El mal que acecha desde Washington no tiene precedentes

Trump prisionero del Estado Profundo

Cuando el público americano crédulo e ingenuo y la prensa prostituída de Occidente, que aceptan y participan de los engaños incubados por el Estado Profundo, permitieron que éste saliera con el cuento de que un puñado de saudíes bajo la dirección de Osama bin Laden, sin el apoyo de ningún gobierno o agencia de inteligencia, fueron capaces de burlar a la totalidad de la Alianza Occidental y el Mossad de Israel y someter a la mayor humillación en la historia a "la única superpotencia del mundo", haciendo que el gobierno estadounidense se mantuviera en estado disfuncional durante los ataques del 11 de septiembre de 2001, Washington aprendió que se podría salir con la suya, con cualquier acto ilegal y traidor, con cualquier mentira y que los ciudadanos occidentales se creerían todo lo que les dijeran.

No sólo los ingenuos estadounidenses, sino gran parte del mundo acepta cualquier declaración de Washington como si fuera verdad, a pesar de las evidencias en contrario. Los vasallos de Washington en Alemania, Francia, Reino Unido, Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Países Bajos, Bélgica y Japón aceptan las obvias mentiras de Washington como si fueran verdades indiscutibles. Así es como la CIA compró a los medios de comunicación de estos estados vasallos, una colección de prostitutas que prefieren los subsidios de la CIA a decir la verdad.

Cuando Obama heredó la agenda del Deep State de George W. Bush, éste se propuso como objetivo el cambio de régimen en Siria, repitiendo durante muchos meses que si éste usaba armas químicas en la "guerra civil" a la cuál envió a ISIS para combatir, Assad habría cruzado una "línea roja" y que, en consecuencia, se enfrentaría a una invasión del ejército estadounidense, tal como fué invadido Irak sobre la base de las mentiras de Washington sobre la existencia de "armas de destrucción masiva".

Después de haber inoculado esta idea en las mentes de los ciudadanos occidentales, Obama se las arregló para hacer estallar un arma química en Siria y culpó a Assad. Así, se habría cruzado la línea roja y, tal como se le había advertido a los estúpidos occidentales, Estados Unidos invadiría Siria.

El primer ministro británico, un representante de la escoria propiedad de Washington, se precipitó en apoyo de la invasión estadounidense, prometiendo el apoyo británico. Pero el Parlamento británico votó NO. Los diputados dijeron que el Reino Unido no iba a apoyar otro crimen de guerra estadounidense justificado con obvias mentiras. Sólo en Gran Bretaña la democracia tiene todavía algunos dientes, como vimos con el voto del Brexit. Todo el resto del Occidente vive en vasallaje y esclavitud.

El gobierno ruso también tomó una posición firme, admitiendo que Rusia confió estúpidamente en EEUU en Libia, pero no más. Nosotros, dijeron los rusos, recojeremos todas y cada una de las armas químicas de Siria y las entregaremos a la "civilización" occidental para destruirlas, lo que los rusos hicieron.

¿Qué hizo la "civilización" occidental con las armas? Pues les dieron algunas de ellas a ISIS. Esto dió a Washington una segunda oportunidad para acusar a Assad de usar armas químicas "contra su propio pueblo".

Y así Washington ha lanzado este engaño por segunda vez. Durante un ataque de la fuerza aérea siria a una posición ISIS, un arma química explotó, o al menos esto es lo que se alega. Al instante, Washington dijo que Assad había usado "gas Sarin contra su propia gente". Le mostraron a Trump fotos de bebés muertos y éste ordenó estúpidamente un ataque militar estadounidense contra Siria.

Esta es la primera vez que Washington se involucra en un crimen de guerra sin ambigüedad y sin ninguna cobertura. Trump no tenía una resolución de la ONU, ni siquiera una que pudiera ser usada como en Libia. Éste no contó con la participación de la OTAN, ni de la "coalición de voluntarios" ("coalition of the willing") de George W. Bush, para darle cobertura a su crimen de guerra con el apoyo de otros gobiernos.

Trump no puede esconderse detrás de las faldas de nadie. Él se dejó empujar estúpidamente a cometer un crimen de guerra sin ambigüedad.

Ahora todos sus oponentes -el Estado Profundo, el complejo militar-industrial y de seguridad, la CIA, los demócratas de Hillary Clinton, los Republicanos guerreristas- tienen bajo su control a la Nueva Casa Blanca. Si Trump no hace lo que quieran, lo acusarán por su crimen de guerra.

Mientras tanto, el riesgo de una guerra con la alianza ruso-china-iraní-siria se acentúa. Estados Unidos muestra toda la intención de provocar esta guerra. Washington ha impuesto sanciones a 271 empleados del Centro de Estudios Científicos y de Investigación de Siria, en Washington "por desarrollar y producir armas no convencionales y los medios para lanzarlas", según sus engañosas palabras.

Para levantar sus falsos cargos contra Assad, Washington evitó cualquier investigación del supuesto ataque químico que la propaganda occidental describe, sin ninguna evidencia tangible, como un ataque aéreo sirio contra ISIS. Si Washington está tan seguro de que Siria es responsable, ¿por qué bloquea una investigación? Si tuvieran razón, ésta demostraría el caso de Washington. Pero el gobierno de los EEUU, que está de nuevo mintiendo hasta los codos, sabe que una investigación demostraría lo contrario. Eso es lo que temen y es la razón por la que EEUU la bloqueó.

¿Por qué los pueblos occidentales creen que el gobierno de los EEUU, un mentiroso comprobado, bloquea una investigación y asegura que todo el mundo debe creer en sus alegatos so pena de ser incluido en una lista de agentes rusos?

Aquí está la mentira, la propaganda cruda, que el gobierno de los EEUU no tiene reparos en emitir: https://www.treasury.gov/press-center/press-releases/Pages/sm0056.aspx. Proviene del Departamento de Tesoro de los Estados Unidos, en el que una vez serví con honor, un honor que ya no existe en este gobierno.

¿Son las poblaciones occidentales lo suficientemente inteligentes como para entender que la única razón por la que Washington bloquea una investigación sobre el supuesto uso por parte de Siria de un arma química es que los hechos claramente no apoyan su mentira? No, no lo son.

Theodore Postol, un científico del MIT, concluyó en su investigación sobre el caso, que el arma química no fue lanzada desde el aire sino desde el suelo y que no era gas Sarin, pues éste persiste después de ser liberado y los presuntos trabajadores humanitarios que estraron inmediatamente en la escena no estaban protegidos por guantes ni máscaras. Si el gas fuese Sarin, también estarían muertos.

La explicación rusa es que la fuerza aérea siria impactó una instalación de almacenamiento que contenía armas químicas, convenientemente arreglada por Washington. He visto informes de que Washington, o vasallos de Washington, como Arabia Saudita, han proporcionado a ISIS armas químicas. El presidente Putin de Rusia dice que la razón por la que Washington ha entregado armas químicas a ISIS es que pueden orquestarse más ataques de falsa bandera para atribuírselos a Assad.

Creo que puedo decir con total seguridad que esto es lo que está sucediendo: Washington pretende orquestar un ataque químico tras otro, presentando a Rusia como un inhumano defensor de los presuntos ataques de Assad, con el fin de aislar más a fondo Rusia y provocar oposición al gobierno de Putin, usando las ONG financiadas por Estados Unidos y Alemania, que el gobierno ruso permite estúpidamente operar en su territorio, así como los medios de ese país. El objetivo es usar el peso de la opinión pública mundial para forzar Putin a entregar a Assad.

El secretario de Estado estadounidense Tillerson, otro gigantesco desengaño para aquellos que esperaban relaciones pacíficas entre Estados Unidos y Rusia-China-Irán-Siria, ha dicho que EEUU todavía tiene intención de cambiar el régimen en Siria. Tillerson ha aconsejado a Rusia que se salga del camino de Washington y que "considere cuidadosamente su apoyo a Bashar al-Assad".

Rusia no puede abandonar Assad, porque si Siria cae, Irán será el próximo, y entonces los yihadistas financiados por Washington expandirán su influencia hasta las poblaciones musulmanas de la Federación Rusa y China.

Este es el plan de juego de Washington. Estoy seguro de que Putin es consciente de ello, y creo que los chinos también, a pesar de su desmesurado interés por ganar dinero.

Las preguntas que tenemos ante nosotros no podrían ser más claras: ¿Rusia y China se quebrarán y cederán ante Washington? Si no es así, ¿Washington se convertirá en un buen ciudadano del mundo por primera vez en la historia de EEUU, o emitirá más amenazas, convenciendo así a Rusia y a China de que su alternativa es esperar un ataque nuclear preventivo o lanzar ellos mismos uno?

Esta es la única cuestión sobre la situación mundial que merece nuestra atención. Pasé un cuarto de siglo en Washington. El mal que acecha desde allí en este momento no tiene precedentes. Nunca he visto nada parecido.

¿Puede el mundo sobrevivir al mal que se concentra en Washington, apoyado por los gobiernos del mundo occidental?

enlace al artículo original: http://www.paulcraigroberts.org/2017/04/26/trump-now-captive-deep-state/

traducción libre Fernando J Sánchez Salas

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1503 veces.



Paul Craig Roberts


Visite el perfil de Paul Craig Roberts para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: