Las Líneas Maestras del plutócrata Donald Trump y la isla de Cuba

Líneas estratégicas de la plutocracia capitalista D. Trump, la isla de Cuba y la extraña dictadura de la revolución bolivariana

¿Que nos muestra la política exterior de los Estados Unidos hacia Cuba y Venezuela? Digamos de entrada que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se reunió el pasado 14 de julio del año en curso con la comunidad cubana en la ciudad de Miami, Florida, concretamente, en el teatro Manuel Artime localizado en la emblemática zona de "La Pequeña Habana", en donde de acuerdo con las fuentes informativas, firmó un documento informativo en el que se detallan los cambios que su administración hará respecto al acuerdo que había alcanzado la administración del expresidente Barack Obama con al gobierno cubano.

Entre dichos cambios que se esperan de Tump, es un viraje ultradical, mas derechista, ultraconservador, mas injerencia hacia los problemas soberanos cubanos, mayor intervención en los asuntos internos, es decir ha comenzado "las líneas maestras de la revisión que ha decidido hacer en la política de normalización de relaciones con la isla iniciada por su antecesor Barack Obama". Por ejemplo, "lograr una Cuba Libre y acabar con el régimen castristas". Nada nuevo de sus predecesores, pero demuestra que los Estados Unidos no tiene una política exterior coherente entre una administración y otra, que nada se les puede creer en sus avances y contramarcha, no hay una verdadera personalidad, unos principios que oriente la política exterior.

Veamos esa "normalización". Continua el viejo sueño de la vieja y rancia política exterior norteamericana, acabar con la revolución cubana, con el régimen comunista, nada nuevo debajo del sol, nada que los cubanos no sepan o que América Latina no esté al tanto, la plutocracia de los Estados Unidos siempre ha creido que Cuba al igual que Puerto Rico debieran ser Estados Asociados, una nueva estrella de la bandera de los Estados Unidos, un trofeo de guerra de la independencia, pero nada que ver, ni Cuba es Puerto Rico ni los Estados Unidos son Cuba, ya ha pasado mucho tiempo, la isla aprendió a sobrevivir, con bloqueos y sin bloqueos comerciales y financieros. Parece que la existencia de la revolución cubana para Trumpo no es normal.

Sin embargo sigue lo que es ya normal, emulando la brutalidad de la política exterior de los Estados Unidos, no "hacen la diferencia en la lucha para acabar con la persecución y como una ideología depravada como la que hay en Cuba", siguen asi, promoviendo y socavando la revolución cubana, hablan de persecución, de represión, de ideología depravada, y no se miran el Rabo de paja, un país que en nombre de los derechos humanos justifica la guerra, invade países, asesina, persigue, reprime, esto es el régimen globalizante y neoliberal del sistema capitalista mundial, un régimen cuya ideología es autoritarista, de verdad depravada, lo asocial predomina, la anormal justificación de la explotación del hombre por el hombre, la desigualdad entre los países, la depredación de los recursos del planeta, la aniquilación de las especies y por si fuera poco, el exterminio de la Humanidad en África y el Medio Oriente.

Pero el crimen no es suficiente, la crueldad lo es todo, las ganancias lo son todo, es la guía del gobierno de los Estados Unidos, la normalidad del gobierno de plutócratas, para ello han creado entre las Líneas Maestras, cuatro objetivos que esperan ser alcanzados con los ajustes realizados a las relaciones entre Washington y La Habana. El primero de los objetivos trazados por la administración Trump es el "mejorar el cumplimiento de la legislación de Estados Unidos, en particular las disposiciones que rigen el embargo de Cuba y la prohibición de turismo", esto equivale arreciar el embargo, hacerlo más eficiente, a expensa del padecimiento social cubano, pretender chantajear con el embargo, quebrar la moral del pueblo cubano.

En segundo lugar se proponen "mantener al régimen cubano responsable de la opresión y los abusos de los derechos humanos ignorados bajo la política de Obama", a los tiempo del fracaso del bloqueo, al endurecimiento con Cuba y su pueblo, nada efectivo que hayan podido lograr desde los tiempos de Fidel hasta el presente, los abusos de la política exterior de los Estados Unidos, de sostener la opresión del embargo, la violación a los derechos humanos, que por el contrario han sostenido la firmeza del gobierno y el pueblo cubano, nada entendible para la democracia representativa de los EE.UU., puesto que no concibe otra forma de vida, de democracia, de régimen político, a no ser el régimen perverso del capitalismo, de la de la democracia de desigualdad social, el de los derechos humanos postergados, ignorados por su pueblo,

Un tercer lugar se propone la administración de Trump, "preservar los intereses de seguridad nacional y de política exterior de Estados Unidos y los del pueblo cubano", un país que concibe dentro de su seguridad nacional, la dependencia de la isla, el sometimiento de su gobierno, el neocolonialismo de la isla, toma como área de sus intereses, la política exterior hacia la isla, esto es el intervencionismo, pensar por otro país como si fuera propio, su propiedad, tal es la política normal exterior de los Estados Unidos que pretenden mantener en estado de la infancia de la humanidad a todos los países del mundo.

Y por último: "Establecer las bases para empoderar al pueblo cubano para desarrollar una mayor libertad económica y política". Este es el verdadero fin del gobierno de los Estados, colocar un gobierno títere, ayudar a crear un gobierno a tono con sus intereses privados, no nacionales, empoderar una camarilla títere, que les brinde libertad empresarial, de inversiones foráneas, capacidad de maniobra política, subordinada a sus intereses políticos regionales, sostener la hegemonía imperial, negociar la soberanía e independencia nacional, en especial con la colaboración de una contrarrevolución, empoderarlos con herramientas de extorsión, de opresión, muy similar a las que aplica hoy en Venezuela, mediante la guerra económica.

Exactamente la guerra económica como parte de la estrategia de Trump nos arroja hacia un tiempo perdido y a su vez podernos decir también cuanto tiempo ganado, no creemos que todo lo hecho por el chavismo ha sido trágico, fatal, ha contribuido durante trece años a recuperar la población, a regenerarla de los derechos negados, suprimidos por las políticas neoliberales de los años 80 y 70 del siglo pasado, en vivienda, educación, salud, acceso al agua potable, electricidad, transporte, comunicación, internet, y cuanto servicio se considera vital para la sociedad, sin embargo, cuatros años mas reciente todos los logros sociales se han visto amenazados, algunos se pregunta si no fue más bien una ilusión socialdemócrata, un populismo a la medida tropical, una amenaza a la existencia nacional, un peligro para el hemisferio americano tal cual han visto los gobiernos de derecha de los Estados Unidos y vecinos latinoamericanos.

Estigmatizada de "dictadura" la revolución bolivariana, negándoles el derecho a existir, los gobiernos de derecha del continente se han servido de toda una panoplia de elementos siniestros para derrotarla, no conforme con el derecho a la autodeterminación y el derecho democrático, a la diversidad, al pluralismo político, podemos decir que faltándole al credo liberal, niegan el derecho como la diversidad de regímenes políticos, en este caso el socialismo, inaceptables para muchos gobiernos del área, incluso un organismo tan partidizado por la derecha como la OEA, considera antidemocrático al socialismo bolivariano, las razones obedecen a las políticas públicas, sociales y económicas cónsonas con el socialismo, cuando en la comarca priva el neoliberalismo, el régimen de gobiernos congraciados con la empresa privada, de espalda a la soberanía nacional y la independencia.

La creencia que el nacionalismo y las naciones son obsoletas, "pasada de moda", es en verdad un prejuicio, un medio de los partidarios del globalismo de la ultraderecha para atentar contra el estado nación, desmantelar el territorio, desposeer a los pueblos, entregarles a las corporaciones mundiales la soberanía, renunciar a los derechos nacionales, justificar la intervención en los países, en sus gobiernos, en someter la voluntad nacional, en esclavizar a los pueblos con el espejismo de una sociedad prospera, del progreso, cuando en realidad, esa sociedad, la capitalista, es una sociedad cuyo motor de la desigualdad del progreso social conlleva a la autodestrucción de la sociedad.

Las ilusiones del progreso social son verdaderas tentaciones del capitalismo, peligrosas ilusiones de la democracia capitalista, votos prometidos al pueblo, de felicidad ilusorias, de promesas de Calidad de Vida solo para quienes trabajan, para quienes logran alcanzar el éxito, pese a quienes logran a duras penas un trabajo no todos pueden obtener sus medios de vida, sus viviendas, el derecho al estudio, a libre desenvolvimiento social, al éxito, predomina la ley de desarrollo desigual, en medio de quienes crecen y se desarrollan otros viven en el atraso, el crimen, el delito, la pobreza es un castigo social, reina de la exclusión social.

Precisamente por estas ilusiones del progreso capitalista es que D Trump guarda esperanza en derrocar la revolución bolivariana tal cual hace con Cuba, ya en la asamblea de las NN.UU. calificó a Venezuela de sustentar una "dictadura socialista", no se explica que habiendo elecciones democráticas como hecho público y notorio para el mundo opten por una campaña desacreditadora y desprestigiadora, sin guardar diplomacia alguna en cuestiones de soberanía y respeto a las leyes internacionales de la autodeterminación, contra todo derecho se ensaña contra el gobierno de Maduro mediante medidas sancionadoras por considerarlo un "gobierno autoritario".

Cuando Trump Alega en la ONU, de que "El problema en Venezuela no es que el socialismo haya sido implementado pobremente, sino que el socialismo ha sido implementado fielmente", trata de demostrar los resultados de la guerra económica, la crueldad en que se ha implementado, la inoculación del neoliberalismo, donde sus resultado producto de las políticas económicas han sido, desabastecimiento, dolarización de los precios, hiperinflación, destrucción del valor-dinero nacional, el bolívar, del poder adquisitivo mediante "el dólar today", políticas que han generado angustia, devastación y frustraciones sociales en el pueblo venezolano.

Lo que hacen con las políticas económica Trump es imponiendo la caída de los precios del petróleo, escaseando las divisas, elevando el valor riesgo país, restringiendo la financiación del gobierno venezolano mediante el crédito internacional, asfixiando la revolución bolivariana para luego sustentar mediante los hechos facticos, que lo que hace la revolución bolivariana, "De la Unión Soviética a Cuba, Venezuela (…) dondequiera que se haya adoptado el socialismo o el comunismo, ha producido angustia, devastación y fracaso, quienes predican los principios de estas ideologías desacreditadas solo contribuyen al sufrimiento continuo de las personas que viven bajo estos sistemas crueles (…) América está con todas las personas que viven bajo un régimen brutal ".

Tales son las conclusiones monstruosas de D. Trump., atacan al socialismo devastándolos, induciendo su fracaso, predican democracia y hacen la guerra, predican los derechos humanos y al mismo tiempo los violan, no les importan el sufrimiento continuo de las personas a causa de la guerra, la guerra por motivos económicos, imponiendo sistemas terroristas, autoritarios y dictatoriales, tan es el destino del imperio, de sus sistema imperialista, aplastar las revoluciones a nombre de los liberticidas.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 246 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alexander Kórdan Acosta R.

Alexander Kórdan Acosta R.

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /internacionales/a254074.htmlCd0NV CAC = Y co = US