¿Alguien se lo dijo a Trump?

Vender petróleo en yuanes chinos es la única opción que nos deja las "sanciones" que el gobierno de Trump nos aplica, gracias a la malcriadez y cachorradas de algunos "mezquinos compatriotas"; sin embargo debo decir que tales "sanciones" afectan muchísimo más a los EEUU que a Venezuela.

Marcos Pérez Jiménez en su libro "Frente a la Infamia" escribió: " los yankies, que son torpes pero que no han llegado a la idiotez, saben que es inconveniente para sus intereses contribuir al desarrollo pleno de los países latinoamericanos", bueno, con la elección de Donald Trump y las sanciones que ha impuesto a Rusia, Irán y a Venezuela debo decir, parafraseando a MPJ : los torpes yankies han llegado a la idiotez, por supuesto reservando el calificativo para la elite que conserva secuestrado al gobierno y distanciando del caflificativo al pueblo estadounidense. Para mí, las sanciones que obligan a países petroleros a venderle a otro y en otra moneda, son el catalizador que faltaba para ayudar a desintegrar la ya tambaleante hegemonía del dólar. Tiro por la culata, he allí lo idiota.

Es elemental, o de sentido común, comprender que para que una moneda sea y se mantenga como moneda de reserva mundial debe cumplir con cuatro factores primordiales, que son: 1) necesidad de tener esa moneda, 2) liquidez en el ámbito internacional, 3) disponibilidad del efectivo y 4) seguridad de estabilidad de su valor (OROYFINANZAS.COM; 11 ABRIL 2016).

Hoy el valor del dólar solo es sostenido por la fuerza del uso y costumbre y la influencia sociopolítica y militar del gobierno norteamericano. Así que de los cuatro factores citados, el dólar ya no cumple con el más importante, el cuarto. Y por más que cualquiera pretenda rebatir esta aseveración, los hechos están allí, los EEUU inundaron al mundo de dólares comprando y pagando con dólares producidos de la nada y controlando su inflación interna aislándose, si, si, si aislándose pues restringen importaciones de cualquier cosa alegando leyes sanitarias, exigiendo normas de calidad quisquillosas, aplicando limitaciones a quien produzca con costos de producción ventajosos e imponiendo sanciones económicas a quienes osen llevarles la contraria y, por otro lado, no vendiendo casi nada para evitar que los dólares que ellos crearon y usaron para pagar sean ingresados a su territorio; prueba de ello es que casi todo lo que usted puede tocar en este instante es hecho en China y pagados con dólares que los gringos exportaron a cambio de "comodities".

Mucho se puede comprender si cuestionamos un poco lo que nos acostumbraron a escuchar, por ejemplo: Si los gringos trasladaron sus fábricas a China para aprovechar la mano de obra barata (dejando a la deriva a sus propios trabajadores y liberándose de sindicatos y demás fastidios), pagando con dólares (cosa que si no tenían podían crear) y dejando a los chinos encargarse de buscar toda la materia prima (cosa que si no tenían podían comprar con dólares de ganancias y adelantos), entonces tarde o temprano el pueblo de los estados unidos iba a quedar sin trabajo y los chinos les iban a pasar por encima. Simple lógica de acumulación.

A la larga, los chinos acumularon muchos dólares, billetes y cuentas, tanto que se han convertido en prestamistas de dólares, no para obtener más, sino para deshacerse de ellos, cambiándolos por deudas o activos de otros países. Ser demandante (acreedor hoy, demandante mañana) de los EEUU no significa que le paguen con dinero, ya eso lo tienen, sino que les cambien los dólares acumulados por oro, petróleo, uranio, trigo, Alaska o … Manhattan. Por esta razón, desde 2010 (que se sepa), China ha estado trabajando para que el yuan sea aceptado como moneda de reserva internacional, pues no puede continuar siendo instrumento para hacer crecer ficticiamente a los EEUU, mientras arruina al resto del mundo succionando los recursos naturales. Además del interés, sin querer queriendo, de convertirse en el nuevo amo imperial.

En 2008 la divisa de los EEUU violó por segunda vez su condición de papel oro, o moneda con Derecho Especial de Giro, algo que legalmente fue concebido por el FMI en 1969 como mecanismo para validar las fortalezas de las monedas de reserva internacional. La primera vez fue en 1971 cuando convirtieron al dólar en una moneda fiduciaria, sin respaldo tangible. En aquella oportunidad pudieron sobrevivir como emisor de la principal moneda de reserva mundial aprovechándose de condiciones ventajosas. Recordemos que la URSS estaba entrampada ideológicamente, la China venia de cometer grandes errores tácticos que les produjo una hambruna terrible, la India todavía no se sacudía de los efectos del colonialismo, Japón, todavía sometida por el holocausto nuclear pero ocupada en su proceso de reeducación y crecimiento tecnológico, Sudáfrica dividida por el racismo, Europa dispersa, debatiéndose entre el Pacto de Varsovia y la OTAN y Latinoamérica vivía entre golpes de estado, cordones de miseria y corrupción. Así que el anuncio de Richard Nixon en 1972 no paso de ser una noticia de varias semanas…siendo en realidad la debacle más grande del mundo.

La segunda vez, la del 2008, los EEUU sufrió lo que se llamó la explosión de una burbuja inmobiliaria, crisis calificada de cataclismo por Ángela Merkel, pero que fue acallada con la complicidad de una Unión Europa. Europa Unida pero temerosa de un mundo árabe y un mundo africano que se les viene encima y de una economía frágil para muchos países de la zona euro.

Muchas veces repetimos términos para limitar explicaciones, pero si usted se detiene a pensar en una burbuja de jabón que se hace grandota y explota por un leve pinchazo se dará cuenta que la comparación solo busca hacer entender que la economía de los EEUU era una simple mentira pues sus principales bancos otorgaron prestamos gigantescos sin tener un centavo, cosa que regularmente se hace dentro de ciertos límites pero que esta vez se desbocaron para sostenerse en sus mentiras y negocios turbios, y un buen día de 2008 alguien pidió ver los billetes, las hipotecas y los tenedores de deuda y sorpresa, eran ellos mismos, todo era una farsa. Quien asumió deuda le era imposible pagarla. (gestion.pe/economia/como-se-origino-peor-crisis-financiera-historia-2076165)

La burbuja inmobiliaria estallada obligó al gobierno de los EEUU a bajar la cabeza para acallar el escándalo y a utilizar todo su poder, instalado desde 1945 hasta la fecha, para que el resto del mundo aceptara como solución crear dinero de la nada para salvar los bancos, en lugar de reconocer la deuda adquirida con bienes….así de sencillo. Imagínense ustedes a un país o alguna importante empresa mundial reclamando el Yankie Stadium como forma de pago, o pactando un embargo a una de las bóvedas de la Reserva Federal. Esta vez, los EEUU salieron adelante por su hegemonía militar, sin duda, pero también porque el error no vino desde el gobierno directamente, sino del sector privado de su economía, en consecuencia el gobierno se camufló con el papel de salvador.

Lo cierto es que de los impactos de la crisis del 2008 está la decisión de Obama, en 2011, de no seguir dependiendo del petróleo importado y ordeno la explotación de las reservas de Alaska (EL UNIVERSAL, sábado 14 de mayo de 2011), alegando el descontento de los estadounidenses por el precio de la gasolina, pero que equivale a decir que no podían seguir pagando facturas petroleras que superaban, en miles de veces, lo que pueden recoger vendiendo gasolina y cobrando impuestos.

Obama ya había reconocido el desastre económico en 2009, solo había que analizar el negativo de esta frase: "Ha llegado el momento de actuar con osadía y sensatez, para no sólo recuperar esta economía, sino también erigir unos nuevos cimientos para una prosperidad duradera. No tenéis que temer en la continuidad de las operaciones del sistema financiero, esa no es la fuente del problema". (Primer Discurso del Estado de la Unión de Obama, FEB 26, 2009 by JAMES NAVA). Desde entonces se trazaron como meta explotar su reserva estratégica de petróleo para reducir la emisión de dinero (dólares) puertas afuera, pues corrían el riesgo de que alguien se los rebotara y, colateralmente, con la sobre explotación, en 2014 derrumbaron el precio del petróleo en 80%, pues ahora les sobra el producto.

Todo lo contrario ha pasado con la moneda de China. Lo primero que habría que decir es que China produce de todo y en cantidades espectaculares. Por lo tanto, cualquier cosa que cualquier país necesite comprar los chinos se lo pueden vender, así que solo falta que los chinos digan: "Silo kieles, dame yuan" para que cualquiera salga como loco a cambiar dólares a yuanes, cumpliéndose así el primero de los cuatro factores, la necesidad de adquirir una moneda en particular.

Pero cuantos yuanes ha emitido China, ¿dónde están los billetes con la cara de Mao?. Bueno, de seguro hay miles de toneladas de billetes, lo que pasa es que están en manos de 1000 millones de personas dentro de las fronteras chinas, así que lo único que hay que hacer es incentivar la salida de la moneda del país. Imaginen a 50 millones de chinos paseando mensualmente por el Caribe y gastando en yuanes… Así que el proceso para que el yuan fluya, cual líquido derramado, es solo cuestión de una estrategia…

Las sanciones de USA sobre Venezuela nos obligan a venderle a otro. Vender a Europa es una muy buena opción, pero el mercado europeo está cubierto por los muchos proveedores. Venderle al Caribe y Latinoamérica es poca cantidad, además que no tienen suficientes dólares para pagar facturas milmillonarias mensualmente. Así que China es el gran comprador.

Fíjense un detalle, China puede pagar, como en efecto lo ha hecho con dólares o con trueque, pero la jugada maestra para ellos es comenzar a exigir yuanes como pago, moneda que pueden respaldar con producción de cualquier cosa o con dólares…lo que equivale a decir que si pasa algo que debilite el valor del yuan, pueden cambiar a pagar con dólares, y la responsabilidad de la deuda se traslada a los EEUU, cual cheque endosado. Este escenario es lo que blinda al yuan y lo hace más seguro que el dólar. Ya el yuan está respaldado por el trabajo de china, que es mucho, con los productos chinos, que son muchos, con el oro chino, que tienen bastante y con los dólares que los EEUU les ha pagado y ellos han acumulado.

Ahora imaginen a Venezuela recibiendo miles de millones de yuanes por venta de 2 millones de barriles diarios de petróleo; y luego Venezuela comprándole productos a cualquier otro país y pagando con yuanes; y a su vez estos países pueden acudir a China a comprar cualquier cosa que necesiten en moneda local China...¡ese círculo del dinero, deja por fuera a los EEUU!... ¿alguien se lo dijo a Trump?

Tarde o temprano esto iba a pasar. La historia lo demuestra. La primera divisa que todo mundo apetecía fue la de los portugueses por allá en los años 1400, claro, eran grandes comerciantes y navegantes. Luego la peseta de los españoles, vascos y catalanes, hasta el siglo 18 tenía medio mundo conquistado y colonizado. Luego se impuso la moneda de los holandeses, los franceses y finalmente la de los británicos, pues impusieron el sistema financiero capitalista, soportado por dos fuertes fenómenos sociales, el neocolonialismo y la revolución industrial.

La libra esterlina fue desplazada por el dólar cuando Europa sucumbió en la Primera Guerra Mundial y los EEUU se convirtieron en proveedores de armas y demás insumos bélicos. Así que el dólar, como moneda de reserva e intercambio internacional no tiene toda la vida, apenas acaba de cumplir 100 años de hegemonía, para nada sana, sino con tres visibles hecatombes, 1929, 1971 y 2008.

Difícil es ver la totalidad desde dentro, y nosotros, los venezolanos estamos dentro de un torbellino que de seguro será reseñado en los libros de historia de un futuro no muy lejano como un hito en la historia de la economía mundial, así que se nos hace muy difícil apreciar lo que ocurre si no pensamos con el cerebro en lugar de con el estómago. Amigos, el yuan se apoderará del siglo XXI a partir de 2018, pues las sanciones que gobierno de USA aplica sobre los rusos, los iraníes, y los venezolanos solo sirven de catalizador de un proceso natural que ya estaba en curso.

manuelgragirena1@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1423 veces.



Manuel Salvador Gragirena Flores

Profesor Universitario. Ingeniero Electricista. Especialista en Telecomunicaciones. Diploma de Estudios Avanzados en Educación. Ex Sidorista

 manuelgragirena1@gmail.com

Visite el perfil de Manuel Gragirena para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Manuel Gragirena

Manuel Gragirena

Más artículos de este autor