El Manifiesto de Cartagena se opone al pensamiento (neo) liberal, al imperialismo de EE.UU., a Friedman (II)

"El peor error" contra la unidad nacional que se atreve a levantarse contra el país hoy, es el pensamiento y las ideas neoliberales, conspira contra las tradiciones Republicanas, contra el pensamiento histórico de nuestros próceres, contra los intereses sagrados y principios de la fundación de la Nación. Se trata de adoptar contra el país desde el nacimiento del siglo XX, con la explotación petrolera, un sistema liberal, el capitalismo liberal petrolero, un sistema que nace preñado de contradicciones, entre el desarrollo y el subdesarrollo, entre la dependencia y la independencia, entre el atraso y el progreso, un sistema fatal, tolerante con la rapacidad de la explotación petrolera, permisivo con la legislaciones petroleras a favor de las compañías petroleras que saquearon el petróleo venezolano, un conflicto entre los intereses nacionales e internacionales e hizo del país una neocolonia petrolera subordinada a los intereses foráneos, con pérdidas económicas y sociales para la República, y no solo eso hasta perdidas morales y del patrimonio nacional. Para Venezuela, durante ese lapso de la IV República fue un periodo "fatal, débil e ineficaz", sus gobernantes de entonces hasta los últimos años, 1998 se caracterizaron por una "ceguedad sin ejemplos".

La insensatez de los gobiernos, la traición a la patria, a los intereses del pueblo, "la legitimidad del capitalismo" en sus bases materiales como culturales, entendamos de paso, que el pensamiento neoliberal se basa en "los principios de humanidad mal entendidos": libre mercado, libertad individual, "flexibilización de precios, desregulaciones y privatizaciones, la economía de mercado, la propiedad privada y el gobierno limitado, entre otros. La revolución bolivariana debe comprender que tales ideas socavan el Estado Nación, "minan la centralización política del país y el control político" el Estado, y por el contrario, legitiman y autorizan por la fuerza del Estado, a continuar con la esclavitud, hacer estúpidos a los pueblos que desconocen sus derechos, sus virtudes políticas. El neoliberalismo privatiza los derechos más elementales de la sociedad, la salud, la educación y aquellos que se desprenden de estos tales como el derecho a los servicios públicos como agua, electricidad, etc., vivienda, desarrollo de la personalidad, etc.

Precisamente el problema es que la oposición "venezolana" que critica el modelo de revolución bolivariana, consulta los principios y fundamentos de los "Códigos liberales", los mismos que llevaron a la disolución de la Primera República, ellos no pueden enseñarles como decía Bolívar, "la ciencia practica del gobierno", pretende cimentar en el país "Repúblicas Aéreas", sin vínculos con el pueblo trabajador, renunciando a la soberanía nacional, a los fundamentos de la independencia, al derecho de autodeterminación, a la voluntad nacional, imponiendo la doctrina de la neo globalización, de libre hacer y pasar, del libre individualismo, del libre mercado, subvirtiendo los principios de la República Bolivariana, los fundamentos de la Patria, de la ciudadanía.

Aquellas ideas liberales se basan en un orden social liberal, creyéndose que el individuo libre, "la perfectibilidad del linaje humano", "La mano invisible del mercado", "la propiedad privada como motor de progreso", aseguran la prosperidad y la paz social. Muy lejos de la verdad, por el contrario, tal orden social y de ideas amenaza con la disolución social, se convierte la sociedad en un escenario de todos contra todos, se desata la lucha por la existencia social, hablamos de la disolución del Estado-nación. La idea del liberalísmo que condujo a la caída de la Primera República dice Bolívar se apoyaba en la doctrina de la máxima filantrópica de la libertad del individuo", de la descentralización de la República en estados federados autónomos, "desconociéndose las diferencias entre los pueblos, los tiempos y las costumbres de aquellas repúblicas y las nuestras". De manera que antes de consultar los códigos extranjeros, las ideas foráneas revisemos antes las nuestras, sobre todo el pensamiento bolivariano, sus luces y moral, las que inspiran a los republicanos, el ejemplo y la gloria para defender la patria.

Precisamente la oposición neoliberal raya en "la anti política", pues no concibe esta como función del bienestar de la República, sino del individuo, la nación está para enriquecer a unos pocos individuos, los más aptos diría Charles Darwin*, la clase que se hizo del poder económico, del poder político y del poder social mediante los medios de comunicación, en este caso, la clase capitalista que se hizo del poder del Estado entre 1958-1998, incluso de gobernaciones y alcaldías hoy en día durante la revolución bolivariana, "sus inexactos raciocinios" como dicen Bolívar "fascinan a los simples, pero no convencen a los prudentes", sus ideas ya han sido confirmadas por la experiencia en América Latina, durante las décadas de los 80 y 90 del siglo XX, dejaron como herencia, la llamada "década perdida"*, por el contrario se desató una inmensa desigualdad social en el continente latinoamericano y caribeño sin todavía demostrar cómo se alcanza el desarrollo para todos, como se preserva el ambiente mundial a la par de la industrialización del continente.

El Neoliberalísmo es sinónimo de privatización de las bases materiales de los países latinoamericanos y caribeños, de sus riquezas soberanas, de sus fuentes de vida, de minerales y riquezas naturales, orgánicas e inorgánicas, todavía este sistema no ha dado con la respuesta para estos países de alcanzar industrialización y progreso técnico, independencia tecnológica, los países siguen exportando materia prima, monoexportadores, dependiente de las manufacturas del norte, de los países capitalistas industrializadas, de manera que los neoliberales "latinoamericanos y caribeños" de hoy como Santos en Colombia, Temer en Brasil, Macri en Argentina entre otros hacen mal sus cálculos político, ejercen una política irracional, exponente a sus pueblos arrastrar las cadenas de la dependencia del capital transnacional privado.

Bien lo explica Algimiro Añez, "la oposición no tiene un PROYECTO NACIONALISTA Y DE PATRIA, 2do, que la oposición al gobierno democrático y de inclusión de Nicolás Maduro, está profundamente comprometida con el Gran Poder Universal Piramidal, que rige los destinos del mundo desde hace siglos, que dicho compromiso pasa por entregarle en bandeja de oro nuestra soberanía, aparte de obsequiarle literalmente todas las riquezas de la patria, para resolver los problemas del capitalismo universal, a cambio de limosnas como en pasado. He aquí el engaño, 1ro, esos politiqueros de pacotilla, están comprometidos con acabar con todo lo que huela a socialismo, y de paso con recuperar el sistema discriminatorio y excluyente del NEOLIBERALISMO SALVAJE, que empobreció al 60% de los venezolanos, y 2do, de hecho, están comprometidos con anular todas las políticas sociales que benefician al pueblo chavista y no chavista, hablemos de subsidios a los alimentos, medicinas, vivienda, educación, trabajo, servicios públicos, pensiones, ayudas sociales, etc. , Lo que es lo mismo que decir que el mismo gobierno se prestaría a aumentar todos bienes y servicios, ¿saben porque?, porque para el neoliberalismo salvaje, esas ayudas no son rentables y para ellos, no es una inversión social sino un GASTO, un DESPERDICIO, 3ro, Aunque ellos quisieran cumplir, les lanzo la pregunta obligada, si el compromiso obligatorio es entregar las riquezas nacionales al imperio, ¿de donde van a sacar los inmensos recursos económicos para cumplir con los compromisos sociales de la actualidad ?. O será que ustedes creen que esos extraordinarios recursos que llegan al pueblo caen del cielo como la lluvia? (https://www.aporrea.org/imprime/a252953.html, El Neoliberalísmo acabaría con los asalariados y los pobres").

Esta es la subversión a los principios republicanos, a la soberanía e independencia nacional, a la voluntad popular, pretendiendo engañar al pueblo con los conceptos de competencia, competitividad, eficiencia, eficacia, libre mercado, democracia, libertad, detrás de estos conceptos se esconde la engañosa idea del camino a la prosperidad mediante el libre mercado, acompasado de la mano misteriosa e invisible del mercado, que lejos de lograr el bienestar social, desata la tiranía del dinero, la tiranía del poder económico de la clase capitalista contra los derechos de la clase trabajadora y los pobres. Por eso la revolución bolivariana debe seguir al pie de la letra en el ejercicio de la ciencia del gobierno, del dominio de la clase trabajadora, de la voluntad popular de la clase trabajadora, de la hegemonía del estado clasista, defendiendo los principios bolivarianos, sobre todo aquel que autoriza al Gobierno para hacer por la fuerza, ( y la educación, la nota es mía) libre a los pueblos (sometidos a la esclavitud del capitalismo, la nota es mía) estúpidos que desconocen el valor de sus derechos", en particular esa clase de la burguesía que desconocen a los pueblos a quienes los "han sometido más por el engaño que por la fuerza".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1088 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Economía



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a253000.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO