¡Venezuela no está sola, carajo!

Se equivoca el señor Donald Trump. Se equivoca el señor Almagro. Y, por supuesto, se equivocan los lacayos criollos que andan bailando sobre un tusero, disque porque ya se va a acabar la pesadilla de Nicolás Maduro y sus marginales alpargatudos. Sépanlo, señores de la derecha y del imperialismo estadounidense: ¡Rondón todavía no ha peleado! Ahora es cuando van a saber quién es el pueblo de Bolívar, de Chávez y de Maduro. Vengan con su Carta Democrática. Vengan con sus amenazas. Vengan con sus lloriqueos, porque tendrán que irse a llorar al valle, después de bañarse en el Guaire. Si es que les da tiempo. Porque saben una cosa, ustedes, la dirigencia de la MUD tienen una maestría en cobardía. Les gusta buscar bronca, pero escondidos detrás de los conejillos de indias. Los carne é cañón, pues.

Pienso que tal vez, si llegarán a cometer una locura, como la que está alimentado la derecha, al calentarle las orejas a Trump, les va a salir el tiro por la culata. ¿Saben por qué? Porque la respuesta será radicalizar lo que hasta el momento se llama revolución. Estoy convencido que después de una intentona por desestabilizar y propiciar una invasión a Venezuela, es que van a saber lo que es una revolución de verdad, verdad. Rondón, está nervioso por entrar en combate. ¡Atrévanse! No sean tan cobardes. No sean tan traidores a la Patria de Simón Bolívar. Si Santander existiera, estoy seguro de que ustedes, los de la MUD, estuvieran de su parte. No tengo la menor duda. Pero bien dijo Chávez: aquí hay patria, aquí hay ganas, pero aquí también hay cojones.

¡Venezuela no está sola! Venezuela tiene amigos en todo el mundo. Porque Venezuela ha sido, es y será, un país de paz, un país abierto a la solidaridad y a la amistad. Ojalá, nos dieran la oportunidad de demostrar que no estamos solos. Rondón, apuesta a que lleven a cabo sus amenazas. Que no se queden en palabrerío hueco, en fotos y en llantos. Que no se queden en el aparato, esperando que el imperio les solucione el problema. Vengan todos los que están en Miami y en otros lugares. Véngase para acá. Para el suelo de Bolívar, de Chávez y Maduro. Únanse a los lacayos que aún están en el país, y hagan lo que tengan que hacer. Pero sean hombres. Aunque sea una vez en sus vidas. Demuestren que tienen bolas. Porque si no el imperio los va a seguir teniendo como unos mantenidos, plenos de cobardía y de incapacidad… ¡Se cansa uno!

Puerto Ordaz, 5 de marzo de 2017.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1453 veces.



Teófilo Santaella

Periodista, egresado de la UCV. Militar en situación de retiro. Ex prisionero de la Isla del Burro, en la década de los 60.

 teofilo_santaella@yahoo.com

Visite el perfil de Teófilo Santaella para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Teófilo Santaella

Teófilo Santaella

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a242278.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO