votos como candidato del PPT es aún candidato legal, y gana abiertamente las elecciones con más del 50% de  votos, pero el CNE siguiendo ordénenos de la chilindrina y su asamblea sin alma ni razón ni soberanía de ningún tipo llamada ANC, traslada los votos depositados al PPT a la candidatura oficial e impuesta del PSUV.

Todo el mundo calla, todos los poderes independientemente de sus peleítas intermafiosas, se colisionan en contra de Ángel y dan a ver hasta dónde llega su cinismo a la hora de las confrontaciones esenciales. Ángel representa el verdadero proyecto revolucionario y anticapitalista que aún vive entretejido entre el pueblo en lucha de Venezuela. Ese es el verdadero peligro para todos, y aunque no represente nada de mayor importancia el municipio Simón Plana,  su victoria podría significar un  peligro real y simbólico desde el cual el “tercero excluido”, el “alma kurda” en Venezuela podría tomar vuelo de nuevo en Venezuela. Nadie que no sean los movimientos antiburocráticos del combate popular sobreviviente levantó palabra alguna en pro de Ángel. La podrida oposición se hizo la loca y dio a ver toda su falsedad y fascismo escondido.

La ley de hierro del tercero excluido como seguramente se repite por miles todos los días en la microfísica resistente del mundo, queda de nuevo más que probada; la razón libertaria y justiciera convertida en poder por las armas o la fortaleza trabajadora de los pueblos será siempre el enemigo que todos atacarán sin piedad al igual que fue la alianza franco-alemana contra la comuna de París, toda la Europa que mientras se mataban en occidente se fueron todos contra la revolución soviética o la alianza tácita del franquismo, el nazismo, el stalinismo y la derecha republicana en contra de la revolución libertaria de las milicias anarquistas de la CNT en la revolución española.  

Más claro no canta un gallo, estamos en un mundo de capital concentrado y único con mecanismo virtuales, bélicos y estatales descentrados, que nos ponen sobre la cara una falsa polarización mientras quiebran en conjunto las auténticas luchas de liberación y masacran sus expresiones más poderosas utilizando sultanatos como el de Erdogan o enjambres corruptos, militarizados, archiburocráticos como el que nació entre nosotros. No importa a la final sus posiciones geopolíticas porque es solo una expresión del enfrentamiento interimperial, lo trascendental es esconder la verdadera lucha entre liberad y sumisión que jamás es develada. Sin embargo así como imponen su ley del “tercero excluido”, igual, desde el silencio y la lucha sin descanso la libertad no deja de avanzar y cualificar tanto su inteligencia como métodos y articulaciones de lucha, dentro de una épica histórica en la que estamos ganando… lloren los que lloren. Vivan los comuneros de Lara, que viva el pueblo kurdo… Venceremos!..

Roland Denis

Comité de Solidaridad con el pueblo Kurdo, Venezuela



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1390 veces.



Roland Denis

Luchador popular revolucionario de larga trayectoria en la izquierda venezolana. Graduado en Filosofía en la UCV. Fue viceministro de Planificación y Desarrollo entre 2002 y 2003. En lo 80s militó en el movimiento La Desobediencia y luego en el Proyecto Nuestramerica / Movimiento 13 de Abril. Es autor de los libros Los Fabricantes de la Rebelión (2001) y Las Tres Repúblicas (2012).

 jansamcar@gmail.com

Visite el perfil de Roland Denis para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Roland Denis

Roland Denis

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a258170.htmlCd0NV CAC = Y co = US