"El Grito" de fraude

Alo largo y ancho de la tierra mexicana, la misma descrita en canciones rancheras y corridos revolucionarios, millones de electores defraudados han expresado indignación pidiendo un recuento "voto por voto y casilla por casilla".

Ante la protesta multitudinaria el gobierno del presidente Fox se ha hecho olímpicamente el pendejo, como si el reclamo no le incumbiera. Sin embargo, las componendas electorales mexicanas no pudieron evadir el es crutinio de la prensa y así ha trascendido al mundo entero que tanto el Instituto Federal Electoral como el tribunal que revisa sus decisiones son aparatos al servicio del Poder Ejecutivo, que nombra a sus integrantes y los controla a su antojo.

Tras esgrimir una serie de leguleyismos, los ejecutores del fraude accedieron a revisar menos de 10% de las actas, siempre a puertas cerradas, sin testigos de oposición ni observadores internacionales. Al cabo concluyeron que las in consistencias no bastaban para alterar el resultado final, que da el triunfo al candidato del PAN por menos de medio punto porcentual.

La ratificación del burdo fraude ha sido aceptada por la sociedad de cómplices que integran el PRI, el PAN, los magnates nacionales con sus socios foráneos y los medios de comunicación que éstos controlan ante la aquiescencia del gobierno de Estados Unidos.

Lo que no calcularon los factores de poder era la reacción mesurada y seria de Andrés Manuel López Obrador y la coalición que lo respalda. El legítimo triunfador en las elecciones comenzó a actuar con absoluta frialdad, sin ceder un milímetro en sus reclamos, movilizando a las mayorías que lo apoyan en una gesta de resistencia pacífica y desobediencia civil.

La mejor prueba del miedo que le tiene el gobierno la proporcionó Vicente Fox al desistir de dar el tradicional Grito de Dolores desde el balcón presidencial del Zócalo. Por primera vez en la historia de México, "El Grito" lo da un líder opositor en compañía de los votantes inconformes.

Mientras tanto en Venezuela los que aceptan alborozados el fraude del PAN son los mismos que se empeñan en contar manualmente el 100% de los votos criollos.

Si el CNE se comportara como el IFE mexicano clamarían por la intervención de la OEA, la CE, la ONU y los marines gringos.

augusther@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2992 veces.



Augusto Hernández


Visite el perfil de Augusto Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Augusto Hernández

Augusto Hernández

Más artículos de este autor