El ¡Triumph! del capitalismo

Ayer leímos lo que habíamos escrito sobre este tema del triunfo de Trump y no entendimos nada, muy atropellado todo. Ahora quisiéramos resarcir esta falta explicándonos mucho mejor. Este escrito se refiere a la necesidad de educarnos en revolución, de actuar con principios y estudiar para fortalecer nuestros valores y principios. De la importancia del conocimiento para ser libres, verdaderamente libres. Por eso creemos que el triunfo de Trump en Estados Unidos es un síntoma de lo que manda en el espíritu de esta sociedad, capitalista, decadente y a punto de estallar, y en la nuestra –que se dice a cada rato socialista- por efectos de la influjo que ejerce el capitalismo en nuestra conducta diaria, y a causa de las confusiones o carencias espirituales y políticas de nuestros líderes, de sus dudas, miedos y contradicciones.

**

Todavía hay quien cree que existe alguna diferencia esencial entre Trump y Hilary Clinton. Pero si la hay es en apariencia, esta es: que Hilary Clinton es la representación de una hipócrita, bruja, mentirosa, criminal de guerra, peor que Bush, porque disimula ad infinitum su maldad, mientras Trump nos mostró, sin complejos, el "corazón del hombre" del capitalismo (y del fascismo), para parafrasear a Eric From.

Wilhem Rierch en su Psicología de las Masas del Fascismo describe muy bien el fenómeno de triunfo de Trump hablandonos de Hitler.

…"Qué el éxito (del Nacional socialismo) coronara a las masas y no a Hitler. Lo que le ha permitido a su propaganda ganarse a las masas ha sido la estructura autoritaria, antiliberal y angustiada de los hombres (y mujeres). Por este motivo la importancia sociológica de Hitler (Trump) no reside en su personalidad sino en lo que las masas han hecho de él."

El triunfo de Trump es el triunfo de un carácter de las masas, es una reacción de las masas. En unas elecciones que dicen algunos, han sido una de las más concurridas en muchos años, los estadounidenses votaron por lo que son ellos en esencia y sin complejos, por lo que aspiran, por la seguridad que necesitan, por lo que creen que calmará su angustia, como dice, Reich, 80 años atrás, en tiempos del Nacionalsocialismo.

No es por casualidad que Europa y Norteamérica sea el caldo de cultivo más sustancioso del fascismo. No nos extraña que Alicia Machado haya votado por Trump, su conciencia no dista mucho de la de Trump. Y sin querer hacer comparaciones odiosas, el gobierno de Maduro perdió las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre del 2015, a pesar de contar con todos sus pronósticos a favor del triunfo del chavismo, como Hilary, o como los socialdemócratas con los Nazis. Estábamos sobrados, pero el chavismo perdió ¿Por qué?

Responder al por qué perdió el chavismo el 6D 2015, es responder el por qué ganó Trump en Estados Unidos, un país cada vez más lleno de pobreza y violencia social.

"Es la psicología de las masas, es la consciencia de las masas ¡imbécil! no es la economía" para imitar a alguien, no recuerdo a quién.

Lo de Eric From se podría abreviar de esta manera. En resumen, "El corazón del Hombre" nos dice que, gracias a Hitler occidente pudo ver, estudiar, reflexionar sobre este fenómeno humano, para prevenirse de él en el futuro. Por ejemplo, gracias a la emergencia del fascismo Wilhem Reich pudo precaver al mundo de la Psicología de las Masas del Fascismo (un mundo constreñido y reprimido), del advenimiento de otro Hitler y de otro nacional socialismo. Reflexionar sobre el fenómeno del holocausto judío, de la guerra y la muerte continua nos haría precavernos de los que es capaz hacer el hombre moderno del capitalismo con el hombre, con su semejante; de la capacidad de muerte de que es capaz el "corazón del hombre" bajo ciertas condiciones de exigencias morales y materiales.

Y no se peló From. Hasta hoy Estados Unidos, Francia, Inglaterra, Bélgica, etc. han multiplicado la barbarie del Fascismo y del Nazismo, la barbarie imperial capitalista por cien.

En nuestro caso, en casi nada ha variado el carácter gregario de la Alemania Nazi respecto a nuestras masas "confusas" sometidas a la cultura capitalista. O sea, a toda la cultura que ahora consumen nuestros jóvenes, a través de los llamados aparatos ideológicos, de los medios de difusión y distracción, inclusive del sistema de educación formal.

Hay que sopesar las fuerzas y ver cuánto debemos sacrificar de nosotros mismos para poder vencer al fascismo, a la traición, a la "simplicidad" de nuestro carácter, que nos obliga a ser gente sin espíritu, una masa sin cantera moral, manipulable, una grey, seres gregarios sin muchas razones (ni siquiera sin instintos de conservación). Nuestra masa se mueve casi como una multitud de zombis, zombis del consumo, del capitalismo, criamos máquinas de muerte, insensibles, como los idiotas de "Metrópolis"; un poco de idiotas que no piensan y se dejan conducir porque no piensan.

Lo que urge ahora es educar bien. Es educar con sentido revolucionario, discutir. Discutir el triunfo de Trump en las elecciones de EUA, y compararlas a las elecciones donde venció Hitler sobre los socialdemócratas en 1935 (o36), y con la derrota de Maduro el 6D. Estudiar el futuro del fascismo en el mudo actual en países como los nuestros. Leer a los clásicos y a Eric From y leer a Wilhem Reich y analizarlos, en la Escuela de Cuadros de ViveTV. Darle protagonismo al estudio y a la preparación ideológica y política, filosófica, científica….

Hay que volver a la discusión de los temas radicales, políticos, estratégicos de la revolución. Se trata estimular la consciencia, la herramienta ideológica para hacer del sacrificio una ventaja y no una dificultad.

Hay que olvidarse de los chantajes capitalistas de la derecha, de un diálogo con gente que no quiere dialogar sin derrocar al gobierno, porque el sistema ya es capitalista. Hay que olvidarse de las soluciones capitalistas. No queda mucho tiempo para consolidar una estrategia verdaderamente socialista, que proteja y apueste por la humanidad y la vida natural que la sostiene. Solo el pueblo consciente y educado puede salvar al pueblo, Moral y luces son nuestras primeras necesidades… y al contrario, un pueblo ignorante es víctima de su propia destrucción.

hecto.baiz@ggmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1100 veces.



Héctor Baiz

http://hectorbaiz.blogspot.com/

 hecto.baiz@gmail.com

Visite el perfil de Héctor Baiz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: